“El tiempo entre costuras”, la gran sorpresa que nos esperaba aún en esta musicalera temporada

Sabíamos que la cartelera de Madrid esta temporada iba a ser, como estamos narrando en nuestro Instagram, un verdadero deleite para los amantes del teatro musical. Sabíamos que la gira de Antoine, El médico y Romeo y Julieta iban a ser los “benditos culpables” de que el teatro musical llegase a todos los rincones en esta ilusionante temporada, pero aún no os podíamos contar la última sorpresa del ciclo escénico 2021-2022. Nada menos que el estreno de EL TIEMPO ENTRE COSTURAS EL MUSICAL.

El Teatro Principal de Zaragoza acogerá el 2 de diciembre el estreno mundial del musical “EL TIEMPO ENTRE COSTURAS” basado en la exitosa novela de María Dueñas que vio la luz en 2009. De esta forma el libro se convierte en una superproducción musical de la mano de beon. Entertainment, producido por Dario Regattieri y cuya versión ha sido compuesta por Iván Macías y escrita por Félix Amador. La autora de esta historia María Dueñas ha participado como asesora en todo el proceso de creación.

El musical estará en cartel en la capital aragonesa hasta el 12 de diciembre, realizando después una gira por las principales ciudades españolas antes de hacer temporada en Madrid. “EL TIEMPO ENTRE COSTURAS, EL MUSICAL” está dirigido por Federico Barrios, y cuenta con un elenco de 18 actores que han sido elegidos tras un minucioso proceso de audiciones y una orquesta en directo de siete músicos.

El papel de la protagonista, Sira Quiroga, será interpretado por la actriz Laura Enrech que entre sus últimos trabajos se encuentran la gira española de ‘Dirty Dancing’, ‘La Verbena de la Paloma’, ‘Anastasia’ y la obra de ‘Antoine’ la increíble historia del creador de ‘El Principito’.

Dario Regattieri: “Nuestro mérito reside en aprovechar el gran talento que existe en nuestro país y convertirlo en espectáculos de gran formato a través de la música. Debemos beneficiarnos de los productos de gran calidad con los que ya contamos y convertirnos en exportadores de historias que emocionen”.

Maria Dueñas: “La adaptación de obras literarias a producciones musicales ha tenido resultados magníficos: ‘El hombre de La Mancha’, ‘Los Miserables’, ‘Oliver’, … Es un enorme honor que mi novela se sume a esta aventura”.

Toda la información sobre la venta de entradas en la web del musical en: www.eltiempoentrecosturaselmusical.es

La Historia

La joven modista Sira Quiroga abandona Madrid en los meses previos al inicio de la guerra civil arrastrada por el amor desbocado hacia un hombre que apenas conoce. Juntos se instalan en Tánger, una ciudad mundana, exótica y vibrante donde todo lo impensable puede hacerse realidad. Incluso, la traición y el abandono.

Sola y acuciada por deudas ajenas, Sira se Traslada a Tetuán, la capital del Protectorado español en Marruecos. Con argucias inconfesables y ayudada por amistades de reputación dudosa, forja una nueva identidad y logra poner en marcha un selecto atelier en el que atiende a clientas de orígenes remotos y presentes insospechados.

A partir de entonces, con la contienda española recién terminada y la europea a punto de comenzar, el destino de la protagonista queda ligado a un puñado de personajes históricos entre los que destacan Juan Luis Beigbeder —el enigmático y escasamente conocido ministro de Asuntos Exteriores del primer franquismo—, su amante, la excéntrica Rosalinda Fox, y el agregado naval Alan Hillgarth, jefe de la inteligencia británica en España durante la segunda guerra mundial. Entre todos ellos la empujarán hacia un arriesgado compromiso en el que las telas, las puntadas y los patrones de su oficio se convertirán en la fachada visible de algo mucho más turbio y peligroso.

El tiempo entre costuras avanza con ritmo imparable por los mapas, la memoria y la nostalgia, transportándonos hasta los legendarios enclaves coloniales del norte de África, al Madrid proalemán de la inmediata posguerra y a una Lisboa cosmopolita repleta de espías, oportunistas y refugiados sin rumbo. Una aventura apasionante en la que los talleres de alta costura, el glamour de los grandes hoteles, las conspiraciones políticas y las oscuras misiones de los servicios secretos se funden con la lealtad hacia aquellos a quienes queremos y con el poder irrefrenable del amor.

Yolanda Pérez Abejón: “Stage vuelve con la misma energía que antes de la Pandemia”

En marzo de 2020 la Gran Vía se fundió en negro como nuestras propias vidas con la llegada de un virus del que entonces sabíamos bien poco. Las marquesinas de la arteria de los musicales por excelencia dejaron de brillar y con ellas el rey de la escena se ha mantenido dormitando en su larguísimo letargo. Afortunadamente, el sol volverá a brillar este jueves cuando El Rey León vuelva al Lope de Vega. Lo hará con el 100% de aforo y con todas las medidas sanitarias pertinentes. De todo ello charlamos en la presentación de este musical con la máxima responsable de Stage Entertainment España, Yolanda Pérez Abejón, con la que charlamos por primera vez DESDE MI BUTACA.

¿Cómo han vivido este más de año y medio sin actividad en Stage Entertainment?

Ha sido muy complicado. En nuestro caso cerramos completamente. En otros sectores han podido seguir aún con bajadas de facturación. Han sido 18 meses muy duros. Fue pasar de todo a nada. Mi única obsesión era mantener la viabilidad de la empresa hasta poder volver a empezar como si todo esto hubiese sido un mal sueño.

Esta semana se recupera el 100% del aforo, ¿se está notando en las ventas?

