«Viaje por la magia de Disney» del Sanpol o La historia de nuestras vidas por Alberto Morate

Walt Disney. La historia de nuestras vidas. De cuando éramos pequeños, de cuando nuestros hijos eran pequeños, de cuando nuestros nietos son pequeños.

Mis hijas se sabían diálogos y canciones de memoria. Y los padres/madres también, de tanto repetirlas y escucharlas. Y nunca cansaban. Pasaba el tiempo y se volvía a ellas. Por Navidad, por vacaciones, por Semana Santa, porque era domingo… Se colocaban enfrente del televisor y a disfrutar de la magia Disney, porque era eso. Auténtica magia. Y si se podía ir al cine a ver alguno de los últimos estrenos, mejor que mejor. Entonces era una fiesta.

Y, debemos confesar sin miedo, que a todos, grandes y pequeños, nos gustaban. En algún momento hemos podido decir: “qué ñoñerías, qué de almíbar”, pero estoy seguro que una lágrima de emoción se resbalaba por nuestra mejilla en algún momento disimulado y, desde luego, las sonrisas estaban garantizadas.

El colorido, el ritmo, los personajes malvados, los personajes tiernos, el enrevesamiento de la trama, la cuestión social, la defensa de la naturaleza, los roles asignados que fueron, poco a poco, perdiendo fuelle y reivindicando los posicionamientos de género, las hadas, los animales, la familia, el amor, la historia de nuestras vidas. Y las canciones. Siempre aderezadas con magníficas canciones.

Y eso es lo que hoy nos trae la impecable compañía La Bicicleta del Teatro Sanpol. Un Viaje por la magia de Disney. El tributo a aquellas cintas de inolvidables voces, al principio dobladas con acentos latinoamericanos. Era el color en la voz. Eran las coreografías y el ingenio, era la musicalidad de los sentimientos, eran los sentidos a flor de piel.

En el escenario, superando la imagen plana de la gran pantalla o de la televisión, los personajes más emblemáticos de la factoría Disney, se hacen reales, Mary Poppins, Aladdin, Mulan, Frozen, La sirenita, La Bella y la Bestia, Hércules, Enredados,… accesibles, sin traducción, sin doblaje, cantando en voz viva, clara y limpia, proporcionando emoción, diversión, participación,… acogiéndonos en el seno de los buenos recuerdos.

Disney descongelado. Sencillo, abierto, integrado en nuestras vivencias, con unos magníficos vestuarios y efectos especiales de escenografía y luces, a lo que ya nos tiene acostumbrados este Teatro de todos los públicos.

Títulos y canciones que recordamos como nuestros, intrínsecamente mágicos, alucinados de música y alegría. Inocencia recuperada que nos hace mejores.

¡Ojalá realmente fuera así la historia de nuestras vidas!

Alberto Morate tiene el teatro como modus vivendi. Durante más de 40 años ha sido profesor de dramatización, ha dirigido grupos de teatro, ha escrito obras y ha interpretado ocasionalmente como actor. Desde el año 2014 también reseña funciones y espectáculos. Realiza sus crónicas con un estilo peculiarmente poético, haciendo hincapié en el tema, y comentando las representaciones desde un punto de vista emocional, social y humano.

Las 12 campanadas para un 2022 que nos llevarán de Hernani a un barrio de Nueva York y al Fondo del Estanque

Como cada año por estas fechas toca mirar hacia el próximo año con algunas propuestas que sin duda nos harán seguir disfrutando de la magia de la escena. Habrá estrenos como Hernani, que llegará el 20 de enero al Teatro Lara, junto con clásicos como el Teatro Sanpol que cumplirá 40 años creando espectadores en un año en el que nos sumergiremos en universos musicales tan mágicos como los de Los Chicos del Coro o Matilda. Mario Gas nos dará seguramente una de las grandes alegrías del año con Los secuestradores del lago Chiemsee en los Teatros del Canal. También disfrutaremos de lo nuevo de Gabriel Olivares con su Teatro Lab en el Fernán Gómez entre otras grandes propuestas.

1. Dimensión vocal, un fenómeno a capella que afronta un 2022 lleno de éxitos. El próximo 13 de enero vuelve al Teatro Arlequín de Madrid una de las revelaciones musicales de la temporada. El grupo Dimensión vocal con su peculiar estilo se ha hecho un hueco en la apretada cartelera madrileña y eso les ha hecho ganarse una merecida renovación en el teatro situado a escasos metros de los grandes musicales de Gran Vía. Son la constatación de que a veces los grandes espectáculos solo precisan de un elemento: el talento y de eso les sobra a este grupo a capella que nos hacen un recorrido inolvidable por distintos géneros musicales.

