"Promoción Fantasma" y "Los Muppets" alegran la cartelera

Son dos de los estrenos de la semana y los dos tienen mucho de nostalgia. Promoción Fantasma recupera el cine para adolescentes de los 80 y Los Muppets recupera a la Rana Gustavo y compañía. Dos divertidos productos que pueden pegar el pelotazo este fin de semana.

La producción española Promoción Fantasma de Javier Ruíz Caldera debería funcionar muy bien sin tener a Mario Casas en el reparto. Es una comedia gamberrota con su pizca de amor y fenómenos paranomales al más puro estilo El Sexto Sentido. La película se mueve en la delicada línea que separa el humor fácil de lo soez. Es una cinta muy equilibrada, en la que son más las buenos momentos que los malos momentos. Solo se cruza la línea en un par de , acertados, momentos con intervención estelar del gran Carlos Areces. La película cuenta con el aliciente revival que le lleva a rescatar viejos éxitos musicales, pero hay una cosa esencial: el reparto. Raúl Arévalo, maravilloso como de costumbre, se mete en la piel de un peculiar profesor que ve a los alumnos fallecidos en el incendio del instituto. Era fácil “pasarse de rosca” con este personaje que se somete al tratamiento de, ojo al dato, Joaquín Reyes y el fantasma de su padre, el inmenso Luis Varela. De nuevo, Arévalo sortea todo tipo de dificultades y nos muestra a un personaje contenido, detrás del cual se nota que hay un trabajo serio sin ninguna duda. Le acompañan los citados Reyes, Areces y Varela además de la divertida Silvia Abril y la cada vez más interesante en sus trabajos Alexandra Jiménez. Mucha suerte para esta cinta que es pura diversión, entretenida sin caer en la vulgaridad y lo tontuno de cintas que, en un principio, podría parecer que tiene algo en común. Esto quiere decir que esta no es Fuga de Cerebros 3, ni falta que hace…

El otro gran estreno de la semana también es un revival y también es comedia, Los Muppets. Leía hoy una crítica que ponía por las nubes a Gustavo y compañía y no puedo estar más de acuerdo. Este regreso triunfal por la puerta grande al cine es reseñable. Los personajes siguen funcionando, los gags también lo hacen, al igual que una interesante historia y unas grandes números musicales. Esta revisión tiene mucha magia, mucha chispa y mucho cameo inteligente. Quizás no hemos sido capaces de crear comedias “infantiles” en la actualidad que diviertan igual a adultos y niños. Si tienen ganas de pasarlo bien en familia, ésta es su película.

Anuncios

Cuatro millones de espectadores se quedan "Con el Culo Al Aire"

Tras el fiasco de CHEERS, había ganas de comprobar si se puede volver a enganchar al público con una comedia. Hubo un tiempo en que las televisiones estaban plagadas de comedias familiares, hoy han tomado el testigo las series de corte pseudo histórico. Quizás, ahora la novedad está en volver a lo de siempre, a la risa, pero a una risa agridulce, con un humor canalla y directo que es lo que ofrece la última serie de Antena 3.

Hoy, ya se han quejado los de la asociación de campings de que no es un relato fiel de la vida en un camping. ¿Hay no se ha dado cuenta de que a todo le pone pegas alguna asociación supuestamente seria? Me imagino a la asociación de mayoristas de pescado quejándose de que Antonio Recio no es un retrato veraz de los profesionales de su gremio. Vamos, de chirigota.

Volvamos a la serie. Ahora parece que un baremo para darse cuenta si una serie gusta está gustando en el mismo momento de emisión se llama Twitter. De Toledo se criticó a uno de sus protagonistas, los desnudos a destajo y algunos diálogos poco logrados, por no decir otra cosa. Del estreno de anoche los más repetidos eran los comentarios positivos con especial mención al trabajo de actores como María León. Por supuesto, hubo críticas de los que no quieren ver en una serie a seres fracasados en plena crisis. Más de cuatro millones de telespectadores, virtuales y de carne y hueso, se engancharon a la serie y se convierte en el mejor estreno de una serie en mucho tiempo. ¿Por qué será? La respuesta es obvia: necesitamos reir.

Se puede hacer comedia bien, mal o rematadamente mal. Del último caso podemos destacar el citado Cheers, del grado intermedio las últimas temporadas de Los Serrano y parece que Con El Culo al Aire puede convertirse en una buena comedia, pero es pronto para hablar. Vamos a hablar de algunos de sus ingredientes:

1. Un reparto en el que no hay ninguna carie maligna. Son tan habituales las “caras bonitas” y los , malos, actores de moda los que pasan por las series que encontrar una serie en la que todos los actores cumplen es de agradecer. Paco Tous, actor curtido en mil y una batallas con su compañía teatral Los Ulen, es un churrero con mucha jeta. Solo por citar un puñado de nombres, los pijos Toni Acosta e Iñaqui Miramón,  el mejor actor jóven de España Raúl Arévalo, Carmen Ruiz, Césareo Estébanez. Los citaría a todos, pero no hay espacio.

2. Lo atípico de situarla en un camping. Tiene mucho de comedia de vecinos, hay quien ve en ella algo de los orígenes de Aquí No Hay quien Viva, pero precisamente situarla en tan atípico emplazamiento le da el grado de distinción que hace de esta comedia algo más especial.

3. Comedia, pero agridulce. Es una comedia, pero tiene su puntito amargo por los fracasados personajes. Tiene algo de retrato de la crisis actual, pero siempre habrá personajes como ellos. Algunos espectadores se sentirán identificados con algunos de los personajes y eso empatiza con el público, sin ninguna duda.

¿Seguirá el público Con El Culo Al Aire la próxima semana? El miércoles saldremos de duda…