Lo deseábamos con fuerza. Hemos ido de la mano de la Comunidad y del Ayuntamiento en estos meses. No es solo que se pueda llenar el aforo. Es también una constatación de que los teatros son espacios seguros y eso está animando las ventas claro. Poder abrir con el aforo completo es un paso más hacia la nueva normalidad.

Abrir con todas las localidades a la venta, ¿Supondrá la implantación de medidas sanitarias extra?

Vamos a a mantener los protocolos que ya teníamos preparados como el uso obligatorio de la mascarilla. Se mantendrá la entrada y salida escalonada, aunque ahora la normativa no lo exija. Así, evitaremos las aglomeraciones. Por otro lado, no abriremos el bar. Podríamos abrirlos, pero van a estar cerrados. No se podrá consumir nada en la sala.

Esta temporada la competencia en el campo de los musicales va a ser realmente inusitada, ¿Cómo lo valoráis desde Stage Entertainment?

Creo que la competencia es buena, te hace mejorar. Llegamos hace más de 20 años cuando no había casi competencia. Tuvimos que construir el sector. La gente joven ha crecido con los musicales y creo que hay hueco para todos. Crearemos una industria consistente. Habrá un efecto llamada al existir tantas posibilidades. En Broadway hay 23 teatros funcionando a pleno pulmón y se ha convertido en la referencia. España ya es el cuarto país del mundo en musicales.

Tanto es así que con este año escénico tan intenso parece que la posición como la gran capital en castellano de los musicales se va a consolidar…

Eso es. Hay mucha gente en el mundo que habla español. Ya está demostrado que tenemos la misma calidad y en nuestro idioma.

También llega Tina, el musical, ¿Cuáles son las claves de este gran espectáculo?

Más allá de las canciones que todo el mundo conoce, es un musical que cuenta una historia de superación de una mujer negra que triunfó pasados los 40. Es un musical original de Stage de la mano de la propia Tina Turner que como todos los que hacemos pretende transmitir mucha alegría, emoción y muchos sentimientos. Además de todo ello están sus hermosas canciones.

Antes de la Pandemia, comentasteis la intención de haceros con un tercer teatro en Madrid para poder traer nuevos títulos de Disney, ¿Sigue en vuestros planes?

Absolutamente. Sigo en ello y es que esa idea no ha cambiado para nada. Hemos vuelto como cuando nos fuimos. Con las mismas ganas, la misma energía y con ese plan en momento.

La situación sanitaria ha hecho que tuvieseis que adaptar tanto los ensayos como los castings de Tina que se hicieron en streaming, ¿Cómo habéis vivido este cambio de paradigma en el modo de trabajo?

Pues he de decir que mucho mejor de lo que esperábamos. A fin de cuentas estábamos conectando con países que no sabíamos cómo iba a funcionar. En los ensayos, se ha usado la mascarilla todo el tiempo posible al igual que se ha mantenido la distancia bastante. Además, se les hacen tests todos los días. Les tenemos muy controlados. Por lo demás, todo sigue igual.

Tina, el musical y El rey león estarán a la vez en la Gran Vía, ¿Cómo se imagina ese momento en que sus dos producciones por fin hayan levantado ya el telón?

Yo ya estoy emocionada viendo esta presentación. Voy a llorar seguro. Hemos estado soñando durante estos 18 meses con que ese momento llegase.

Aretha y ‘La Yuste’, las reinas de la cartelera DE CINE

Hoy os avanzamos algunos de los estrenos que llegan hoy mismo y el próximo viernes, 24 de septiembre, a las pantallas. Tres propuestas para disfrutar en las salas y una que lamentablemente solo podremos ver en nuestros hogares.

Hoy 17 de septiembre llegan a las salas dos destacados estrenos de cine español con irregulares resultados. Se trata de El club del paro y Sevillanas de Brooklyn.

De la primera poco más de un par de líneas podré comentar. La cinta, correctísima sin mayor pretensión que pasar un rato agradable que consigue de sobra, cuenta con un elenco en el que vuelve a volar alto el genio y figura de Carlos Areces que se lleva la película de calle. El chico De la Iglesia es un periodista en paro que no quiere renunciar a su vocación a pesar de las circunstancias y se encuentra por el camino con un puñado de gañanes con los que comparte cañitas y reflexiones alrededor de la barra del bar. Sin ser el título más desternillante del mundo, El club del paro tiene un acierto cómico importante en los guiños prepandémicos -la cinta transcurre justo a finales del 2019- que al menos a mí me sacaron una sonrisa. Un plan agradable para una tarde de fin de semana con referencias a nuestra idiosincrasia picaresca -ese señor al que llaman “el negro” podría ser uno de esos ñapas que siempre prefieren ‘sin factura’.

Caso bien distinto es el de Sevillanas de Brooklyn, una de las comedias más divertidas y con ese pellizquito emocional que hace que una película pase a ser algo más que “una de risas”. Además de un guion ingenioso que, a pesar de que nos podamos imaginar el final casi desde el principio, no deja de buscarnos las cosquillas de la risa con momentos tan memorables como ese en el que por una serie de circunstancias esta familia tan poco convencional terminan en el piso de un atónito anciano. Yo al menos, alguna lagrimita de la risa me eché. Al final alguna lagrimita de la otra, de la del pellizquito emocional que comentaba antes también me eché la verdad gracias a la verdad de un trío de ases femenino y un actor que consigue también brillar en una película tan eminentemente femenina. Me refiero al inmenso Manolo Solo, por supuesto. Lidera el reparto Carolina Yuste… o mejor dicho… Yo ya la pongo el apelativo de ‘La Yuste’ como las grandes de la escena. Hay algo en la mirada de esta intérprete que traspasa la pantalla, que te llega al alma con cada gesto, con cada mirada emocionada y con una sonrisa que enamora. Aún en cartel con Chavalas, ¡otra JOYA incontestable!, no dejen de rescatar tampoco a su Amy en El Cover -que pueden verla en Prime Video donde se ha convertido en todo un fenómeno. La acompañan Estefanía de los Santos y María Alfonsa Rosso- que no pueden estar más maravillosas, como de costumbre. Tierna, divertida, emotiva, la película de Vicente Villanueva es una feel good movie que te dejará tan buen sabor de boca que querrás recomendarla a todo aquel al que quieras alegrarle la tarde.