2. Hernani viene dispuesta a firmar la paz a base de risas. Uno de los guionistas de Vaya Semanita y del especial de José Mota de hoy mismo, Fernando Erre, ha escrito este texto que llegará el 20 de enero al Teatro Lara de Madrid. En escena, dos colosos como Dani Ortiz y Josean Bengoetxea nos cuentan la historia de Julen, antiguo militante de ETA que acepta reunirse en prisión con Edmundo, el hijo de un hombre al que secuestró tiempo atrás.

Un ensayo de Hernani

3. Mario Gas dirige un texto de Alberto Iglesias en el que echaremos mucho de menos a Ricardo Moya. El intérprete, creador de la escuela de artes escénicas del Palacio de Festivales de Cantabria de la mano de Obdulia Peredo y Román Calleja, iba a ser parte de Los secuestradores del lago Chiemsee. Lamentablemente, el maldito cáncer no nos permitirá verlo en escena en los Teatros del Canal junto a Manuel Galiana, Vicky Peña, el propio Iglesias, Gloria Muñoz y Helio Pedregal. Produce el Barco Pirata de Peris Mencheta que también estrenará Ladies Football Club. Partiendo de este titular: «Prisión para cuatro jubilados alemanes por secuestrar a su asesor fiscal», el texto del cántabro Alberto Iglesias seguro que nos tiene reservadas muchas sorpresas.

4. El Tío Caracoles apuesta por El Principio de Arquímedes en el Teatro Galileo. El ahora rebautizado como Teatro Quique San Francisco estrenará la nueva producción de uno de los textos más laureados de la dramaturgia española contemporánea. Tras el éxito incontestable de Doble o nada, que sigue llenando un año después los Teatros Luchana con el inmenso Miguel Ángel Solá a la cabeza, la productora argentina apuesta por esta historia que llegará a Madrid en abril de 2022.

5. La Latina se convertirá en el Fondo del Estanque las próximas Navidades. Como ya os avanzamos en otro post en el que tenéis toda la información hasta ahora, acabaremos 2022 metidos en el particular reformatorio musical que hizo inmortal la película Los chicos del coro. El Teatro La Latina acogerá la esperada traslación escénica de la inolvidable película francesa.

6. Santiago Sánchez revisita a Darío Fo con ¡Descarados! Tras estrenar este año producciones como la excelente Herederás la lluvia que vimos en la Feria de Artes Escénicas y Musicales de Castilla-La Mancha y esperamos haga temporada pronto en Madrid, Imprebís no deja de sorprendernos y es que en 2022 será el turno de «una versión muy española» de una de las obras de Dario Fo y Franca Rame. Así, en ¡Descarados! nos encontraremos en escena a habituales de la casa como Juan Gea, Carles Montoliu, Carles Castillo y Víctor Lucas, al que seguiremos la pista también en el musical Es una lata el trabajar que protagonizarán Naím Thomas y Gisela.

7. Gabriel Olivares nos presenta a Las hermanas de Manolete. Nos encontramos ante una ficción basada en los personajes reales que rodearon la muerte del torero. Un retrato de la sociedad franquista de esos años, en la que las mujeres eran meros objetos que no debían sobresalir sin permiso. Una negra historia de ineptitudes y oscuridad que lleva a la tragedia de varios seres: a un hombre considerado un dios, a un toro y a una actriz enamorada. Se podrá ver a Alicia Montesquiu, Alicia Cabrera y Ana Turpin en el Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa del 8 al 30 de enero en esta producción de Elreló y TeatroLab.

8. Cruz de Navajas continúa contra viento y marea dando una vuelta de tuerca a los éxitos de Mecano. No nos cansaremos de reivindicar esta reinvención del sonido de Mecano que continúa en el Espacio Raro de Ifema. Cuando se contaban con los dedos de una mano los musicales, esta producción decidió tirar adelante y no ha sucumbido ante la voraz competencia del género en cartel en esta intensa temporada. Unos intérpretes excepcionales con unos musicazos únicos dan voz y vida a las letras del mítico grupo en una suerte de revisión del sonido Mecano.

9. In the heights, por fin Lin Manuel Miranda en España. Después de verano, el equipo de Espacio Raro apuesta por el que será el primer musical estrenado en nuestro país del autor de Hamilton. Fue la sensación de Broadway en el año 2008 consiguiendo 13 nominaciones a los Premios Tony y haciéndose con el galardón en 4 de las categorías más importantes: Mejor Musical, Mejor Música Original, Mejor Coreografía y Mejor Orquestación. Ahora será el turno de Madrid que tendrá en José Félix Romero la figura de director y coreógrafo.

10. Matilda, uno de esos musicales que todo amante del género deseará ver. Ya es oficial. El 30 de septiembre de 2022 llegará al Teatro Rialto un espectáculo que cuenta con un elenco infantil de más de 50 niños y niñas que llevan 2 años preparándose para afrontar este espectáculo, que ya es una referencia en el West End londinense y en Broadway. David Serrano en la dirección, Tony Espinosa en las coreografías o Gaby Goldman en la dirección musical son algunos de los nombres que nos harán volver a soñar en la Gran Vía madrileña.

11. Aquellas migas de pan, la nueva apuesta de esa factoria creativa inmensa que es Kendosan Produccciones. Inma Cuevas y Jesús Salas llegan al 22 con más oportunidades de disfrutar de espectáculos anteriores como esos deliciosos Ciclos con los que nos cautivó la artista hace unos meses, pero también con un reciente estreno que viene con novedad: Aquellas migas de pan. Este montaje supone un punto de unión con la nueva productora Varsovia Producciones, tras la cual se encuentra Niko Verona con el que colaboramos haciendo la comunicación de su celebrado cortometraje Downunder.

12. Teatro Sanpol, 40 años creando espectadores. Cuatro décadas acercando las artes escénicas a todos los públicos. Esa labor impagable y nunca lo suficientemente reconocida es la que llevan haciendo los responsables de una de las salas más emblemáticas de Madrid. Un oasis en mitad de un desierto que hacía a este teatro todo un refugio para aquellas familias que querían que sus hijos conocieran la magia de la escena por primera vez. Muchos ya adultos y algunos hasta con hijos vuelven estos días a disfrutar por ejemplo de Hansel y Gretel o a recobrar recuerdos de ayer, hoy y siempre a través de Viaje por la magia de Disney con el que la sala abrirá el año de su 40 aniversario. De nuevo, surgirá la magia «más allá del arcoiris» y descubriremos cómo dar la vuelta al mundo sin salir de las (mágicas) cuatro paredes del Sanpol, ¡Qué siga la MAGIA!

5 momentos de un año DESDE MI BUTACA marcado por pérdidas irremplazables

La vuelta de los grandes musicales en un año que acaba con la pérdida de un ARTISTA ‘bestial’

El pasado mes de septiembre, tras la sequía de año y medio con excepciones como ¿Quién mató a Sherlock Holmes? en Madrid y La jaula de las locas en Barcelona, volvían los musicales de gran formato. Con el regreso de El rey león como adalid de la recuperación, se estrenaron multitud de títulos tanto en las dos principales arterias del género como incluso en gira. Estos días lamentamos que el dichoso Omicron haya impulsado a cerrar por unos días dos de los grandes títulos: Ghost y Tina, precisamente en la Gran Vía. Atentos que en breve os avanzaremos algunos de los títulos que, crucemos dedos, llegarán en el 22. De momento podéis visitar nuestros dos especiales sobre la temporada actual en la que además despedimos a Sondheim con un sentido homenaje. Otra pérdida que ha llorado el mundo del musical ha sido la de Carlos Marín, cuya bestia hace más de 2 décadas nos enamoró del género a muchos. El dichoso ‘bicho’ se lo ha llevado demasiado pronto. Teníamos demasiadas ganas de disfrutar aún de su talento. Te recordaremos con esa eterna sonrisa con la que iluminaste escenarios como los de esa Gran Vía a la que volviste con un show maravilloso al más puro estilo de Las Vegas de la mano de tu querida Innocence, compañera de escena y vida desde hace varias décadas.

Otros grandes espectáculos, al margen del teatro musical, han venido de la mano del circo con Productores de Sonrisas. A los deliciosos Clowns se han sumado una nueva entrega de El Circo de los Horrores -que a su socarrón humor suman un número circense de una belleza poética que encoge el alma- y el Circlassica con el que Emilio Aragón ha homenajeado a su padre Miliki. Podéis recuperar nuestro encuentro con este referente del mundo del espectáculo. No queremos olvidarnos tampoco del pequeño formato que ha seguido tirando del carro en tiempos difíciles ni mucho menos del teatro familiar con propuestas como la del Teatro Sanpol que siguen ‘creando espectadores’ temporada tras temporada. Por estos tiempos díficiles solo podemos aplaudir el empeño de florecientes productoras como Sing_us que esta temporada se ha embarcado en proyectos tan maravillosos como The Royal Gag Orchestra y Payaso!

Cuéntame cómo pasó… La Pandemia y el final de un late que es ya historia de la televisión.