Hoy también llega a las pantallas, en este caso de Prime Video, la adaptación cinematográfica del megahit de Broadway Everybody’s talking about Jamie. Justo antes de la Pandemia tuve la oportunidad de ver en el cine la grabación, impecable, del show original, y sinceramente lo disfruté muchísimo. Por eso tenía muchas ganas de ver la adaptación cinematográfica. Como siempre, en su paso al cine se ha tomado alguna que otra opción del todo discutible. Voy directo al grano. Los buenos musicales, los que insertan perfectamente las canciones en el lugar adecuado, resultando “orgánicos”, es como que estás esperando que suene la canción en el momento oportuno. Yo estaba esperando con ganas ver cómo se había llevado a la pantalla uno de los numerazos del musical, The Legend of Loco Chanelle (And the Blood Red Dress). En cambio me encontré ese momento sustituido por un tema que parecía salido de la excelente Rocketman titulado This was me, ¿Pretenderán conseguir con ello una nominación a la mejor canción original? Podría ser… Yo desde luego no la nominaría. Tienen enlace de ambas canciones y sí, las comparaciones son odiosas. Vista con perspectiva no está mal la canción, pero no era necesaria. Más allá de esta anécdota la película funciona estupendamente y conserva las cualidades del musical original. En el reparto tengo claro que no hay nada comparado al trabajo delicado, emocionante y sensible que hace Sarah Lancashire como la madre de Jamie. Su interpretación de He’s my boy es de los momentos más bonitos y mágicos de la película. Una actriz que por cierto ya me había cautivado con su pequeña participación en Yesterday, el mejor homenaje que existe al imaginario de Los Beatles en la Gran Pantalla.

Dejamos lo mejor para el final, a pesar de la duración. El próximo viernes 24 llega Respect a los cines españoles tras una espera entiendo que dilatada por la dichosa Pandemia. Las expectativas estaban en lo más alto. La propia Aretha había recomendado que fuera Jennifer Hudson fuese su álter ego en la Gran Pantalla. El resultado es simplemente impecable, tanto en su interpretación como en este “canónico biopic musical merecedor de Oscar”. La actriz de Dreamgirls llevaba años sin encontrar ese personaje con el que trascender hasta que este proyecto ha llegado a su vida. Llega un momento en que dejas de ver a la actriz y “ves” a Aretha y eso, más allá de caracterizaciones, solo lo puede conseguir un trabajo actoral de primer nivel. Bueno, a nivel vocal, poco puedo decir, desde luego que está a la altura de la original, pero no descubro nada. La secundan un estupendo y demasiado poco envejecido en el paso de los años Forest Whitaker y una delicioso estrella de Broadway como es Audra McDonald, de la que disfrutamos cada pequeñísima aparición en pantalla y más si nos regala un trocito de su magia musical. Los que tuvimos la suerte de verla en concierto hace unos años en el Teatro Real ya deseamos que vuelva al templo de la lírica tras suspender su nuevo concierto por la crisis sanitaria actual. En definitiva, Respect es un biopic musical, en la onda de trabajos tan destacables como En la cuerda floja, Ray o Judy, al que solo se puede achacar -como a la mayoría de este tipo de cintas- un ligero exceso de metraje. Y sí, ha cumplido de sobra las expectativas. Nominación para ‘La Hudson’ asegurada.

“Come From Away” recupera la magia de la escena en AppleTV+

Se presenta una temporada muy intensa también en lo que respecta a musicales para el medio audiovisual, tanto para plataformas de streaming como para los cines. Tras esa Cenicienta de Amazon que se toma tan poco en serio a sí misma que termina siendo delirantemente maravillosa especialmente por la presencia de la diva de los musicales Idina Menzel como madrastra, llega uno de los títulos más queridos al otro lado del charco. Esta vez no nos encontramos con una adaptación cinematográfica, estamos ante tal cual la primera representación tras la pandemia de Come from away que llega mañana viernes a AppleTV+.

Como contaré muy pronto, cuando pase el embargo impuesto a prensa tras ver la adaptación cinematográfica de cierto musical hace ya un tiempo, aplaudo que las plataformas apuesten por buenas grabaciones de los espectáculos, como ha hecho con éxito Disney + con Hamilton, primando por encima de todo la esencia teatral y huyendo de una adaptación cinematográfica que podría quitar un trocito de la magia que supone ver estos espectáculos, concebidos para el teatro, a través de la mirada del séptimo arte.

Afortunadamente, AppleTV+, que lleva una temporada deleitándonos con producciones tan deliciosas como Schmigadoon! o The morning show, primando la calidad por encima de la cantidad de contenidos, nos hace un regalo en plena Pandemia. Nos acerca a nuestras pantallas sin tener que hacer viaje a la meca de los musicales uno de los títulos más sorprendentes de la cartelera ‘musicalera’. Solo hay que ver la premisa del musical para darse cuenta que no es un musical más: Cuenta la historia de 7.000 personas varadas en la pequeña ciudad de Gander, Terranova, después de que todos los vuelos hacia Estados Unidos se quedaran en tierra el 11 de septiembre de 2001. A medida que la gente de Terranova da la bienvenida a los “venidos de lejos” en su comunidad, los pasajeros y los lugareños van procesando lo que ha sucedido mientras encuentran amor, risas y nuevas esperanzas en los improbables y duraderos lazos que van forjando.