Afortunadamente, los creativos han decidido no dar mucho espacio en la ficción a la dichosa pandemia que nos ha hecho la vida imposible también en 2021. Poca acertada fue la decisión de nuestra ficción más longeva de darle hueco en sus tramas. Corramos un tupido velo y esperemos que la nueva temporada nos resarza de esta olvidable temporada a pesar de la participación de nuestro queridísimo Carlos Hipólito. Los Alcántara desde luego se merecen al menos otra temporada más a la altura de su legado televisivo. Para legado el que deja Late Motiv. He de admitir que en el último programa incluso me saltó una lagrimita con esos inesperados momentos. Andreu Buenafuente ha hecho el programa que quería hacer y eso se ha notado con amistades como el siempre impecable Miguel Rellán y por supuesto la música en directo, a la que tuvimos el placer como agencia de comunicación de contribuir con el musical Iberian Gangsters. Precisamente El Terrat ha estrenado Maricón Perdido, uno de los seriotes del año, y la divertidísima obra El éxito de la temporada que en su versión en catalán se emitirá en TV3 el próximo día 1 de enero. Se nos va un referente de Movistar, esa plataforma que nos ha traído regalos como B.S.O, la vuelta a lo grande de Emilio Aragón, La Fortuna, Lola, Milá versus Milá o Susi Free, propuestas marcadas por la diversidad y la calidad.

La despedida de ‘La Velasco’ y el impulso de Raphael y José Sacristán, la constatación de que la veteranía es un grado. Este año despedimos a Concha Velasco de los escenarios. De hecho, estuvimos en una de sus últimas funciones en el Teatro Arriaga de Bilbao. Se ha despedido como se merece. Por la puerta grande y con su público en pie. Afortunadamente nos quedan aún algunos artistas que parecen tener mecha y cuerda para rato. Un caso paradigmático sin duda es el de Raphael que ya en el 20 sorprendió haciendo dos multitudinarios conciertos -dentro de lo que se permitía. En el 21 ha repetido y ha sacado disco en directo. En el 22 comenzará estrenando serie documental en Movistar. Es admirable ver como sigue dando sus dos horas y media de recital tan puntual como siempre y con esa energía desbordante que nos puso en pie al público del Wizink Center hace solo unas semanas. Lo mismo puedo decir de José Sacristán que a sus 84 años ha homenajeado con El hijo de la cómica a su adorado Fernán Gómez. Charlamos con él y pudimos disfrutar con él en el Fernán Gómez en el que ha sido uno de los acontecimientos escénicos de la temporada.

El Flaco retrata a Concha junto a Berlanga y Juan Diego, inmenso en El Cover

La eclosión (aún más si cabe) del streaming. Ha sido un gran año para las plataformas de streaming. De eso no hay duda. Una de las últimas en asomar la patita ha sido la versión MAX de HBO. Con ausencias en nuestro país aún injustificables como las excelentes Las Brujas o In The Heights -tampoco editadas en formato físico-, la plataforma ha volado alto gracias a la última temporada de las (tragicómicas) aventuras de Juan Carrasco y al éxito de la ficción de Abril Zamora. Eso sí, para mí, las series del año se han visto en Disney +. Contra todo pronóstico ha sido Bruja Escarlata y Visión una de las series del año. Me resulta extraño al no ser precisamente yo el público habitual de superhéroes y mamandurrias Marvel varias. Desde el primer capítulo me ha fascinado, sin contemplaciones. Lo mismo podría decir de Solo asesinatos en el edificio, que de entrada me pudo interesar por esa cosa nostálgica que te invade cuando ves algo que puede parecerse a Se ha escrito un crimen. La serie no deja de sorprender en cada capítulo gracias a unos ingeniosos guiones y a la química de los protagonistas -y los deliciosos secundarios y episódicos que están de 10. No, no creí que acabaría el 21 diciendo que sí, Steve Martin vuelve a molar y mucho.

Un año DE CINE… a pesar de la partida de ‘La Forqué’. El último gran estreno del año en plataformas cuenta con la colaboración de Verónica Forqué. Nos hubiese encantado despedirla como ella se merece, en pantalla grande, pero nos queda el consuelo de que nos acompañó en una de las noches más mágicas del año a través de Netflix. Aún con el recuerdo de esas Cosas que sé que son verdad con la que nos desgarró el alma, queremos recordarla con esa eterna sonrisa llena de luz. Este año hubieran cumplido 100 años, como la Rafaela Aparicio de Saura, dos GENIOS incontestables como Berlanga y Fernán Gómez. Es tan difícil resumir su legado que solo podemos recomendar que echéis un ojo a Bienvenido Mr. Marshall, La saga Nacional, El viaje a ninguna parte o Esa pareja feliz, la unión de los dos genios (más Juan Antonio Bardem) en una cinta. La música ha estado muy presente entre nuestros gustos de este año con El Cover, West Side Story, El amor en su lugar, In the heights, Encanto, Respect y saliendo del musical nos quedamos con los inmensos Javier Bardem-no está nada mal Being the ricardos en Prime- y Óscar de la Fuente -echadle un ojo también en la espléndida Reyes de la noche en Movistar. En este 21 también ha cumplido años dos clásicos incontestables de Disney como son El jorobado de notre dame -25 años- y La Bruja Novata -50 años- dos películas a las que creo que poco a poco se está poniendo en su lugar en la historia del cine. Sin duda marcaron una época para el estudio como dejaré constancia en el libro que estoy preparando para el 2022. Pero esa es otra historia. Por ahora, echamos el telón del 2021 con la experanza de que el año que viene haya mucho más teatro, circo, cine, música, lecturas, buenas series y emociones DESDE MI BUTACA, que cumplimos por cierto 17 años en marzo. Ahí es nada.

A 10.000 kms de la Navidad, la última película de Verónica Forqué en Netflix

«Hansel y Gretel» del Sanpol o Cuéntame un cuento y verás qué contento, por Alberto Morate

Cuentos de toda la vida. Instantes que recordamos porque los revisitamos constantemente. Primero nuestros padres y abuelos con nosotros, después en el colegio, más adelante sobrinos e hijos propios, después los nietos. Aunque no queramos darnos cuenta, y la cultura esté tan denostada, esa es nuestra existencia. Nos gusta que nos cuenten historias. Ya lo decía León Felipe: “Yo no sé muchas cosas es verdad, pero me han dormido con todos los cuentos y sé todos los cuentos”.

Aquí lo que nos planteamos es la forma de contarlos. Como profesor de Oratoria les pedí a mis alumnos que contaran un cuento. Pero que lo hicieran atractivo, que no fuera solo relatar el resumen. Que hicieran voces, pausas, miradas y, si fuera necesario, canciones. Claro, por falta de experiencia y cierta vergüenza, fue un simple resumen de argumentos. Ya irán aprendiendo.

Pero los que sí los cuentan bien, y muy bien, con canciones y bailes incluidos, con unas escenografías realmente bien trabajadas, con unos textos adaptados a los tiempos actuales y unos intérpretes ampliamente preparados, es la Compañía La Bicicleta. El lugar donde nos los cuentan, ya lo sabéis, el Teatro Sanpol, con más de 30 años relatando cuentos de forma maravillosa.

Esta vez le ha llegado el turno a Hansel y Gretel, en una versión del texto de los hermanos Grimm por Julio Jaime Fischtel. La dirección corre a cargo de Ana Mª Boudeguer, el otro 50 por ciento de este proyecto, que es una realidad consolidada después de tantos años, a pesar de crisis, pandemias, y Filomenas.

Para ello se rodean de grandes profesionales. El músico, Miguel Tubia, la colaboración de la Escola de Teatro Musical «Memory», y los actores, completísimos, de la propia Compañía.

Ellos sí nos cuentan bien los valores de esta historia, la superación de obstáculos y del miedo, la colaboración entre todos, el egoísmo de ciertas personas y, por contraste, la bondad de otras, el ingenio para no caer en el pesimismo, la amistad por supuesto, es decir, la solución a los problemas.

Motivos suficientes para asistir a que nos cuenten estos cuentos tratados con la delicadeza del arte necesario. Porque, aunque sepamos todos los cuentos, nos gustan más si nos los cuentan de esta manera.

*Hansel y Gretel permanecerá hasta el 2 de enero en el Sanpol -consultar fechas y horarios. A continuación llegará Viaje por la magia de Disney.

Alberto Morate tiene el teatro como modus vivendi. Durante más de 40 años ha sido profesor de dramatización, ha dirigido grupos de teatro, ha escrito obras y ha interpretado ocasionalmente como actor. Desde el año 2014 también reseña funciones y espectáculos. Realiza sus crónicas con un estilo peculiarmente poético, haciendo hincapié en el tema, y comentando las representaciones desde un punto de vista emocional, social y humano.