Si hay algo que se agradece, incluso traspasando la pantalla o la cuarta pared si nos ponemos “teatrales”, es que sea una representación “viva”. Ver al público emocionado, con su mascarilla correspondiente, ante la historia que les estaban a punto de contar tiene todo el sentido del mundo. Entre el público se encontraban, seguramente a modo de emotivo homenaje, una audiencia que incluía a supervivientes del 11-S y trabajadores de primera línea. Una obra como esta cobra aún más sentido con un público como este, como un aplauso silente de la propia compañía a aquellos que tanto han sufrido tanto en la tragedia del 11-S como en la Pandemia que hizo echar los telones de todo el mundo.

Come from away se revela al final como un inesperado feel good musical que en el fondo utiliza los resortes y mensajes habituales del género, integración de seres muy diferentes en un entorno cerrado, con unas canciones que contra todo pronóstico se convierten en verdaderamente memorables. A ello ayudan ritmos como el de Welcome to the rock, con el que a uno le dan ganas de unirse a los habitantes de Terranova y ponerse a bailar. De nuevo, la grandeza del teatro reside en esta espléndida función en una historia que partiendo de un hecho tan local consigue llegar al corazón de los espectadores de todo el mundo sean del credo que sean como demuestra el tema Prayer en el que se juntan las religiones de los distintos personajes, que jamás compartirían una mesa en otro contexto.

Ojalá AppleTV+ siga haciéndonos regalos como este a los amantes del género en el futuro.

De Sondheim a Queen y las creaciones originales: Los musicales levantan el telón

Something familiar,

Something peculiar,

Something for everyone:

A comedy tonight!

Stephen Sondheim

Pudiese parecer que la mejor manera de levantar el telón de esta atípica temporada musicalera no podía ser de otra forma que con el Comedy Tonight de Golfus de Roma, precisamente el primer musical que verá asomar la patita esta temporada en la que le acompañarán un montón de musicales en Madrid especialmente, pero también en Barcelona y hasta en gira. A este musical de Stephen Sondheim con Carlos Latre y Eva Diago como cabezas de cartel, se sumarán -sacad papel y lápiz- We Will Rock You, El Rey León, Kinky Boots, Tina, Full Monty, A Chorus Line, Grease -cojo aire y sigo- las propuestas del Sanpol como Heidi, el musical, Cruz de Navajas… Si miramos a Barcelona estarán Billy Elliot, Cantando Bajo la Lluvia o Fama y en gira Capullas, el musical, Romeo y Julieta y las propuestas de Trencadís Produccions y La Espiral Mágica entre otras compañías que apuestan por espectáculos originales.

Tras el parón de la Pandemia, Madrid recobra el brillo con un puñado de producciones que coincidirán en cartel a la vez. Como siempre, y aún más con la Pandemia mediante y la incertidumbre de qué pasará con los aforos y el público, habrá grandes éxitos, algunos de tibio recorrido y algún que otro tropezón en el camino ante esta inusitada cantidad de títulos.

Como decía, el primer musical que levantará el telón será el gran triunfador de este año en el Festival de Mérida. En palabras de su director, Daniel Anglés: “Han pasado los años y necesitábamos una versión para el siglo XXI. Tenía muy claro que quería que esta fuera mi primera comedia… cruzaba los dedos para que llegara el momento adecuado, y es este. Ahora tenemos todos los elementos necesarios”. En el reparto estarán además de Carlos Latre y Eva Diago estarán otros nombres como Diego Molero, Meritxell Duró, Ana Sanmartín o Íñigo Etayo. La cita con la música de Sondheim será a partir del 9 de septiembre en La Latina. Este musical no es precisamente un ‘desconocido’ en la cartelera española. Además de la célebre producción con Javier Gurruchaga, José María Pou o Gabino Diego también procedente de Mérida, se hizo otra que pasó más desapercibida hace tan solo 7 años en los Veranos de la Villa.

Golfus de Roma levanta el telón de la temporada de musicales

Unas semanas después, la Gran Vía volverá a rugir como reina de los musicales. El 23 de septiembre volverá a brillar nada menos que El Rey León el musical en el Lope de Vega. La mayor parte del elenco se mantiene con nombres imprescindibles como los de Pitu Manubens (Scar) y Ricardo Nkosi como Mufasa. Muy poco después, Stage Entertainment lanzará su gran estreno de la temporada: Tina, el musical. Será el 1 de octubre en el cercano Teatro Coliseum. También en la meca de los musicales en España, volverá Ghost el musical, al Teatro EDP Gran Vía a finales de septiembre. No dejamos la Gran Vía y subimos al Teatro Rialto para pasar un rato estupendo, estamos seguros que con Full Monty, el musical. Theatre Properties, que también estrenará Romeo y Julieta en gira, incorpora a su equipo habitual a un referente como David Ottone en la dirección escénica. La cita con esta comedia musical será a partir del 22 de octubre.

También en octubre levantará por fin, tras varios intentos frustrados por la Pandemia, nada menos que A Chorus Line, que esperemos cuente en alguna de las funciones con el propio Antonio Banderas como ya lo hizo anteriormente. Será a partir del 9 de octubre en el Teatro Calderón.