El legado de un GENIO en nuestros escenarios: La noche en que Sondheim golpeó con los puños en señal de aplauso

Es un eslabón que ha recogido toda la tradición del musical sirviendo de espejo y relanzamiento de generaciones posteriores”. Al otro lado del teléfono está Mario Gas, el director que mejor conoce en nuestro país -y probablemente en el mundo- el legado que deja un creador inabarcable como Stephen Sondheim. De su mano y de los que hasta la actualidad lo han montado recorremos las puestas en escena de sus musicales en nuestro país como homenaje al genio que nuevas generaciones seguirán recordando por el inminente estreno cinematográfico de West Side Story. Además, por primera vez, dos producciones de sus musicales se encuentran en cartel en España: Company en el Teatro del Soho de Málaga con Antonio Banderas a la cabeza y Golfus de Roma en el Teatro La Latina con Carlos Latre como protagonista.

En días como estos es inevitable echar la vista atrás para el equipo que allá por 1995 montó el Swenney Todd que contó con el beneplácito del propio compositor que recordaba esa noche de estreno como uno de los grandes momentos de su carrera. Mario Gas llevaba desde el 84 intentando montarlo y cuando el Centro Dramático de Cataluña le dio el beneplácito comenzó una de las aventuras escénicas más emocionantes de su carrera. Durante los castings, una actriz insistía una y otra vez en participar. Su nombre es Muntsa Rius: “Fue un flechazo tan bestial que yo quería hacer todos esos musicales que había escuchado en las casettes que un amigo me pasó para prepararme repertorio de teatro musical”, comenta la emocionada intérprete que estos días representa Billy Elliot en Barcelona. Al final, consiguió audicionar para Johana, pero Mario Gas le planteó cortarse el pelo y convertirse en un chico. El final de esta historia no pudo ser mejor: “Me hizo el mayor regalo de mi carrera”, comenta Rius.

Rius compartió escenario con Asunción Balaguer, cuya relación resume esta foto de Follies

“Tuve la suerte de estar cerca de un genio”. La noche de estreno de Sweeney Todd en Barcelona no fue precisamente como habían pronosticado a Gas y a toda la compañía. En principio, el maestro no se quedaría al final de la representación para conocer a la compañía, pero en el descanso ya ocurrió lo que no se podían ni imaginar: “En mitad de la función vino Mario Gas y nos dijo que estaba loquito por lo que estábamos haciendo y que finalmente quería conocernos después de la función. Terminó en el escenario dando con los puños en el suelo en señal de aplauso”, recuerda Muntsa Rius, la actriz que probablemente más musicales de Sondheim ha interpretado en nuestro país.

Un emocionado Sondheim en Barcelona en el momento que da título a este reportaje

A partir de ese momento, el director de la extraordinaria La Tabernera del Puerto -recientemente recuperada con gran éxito en el Teatro de la Zarzuela- mantuvo una relación epistolar de lo más especial con Sondheim. Le mandaba todas las grabaciones e imágenes de cada una de sus producciones. En esos días mágicos que vivió junto a él descubrió a “una persona sensible, inteligente, cercana y simpática”. El también director de A little night music habla de esta figura inabarcable como “Un hombre que nunca ha hecho musicales evasivos, siempre tratan sobre la condición humana”. Esa relación se ha extendido hasta casi sus últimos días con la posibilidad de montar un par de montajes de sus obras en Madrid y Barcelona. Lamentablemente ni siquiera los teatros públicos, que han sido casi siempre productores o coproductores de sus musicales en España, vieron viable sacar adelante sus producciones en la última década, ya que hace casi diez años del Follies que puso en pie al patio de butacas del Español día tras día.

Un título del autor que no todo el público sabe que se hizo en España fue Into the woods de la mano de Dagoll Dagom. En esa producción, Sergi Albert pudo comprobar lo difícil que es de entrada “entender su música y pude dar fe de lo fácil que se hacía con sus textos pasar de lo escrito a las canciones”, comenta el intérprete de El guardaespaldas que estos días recala en Barcelona.

“Los personajes en mis obras empiezan a cantar cuando ya no pueden hablar”. Carlos Hipólito, protagonista del inolvidable Follies que vimos en el Español en 2012, parafrasea al propio Sondheim para dejar constancia de lo que ha significado en la historia del musical este autor de trayectoria inenarrable. Entre los avances que supusieron sus musicales, Hipólito pone en primer término que Sondheim “fue de los primeros que introdujo las canciones como monólogos interiores de los personajes, revolucionó el teatro musical que era más banal hasta entonces».

Inolvidables Muntsa Rius y Carlos Hipólito en Follies

El intérprete de Desaparecida pudo comprobar en primera persona durante las funciones que “las letras y las músicas de Stephen Sondheim ayudan infinitamente a los intérpretes a avanzar en la historia. Cada palabra y cada canción es una emoción nueva. Fue un orgullo y fue muy difícil ya que tiene grandes dificultades a nivel de afinación e intensidad, pero fue un disfrute maravilloso”, concluye el protagonista de la obra Rita.