Y no, los estrenos de octubre no acaban de ahí. Por primera vez, Grease tendrá un elenco con actores de la edad real que tienen los personajes. Esa es la gran apuesta y novedad de un musical mil veces visto ya en España desde aquel lejano estreno a finales de los 90 en el Lope de Vega de la mano de todo un propulsor del género en nuestro país como fue Luis Ramírez. SOM Produce está detrás de esta vuelta que cuenta con David Serrano a los mandos. Parece que si todo sigue así en un tiempo también nos traerán Matilda, pero bueno aún queda mucho, no lancemos las campanas al vuelo aún. Lo que sí podremos ver esta temporada es su otra producción más inmediata: En tierra extraña. Juan Carlos Rubio y el recientemente desaparecido José María Cámara han sacado adelante un espectáculo original con la siguiente premisa: “Concha Piquer desea desde hace tiempo conocer a Federico García Lorca. No en vano él es el poeta más solicitado del momento y ella la más famosa cantante de España. Ese encuentro debe producirse”. En escena nada menos que Diana Navarro junto a Alejandro Vera y Avelino Piedad en esta coproducción del Teatro Español que veremos del 11 de noviembre al 2 de enero en el teatro de la Plaza de Santa Ana de la capital.

En tierra extraña llegará al Español

¿Pensaban que había acabado con Madrid? Pues no. Como última doble novedad nos vamos al barrio de Legazpi. Allí, Lets Go nos va a dar muchas alegrías. La primera claro está el hecho de montar un teatro con varias salas, un proyecto largamente acariciado y soñado por la productora de Ghost. Probablemente, el público tras lo que hemos vivido necesite un título tan desenfadado como Kinky Boots y hasta una revisión del imbatible The Hole. Desde luego no nos lo perderemos al igual que We Will Rock You que contará en sus filas con Xavi Melero y Cristina Rueda, a los que podemos ver ahora mismo brillar en la excelente El Cover de Secun de la Rosa en Amazon Prime Video.

No me he olvidado de Barcelona. Cantando bajo la lluvia con el tándem creativa Llácer-Guix de nuevo a los mandos, Fama, el musical y Billy Elliot el musical serán los principales reclamos. Tres títulos bien conocidos por el público que parecen una apuesta segura en una temporada que llegarán también propuestas de creación muy interesantes como cada año.

Quiero acabar este primer avance de la temporada haciendo hincapié en las producciones originales que afortunadamente son cada vez más. En ese sentido hay que elogiar un proyecto como Capullas, que esperamos ver muy pronto en Madrid, de la mano del productor Gonzalo Pérez, que repone también el excelente Cruz de navajas en Ifema. Tampoco hay que perder de vista la otra apuesta de Theatre Properties: Romeo y Julieta que cuenta con solventes intérpretes como Silvia Villaú o Paco Arrojo. Tampoco habrá que perderse la gira del estupendo Antoine, el musical y el estreno allá por diciembre de la nueva producción de El médico, ambas producidas por Beon. Y no, no me olvido del musical familiar y es que el Sanpol con títulos como Heidi, el musical o Trencadís Produccions con por ejemplo Alicia en el musical de las maravillas van a seguir haciéndonos disfrutar esta temporada tanto como La Espiral Mágica que ha creado un sello de creación de espectáculos musicales para toda la familia temporada tras temporada. Además, volverá a Madrid, esta vez al Nuevo Alcalá, Pinocho, el musical de Showprime producciones (Maxi Martínez y José Masegosa) que ya nos deslumbraron en la temporada pasada como uno de los espectáculos revelación en el campo de los musicales familiares. También en el campo de la creación hay que aplaudir el empeño de Dídac Flores que con su Suerte en mi vida producciones está en el Teatro Lara con Madrid, 24h. Ojalá pronto podamos ver también en Madrid La vida en pedazos o ¿Por qué no? una reposición de Desde mi Ventana ahora que la música de Pasek and Paul vuelve a estar en primer plano con el estreno de la adaptación cinematográfica de Dear Evan Hansen.

Madrid, 24 horas se ha estrenado en pleno verano en el hiperactivo Teatro Lara

Mucha suerte a todos en este atípica, difícil y competitiva temporada que nos hace soñar que el telón de los musicales nunca más se volverá a echar. Que así sea.

THE SHOW MUST GO ON

Rachel Tucker trae la magia del West End y Broadway al Teatro Amaya

Este verano, Rachel Tucker (Wicked) hará un regalo a los amantes de los musicales en la última semana de agosto. En la época estival podremos disfrutar de un repertorio que durante todo estío hemos echado de menos los amantes del musical. La intérprete estará en el Teatro Amaya el 24 de agosto a las 19:30h en una cita imprescindibles para los fanáticos de los compases de Broadway y el West End. La actriz es conocida por protagonizar el icónico musical Wicked tanto en Londres como en Nueva York, ostentando hasta la fecha el récord de contrato más largo para dicho personaje en la cartelera londinense. Formó parte del elenco original del musical Come From Away en la capital inglesa y actualmente vuelve a Broadway para ponerse de nuevo en la piel de Beverly en el esperadísimo regreso de los teatros americanos. Además, en su larga trayectoria se encuentran títulos como We will rock you, Rent, Songs of a new world o The last ship, el musical de Sting.

Un momento de Wicked

Sobre el escenario del Teatro Amaya podremos disfrutar de 75 minutos en los que la actriz irlandesa traerá de vuelta al escenario a algunos de sus más recordados personajes y donde presentará, de forma exclusiva, alguno de sus nuevos temas. Acompañada de algunos artistas invitados del panorama del Teatro Musical español, promete ser una noche mágica e inolvidable. Las entradas ya están a la venta.

La artista llegará a Madrid un día antes, el día 23 de Agosto, para impartir su Masterclass Acting through song. En esta clase magistral, 8 alumnos (plazas agotadas) tendrán la oportunidad de trabajar temas solistas de Teatro Musical mientras reciben anotaciones de la artista para potenciar su interpretación. Además, aún quedan plazas para asistir al evento como oyente. El evento se desarrollará en la sala El Espacio siguiendo todas las medidas de seguridad COVID vigentes. Para inscribirse como alumno o como oyente, los interesados deberán acceder a este link donde recibirán todas las instrucciones.

Un evento producido íntegramente por Judit Gayán, quien se estrena como productora de eventos, con la colaboración de Los Repertoristas.

“Musicales. Los 50 mejores espectáculos de Broadway”, un gozoso y documentado acercamiento a la cuna del género

Es sorprendente. En un país que en las últimas décadas se han estrenado decenas de títulos de teatro musical, apenas hay cultura de musicales. El público “masivo” no conoce la historia detrás de esos musicales que les hacen vibrar. Seguro que si preguntamos en una calle cualquiera quiénes son Lin Manuel Miranda -háganse un favor y vayan a ver a los cines In the heights, el mayor espectáculo cinematográfico musical de los últimos años, y no se pierdan Hamilton en Disney +- o Alan Menken, pocos sabrán la respuesta. Seguro que han escuchado alguna vez El fantasma de la ópera, pero no tienen la menor idea de quién es Andrew Lloyd Webber o quién está detrás de los Follies -disponible en La Teatroteca– y Sweeney Tood– la versión televisiva con Angela Lansbury está editada en dvd y la española se puede ver también en La Teatroteca, que dirigidos por Mario Gas emocionaron al público. Sí, el gran público no sabe quién es Sondheim en España. Una pena, la verdad. De ahí la importancia que siguen teniendo títulos que aunque incompletos como este Musicales, Los 50 mejores espectáculos de Broadway pueden ser un buen acercamiento a algunos de los títulos que, a criterio del autor, son los más relevantes. Como suele ocurrir, la información se queda un poco escasa a para los amantes del género que solemos devorar toda la información sobre esos musicales que nos apasionan.

A pesar de lo dicho anteriormente, Luis Poyo hace un trabajo espléndido en comparación con libros anteriores del estilo en los que detecté infinidad de datos erróneos fácilmente corregibles. Este libro que edita Lunwerg va más allá de la información que parece extraída de Wikipedia, ofreciendo datos sobre la creación de los espectáculos y sobre los creativos detrás de la magia.

Uno de los plus sin duda es el diccionario de Broadway. En cada musical encontramos desde términos del argot teatral a los nombres del sindicato de actores o de los premios de la industria del musical. Por eso, por ese plus creo que este libro es el definitivo para los no iniciados.

Por supuesto de cara al futuro haría falta algún título para los que ya tengan algún conocimiento del género. Esperemos que con la aún tímida, pero poco a poco mayor “cultura de musicales” se apueste por títulos más concretos -desde libros dedicados ex profeso a los montajes hechos en España que hay muy poco al respecto y es imposible de conseguir el mayor trabajo hasta la fecha, a incluso libros sobre los autores más destacados del teatro musical en castellano, ya que ni siquiera se suelen editar en castellano estos libros normalmente escritos en Inglaterra y Estados Unidos.

“100 musicales que deberías ver”, la mejor guía para un primer acercamiento al musical

Es importante leer el prólogo de esta publicación para comprender las decisiones tomadas. Y es que la elección de ciertos musicales y no otros en este particular listado “no solo se trata de una decisión eminentemente subjetiva, sino también llena de aspectos opinables que no creo que se puedan llegar a justificar más allá de la mirada de quien escribe”.

De ahí decisiones cuanto menos discutibles para un conocedor del mundo del teatro musical como no dedicar un apartado a fenómenos de la escena como Hoy no me puedo levantar– una pena que se pase de puntillas por las apuestas de teatro musical made in Spain– y sí dedicárselo a musicales recientes que apenas han tenido eco más allá de Broadway y-o el West End. También sorprende que incluyendo tantos datos fácilmente localizables en internet se digan cosas como que Follies se estrenó en el ¿Teatro Nacional de Madrid? refiriéndose al Teatro Español, claro está.

Entré en 100 musicales que deberías ver atraído por el atractivo diseño de la publicación plagada de atractivas fotos de escena -incluidas muchas de las producciones españolas, cosa harto agradecible para los espectadores que las hemos podido revivir de esta forma.

Más allá de los datos genéricos -no deja de ser una publicación para el lector simplemente aficionado al teatro musical sin mucho conocimiento del tema- destaca el apartado ¿Qué fue primero el musical o la película? Seguro que muchos espectadores se sorprenderán con títulos que están instalados en el imaginario colectivo como películas, pero que se estrenaron como funciones teatrales.

100 musicales que deberías ver es una estupenda guía para tener a golpe de vista la información básica de una cuidada selección de títulos representativos de las aristas de un género en constante evolución.

Compositores a escena

Coinciden en cartel tres espectáculos de teatro musical en Madrid con compositores españoles, lo que nos da una buena muestra del buen momento del género en nuestro país. En este reportaje ponemos en valor el trabajo de los compositores que dan magia a nuestros escenarios ejemplarizados en Ricardo Llorca, Iván Macías y Jaume Carerras.

RICARDO LLORCA

Inspirado por la música y las tradiciones de las bandas de su Comunidad Valenciana natal, Ricardo Llorca se dio cuenta de que la composición era lo suyo cuando vino a Madrid. Allí descubrió mientras daba clases con una profesora de piano que lo que realmente le gustaba no era tocar música de otros, sino más bien tocar “música propia”. En plena Movida, estudiaba en el Conservatorio donde un profesor le dijo que lo que tocaba en el Rockolla “no era música de verdad”. Era el momento de dar carpetazo a la capital española y poner rumbo a Nueva York.

Era el año 1988 cuando llegó a la ciudad que nunca duerme. En contraste con Madrid donde las cosas estaban muy difíciles para los compositores que se quisieran salir de la línea establecida, se encontró un lugar abierto a todos los estilos musicales. Estaba claro que el artista había encontrado su lugar en el mundo, donde además de componer ha realizado una intensa actividad docente.