Uno de los brillantes números de Follies

“Afortunadamente, Antonio Banderas se ha tirado a la piscina desde la producción privada”. Preguntamos a Mario Gas por el Company que acaba de estrenar el malagueño más universal de nuestro cine. Todo un hito ya que probablemente sea la primera producción 100% privada de un musical del citado compositor en nuestro país. Mario Gas admite que “tengo unas ganas tremendas de ir a verlo a Málaga, tengo muy buenas referencias”. Golfus de Roma –al que nos referiremos como cierre de este reportaje- cuenta con la coproducción del Festival de Teatro Clásico de Mérida junto a Focus por poner el ejemplo más reciente.

La noche en que Being Alive cobró más sentido. Tras la función del viernes, Antonio Banderas reflexionaba así sobre la pérdida de Sondeim: “Ahora recién llegado a casa, todavía con maquillaje en la cara, lloro la muerte de nuestro maestro, una de las grandes leyendas del teatro musical. Un gigante. Descanse en paz”.

Sobre el escenario del Teatro del Soho de Málaga, un reparto de primer nivel defiende con más emoción que nunca Company estos días. Para Rubén Yuste: “Es un regalo y un reto poder interpretar sobre el escenario la música de un genio que por las temáticas que trata es considerado el Shakespeare del teatro musical”. Para el veterano Paco Morales: «Hacer un Sondeim es un lujo y un reto increíble. En este momento en que nos ha dejado su legado me siento un afortunado de estar viviendo lo que estoy viviendo en el Teatro del Soho con Antonio y el grupo de gente que nos subimos al escenario».

Posado del equipo de Company

Un genio de la melancolía cuyo mayor éxito comercial es una disparatada comedia. La trayectoria comercial de Sondheim es cuanto menos ‘curiosa’. Lo dice muy claramente Daniel Anglés: «A excepción de A funny thing happened on the way to the forum ninguno de sus títulos es para el gran público». Ahora brilla con luz propia en las marquesinas del Teatro La Latina con un reparto liderado por Carlos Latre en la versión española que como es habitual se ha traducido como Golfus de Roma.

“Es un regalo empezar en los musicales nada menos que con Stephen Sondheim”. Cuando murió el autor de Follies, Carlos Latre y toda la compañía de Golfus de Roma estaban representando la obra en una función que le dedicaron. El intérprete admite que: “Para mí, Sondheim es mi unión con el mundo del musical ya que cuando empecé a cantar fue con temas de sus musicales”. Desde luego es una gran pérdida cuyo legado quedará patente siempre: “Es tan importante que siempre será parte de nuestra vida”.

Mérida y Sondheim, dos sueños cumplidos para Eva Diago. Una de las intérpretes de Golfus de Roma comenta que con este espectáculo ha cumplido dos cuentas pendientes de un artista, pisar las tablas de Mérida e interpretar un musical de Stephen Sondheim. Para la inolvidable Mrs Thenardier de Los Miserables: “Es un maestro de maestros, creador de grandes musicales con números y letras impactantes, quizás porque como él decía: se metía en la piel del personaje. Entendía su situación emocional y de ahí salían esas maravillas”.

«Con Sondheim el compositor entra en la dramaturgia de la forma más profunda posible». Para Daniel Anglés, director de Golfus de Roma, el genio de la escena «ha redefinido cómo se cuentan los musicales». Aunque sus títulos no sean para la gran masa del público «pero nos deja títulos que son importantes por lo que han cambiado la historia del género a a nivel de riesgo y concepto». Desde luego solo podemos acabar haciendo nuestras las palabras con las que concluye Anglés: «Los musicales de hoy no hubiesen sido como son si no hubiese existido Stephen Sondheim».

Emilio Aragón: «A lo mejor me lío la manta a la cabeza y me subo a un escenario en 2022»

Emilio Aragón está radiante. Mañana será el estreno oficial del espectáculo con el que homenajea a su padre Miliki y a toda esa generación de artistas que defendieron con entrega este maravilloso y duro oficio de artista. Además de las posibles nuevas entregas de B.S.O, Aragón mira al futuro con la ilusión de una nueva película, una serie y con un nuevo reto al que dar forma: nada menos que un show unipersonal en el que mezclar música y comedia. Todo lo quiere hacer en 2022 por cierto. Con el creador de Circlassica: El sueño de Miliki charlamos tras saber que este espectáculo de Productores de Sonrisas ya está contando con el apoyo del público. Nada menos que 150.000 espectadores ya tienen sus entradas. Estarán en Ifema con tres pequeños grandes protagonistas hasta el 16 de enero.