Y de repente Mihura vuelve a su cabeza. Fue su representante en Nueva York la que le dijo que sería una buena idea musicalizar una obra del absurdo español. Así, se puso manos a la obra y pensó en obras como El Baile de Neville, pero las dificultades que pusieron los herederos para convertir en ópera La vida en un hilo le hicieron desistir en el intento de ponerse en contacto con ellos. Del genial Jardiel se encontró muchas dificultades en darle vida musical por ser “un tanto barroco con muchas ideas a la vez”. Y de repente tras leer la obra Ni pobre ni rico sino todo lo contrario cayó en la cuenta de toda la musicalidad que se escondía tras las palabras de Miguel Mihura. Así, recordó de golpe todas las tardes de teatro que disfrutó con su familia cuando era solo un niño en Madrid. Entre los títulos que destacaban en aquella época uno de ellos era Tres sombreros de copa. Al revisar este título y ponerse en contacto con sus herederos admite que fue fácil conseguir los derechos: “Mariló Mihura ha sido encantadora”.

Ricardo Llorca (tercero en la foto) durante la presentación de Tres Sombreros de Copa

Las bandas de música, inspiración musical para sus Tres Sombreros de Copa. El compositor lo tiene claro: “Esta obra es un homenaje a la música de las bandas”. Tal es así que este alicantino por casualidad -en aquella época su localidad, Benidorm, no tenía Hospital- viajó al sur de Italia para conocer un poco más esta tradición que entroncaba tanto con sus orígenes valencianos. Allí encontró “unas nanas napolitanos del siglo XVII que usé como base para esta obra”. Y es que el compositor admite: “Todo es plagio. La música de todos los compositores se basa en otras músicas. Lo que pasa es que de esa música tú creas tu propia composición”. Y en ese momento nos enumera varios ejemplos como el de La Petrushka de Stravinsky. En realidad es un cuplé que le dedicaron a Sarah Bernhardt. El compositor lo rehizo y “lo convirtió en la obra de arte que conocemos ahora”.

Un estreno europeo. Como ocurre con muchos compositores españoles, no se puede decir que sea profeta en su tierra. Es por eso que el artista quiere recalcar el interés de esta obra como “una forma de enseñar al público lo que se está haciendo en otros países”. En el escenario del Teatro de la Zarzuela veremos la esencia de la obra de Mihura, pero adaptada a la forma de narrar que tienen los estilos del teatro musical. Así, ha resultado imprescindible para su adaptación a la zarzuela eliminar el segundo acto por la gran proliferación de personajes, pero del primer y el tercer acto se han respetado todos los diálogos hablados. Sin duda, el humor de Mihura estará sabiamente conjugado con la música de Llorca en este espectáculo que estará en cartel en el Teatro de la Zarzuela desde hoy y solo hasta el 29 de noviembre.

JAUME CARRERAS

Cuando Jaume Carreras tenía 8 años, su abuelo -que vivía en la casa contigua a la suya- compró un órgano de dos pisos: “A mí me fascinaba ese instrumento e iba cada día a su casa para intentar sacarle sonidos, tenía tantas combinaciones que me tiraba horas con él”. Así, empezó a esbozar melodías que “para mí tenían sentido”. Por aquel tiempo en su colegio había un piano y compuso con el para la clase de música el primer tema junto a un compañero que tocaba la guitarra. Muchos años después, con ese amigo formó un grupo de rock sinfónico.

Esa primera vez con Los Miserables. El inolvidable musical basado en la novela de Víctor Hugo tuvo mucho que ver en su interés por los musicales: “Me encargaron los arreglos para una versión y sin saber muy bien donde me metía, lo hice y me enamoré de este arte hasta hoy”. Un género que disfruta mucho más trabajando en él incluso que como espectador, aunque admite que ha visto muchos como ese Passion con el que vibró hace 25 años en Nueva York. Desde entonces, Stephen Sondheim ha sido un referente claro: “Por la forma en la que entiende la dramaturgia musical y cómo modula la palabra con la música”. En las composiciones de Carrras también han influido referentes musicales tan dispares como Handel y Beethoven, Puccini y Bellini, Max Richter y Johan Johannsson, o Queen y Brian Eno. De ahí que en cada uno de sus temas, pretenda saltar lo que el público está esperando como lógico. Nos ejemplariza de la siguiente manera: “Imagina que tienes una serie numérica 2, 4, 6, 8. Sabes que el siguiente número va a ser el 10. Entonces yo pongo un 21, un número improbable que rompe la serie. Quien aprecia la música espera ese número raro, esa nota que no debería estar ahí y que lo cambia todo. Entonces el oyente siente algo que no sabe explicar, pero que le proporciona placer. Eso se llama arte. Lo demás es plagio”.

Nuestro Alan Menken ibérico. Durante su carrera, el artista ha llevado a escena algunos de los títulos más emblemáticos de la literatura infantil y juvenil. Suyas son las partituras de musicales como Caperucita Roja, uno de los grandes éxitos recientes del Teatro Sanpol al que se suma desde el 23 de noviembre también Heidi. Quizás la clave del éxito de Carreras en el campo del teatro musical familiar es cómo se enfrenta a esta tarea sin tener en cuenta al tipo de público que va dirigido: “La única premisa que tengo al componer es que cuando lo estoy haciendo me tiene que emocionar a mí. Cuando sucede, cuando noto que algo resuena en mi cuerpo, sé que estoy contando la verdad, y sé que el público se va a emocionar conmigo. Es un momento mágico”. Sin duda, uno de sus referentes iniciales, Alan Menken, han influido en sus trabajos en el campo de los musicales familiares con esas melodías inolvidables con las que hemos crecido varias generaciones.

Heidi, el musical, un reto monumental. Cuando se puso manos a la obra en la adaptación junto con Julio Jaime Fischtell, autor del libreto y cofundador del Sanpol, se enfrentó a una novela mucho más introspectiva e intensa de lo que esperaban teniendo en cuenta que el espectáculo iba dirigido al público familiar. Para el compositor, la clave para que su música fluyese estuvo en “el texto maravilloso que escribió Julio”. Entonces tuvo claro que: “Las canciones debían ser la dramaturgia misma”. De esta forma, consiguió que de alguna forma: “Las palabras que salían del texto me fueran mostrando el camino. Era como si los personajes me hablaran a mí, y yo solo debía traducir a música lo que estos me estaban transmitiendo”. Todo ello le volvió a corroborar que: “Cuando escribo música no me paro a pensar, no es para nada un trabajo intelectual, sino instintivo”.

Un momento de los primeros ensayos de Heidi, el musical

Para este musical intentó captar lo que los personajes sentían teniendo en cuenta que: “En el universo de Heidi no existe el bien y el mal, solo existen los motivos que impulsan a los personajes a hacer lo que hacen. Me centré en esos motivos sin olvidarme de las montañas donde todo es sublime y grandioso”. Ya en el segundo acto del espectáculo, en un espacio cerrado, intentó trasladar el espíritu de Heidi a su música: “Heidi transforma su entorno y con la música procuré evolucionar con ella”. Sin duda, este espectáculo de teatro musical, que estará del 23 de noviembre de 2019 al 4 de enero del 2020 en el Teatro Sanpol, tiene los elementos imprescindibles para convertirse en el más emocionante y mágico montaje de estas Navidades.

IVÁN MACÍAS

Iván Macías aprendió a leer música a la vez que el texto. Culpa de ello la tuvieron sus padres, músicos de profesión. Y así, como una evolución natural tras empezar a tocar el piano hizo sus primeras piezas musicales hasta que llegó ese gran reto que fue su primer musical: Germinal. Poco después llegaría El médico que, tras una versión sinfónica, llegó al escenario del Nuevo Apolo hace más de un año. Así, con este espectáculo pretendió “contar un viaje de las tres culturas en la Edad Media”.

En busca de la emoción. Uno de los mayores retos a la hora de poner en pie este ‘titánico’ proyecto fue dar vida a los pasajes más esenciales de la novela. Para ello, consultó a muchos lectores de la novela que le contaron cuáles eran sus momentos estrella. La clave estaba en “buscar dónde te emociona y transformarlo en música”. Todo ello llevó al mismísimo Noah Gordon a afirmar que estaba escuchando su libro. Así, cuando Macías le tocaba algún pasaje musical el autor era capaz de identificar a qué parte de su novela pertenecía.

“Este musical está más cerca del lenguaje cinematográfico”. Para Macías, era importante que el espectador tuviera la sensación de que estaba viendo una película. Para ello: “Usé muchos recursos del cine”. Todo un reto para este compositor que admite que afortunadamente hay una gran cantera de compositores en España. Para la partitura de El médico es inevitable, como con cualquier composición, encontrar alguna “inspiración arrebatadora”. Por ejemplo el Aria del Sha sin duda lleva a su admirado Puccini. De alguna forma el aroma de este compositor está en esa pieza, sin por supuesto ser un plagio.

Macías es el único compositor que dirige a la orquesta de su musical

Un antes y un después en nuestro musical. Sin duda, El Médico ha sentado un precedente en nuestras tablas. Y es que no es habitual que una producción 100% española pueda competir de tú a tú con las grandes franquicias internacionales que llenan de magia la Gran Vía madrileña. De alguna forma: “El médico ha quitado prejuicios y miedos”. Y tras este gran musical, que cuenta con grabación en CD, ya se avecina otro: Los Pilares de la Tierra. Macías nos avanza que: “La gente va a flipar, es muy diferente a El médico, va a ver cómo se construye la catedral en directo con una potencia visual muy impactante”. Mientras eso ocurre podemos seguir disfrutando de El Médico un par de meses más en Madrid antes de su desembarco en Barcelona y su posterior gira.

“Alicia y el País de las Maravillas” apuesta por “la sorpresa, la magia y la ilusión” desde este viernes en el Teatro Cofidis Alcázar de Madrid

El nuevo musical Alicia y el País de las Maravillas, se presentará a la prensa mañana por la tarde. Por primera vez, se podrán ver varios números de este espectáculo de teatro musical en el que “la sorpresa, la magia y la ilusión son piezas clave”, en palabras de Ariel Lois, que interpreta al emblemático Sombrerero Loco.

Lois admite que este personaje es “el mayor reto de mi carrera”. El joven intérprete ha querido “entender al Sombrerero, saber por qué se comporta así y cuáles son sus intenciones. Poco a poco me fui adentrando en esa mente loca que en realidad no es más que una durísima fachada para protegerse de una realidad que le frustra”. El actor admite su satisfacción de poder interpretar un personaje que seguro llegará a los corazones de grandes y pequeños.

La clave del espectáculo para él es que “esta historia nos hace sentir niños, somos capaces de soñar con animales que hablan, gatos que vuelan o puertas que bailan”. Todo ello entronca muy bien con la propia concepción de un musical que pretende atraer también al público adulto que volverá a soñar de nuevo con estos icónicos personajes. De hecho, Lois anima a que “grandes y pequeños se adentren con nosotros en un viaje donde recuperaremos la ilusión y la fantasía que en nuestro día a día solemos dejar abandonada”.

Os recordamos que este espectáculo podrá verse los sábados y domingos hasta el 8 de diciembre a las 12:30h en el Teatro Cofidis Alcázar. Además, se podrá disfrutar también los viernes 1 de noviembre y 6 de diciembre a la misma hora en este céntrico teatro madrileño.