Foto: Pepe Castro

Así presentó el espectáculo antes de nuestra entrevista con él:

«He tenido la suerte de tener a una maravillosa compañía con tres pequeños: David, Bruno y Aaron que es un Ullate. No voy a negar que está siendo un viaje emocional que supone un homenaje a todo una generación de artistas y cómicos. Evidentemente es un homenaje a mi padre al que yo sigo admirando. Cada vez que veo una imagen de él recuerdo las historias que contaba mi padre sobre lo que era la vida de un artista de los años 30 a los 60. Este pequeño homenaje estoy seguro de que va a conectar con muchas cosas. Al final, sus canciones se han convertido en la banda sonora de muchísimas personas (dan testimonio de ello los pequeños protagonistas en mi reportaje para El País). Sobre todo quiero dar las gracias a esas 150.000 personas que ya han confiado en nosotros».

*Foto: Pepe Castro

Entrevista exclusiva con Carlos Rivera de DESDE MI BUTACA

C.R: El mundo del circo es una constante en su carrera. Tanto es así que trajo el musical Barnum

E.A: Era una función muy bonita. De vez en cuando me dicen que la vuelva a hacer. Ahora ya tengo 62 años y no puedo hacer lo que hacía entonces, pero fue una función muy bonita. Año 85 en el Monumental y gira.

C.R: Tras este espectáculo, ¿con qué tipo de espectáculos le gustaría seguir to play en este sector?

E.A: El otro día hablaba con Pepe Silva, uno de los payasos, de que tengo ganas de hacer algo en directo, pero tengo encima ya la nueva película y una serie de televisión y tengo que centrar el tiro. No quiero que pase el tiempo para montarme una función yo solo en escena mezclando comedia y música. A lo mejor me lío la manta a la cabeza en 2022 y de hecho ya me decía Pepe que le encantaría que fuera a Francia a montarlo. El problema de todo esto es que una vez que te pica el gusanillo ya no puedes parar de hacer cosas.

E.A: La realidad es que lo inmediato es la película que con la Pandemia se ha ido trastocando todo y también me han ofrecido hacer más programas de B.S.O. La cuestión es hacer, todo se andará. Decía el padre de un amigo mío de San Sebastián: “Emilio, hay que hacer y si haces bien pues bien y si haces mal pues por lo menos has hecho”.

C.R: Me es inevitable confesar en un día como hoy que con la escena que protagoniza Miliki en «Pájaros de Papel» siempre me emociono…

E.A: Me regaló casualmente Fernando Castets, que escribimos juntos la película, unas fotos que sacó él desde atrás en el Teatro Español. Recuerdo que ese momento fue absolutamente mágico. Le dije a mi equipo que no dijese nada al público de quién iba a salir a escena.

E.A: Primero se grabaron los planos generales y después los cortos. Cuando salió a escena esa reacción del público es absolutamente natural. Se pusieron de pie y hay muchísima verdad en ese momento. Me acuerdo que vino Juan José Campanella a ver esa escena al ser muy fan de mi padre. Le tengo cariño especial por haberlo dejado para el último día de rodaje. Un fin de fiesta muy especial. Termino contándote una anécdota. David Omedes, director de foto, cuando le dije qué tal lo había visto descubrí que estaba tan emocionado que no quería separarse de la cámara.

Bonus track: Fernando Castets recuerda su participación en Pájaros de Papel en una entrevista que le hicimos para EL NUEVO DILUVIO MAGAZINE allá por 2011

Emilio es un viejo nuevo amigo. Es una alegría poder trabajar con alguien con el que tienes una
gran complicidad. En nuestro segundo guión nos lo hemos pasado muy bien escribiendo un dramón.
Es un tipo fantástico, me ha hecho sentir como parte de su familia. Creo que es el director con el
que más comidas familiares he compartido. Somos de la misma edad y , de verdad, yo no sabía que
era ese gran magnate de la comunicación.

La gente va con prejuicios a ver películas sobre la Guerra Civil en España. Fuera de España, hemos recibido el premio de público en muchos festivales. Allí no saben ni que Emilio es un magnate del entretenimiento ni que es el de Médico de Familia. Simplemente, se emocionan viendo la película al no tener ningún tipo de prejuicios.

Se han hecho muchas películas sobre la II Guerra Mundial y nadie se queja. ¿Quién mejor para
contar la Guerra Civil que un español? Desde fuera, vieron la película de otra forma. En Argentina,
no se ha estrenado. He hecho pases privados en mi país y allí ven como un valor añadido que se
cuente la historia, mientras que aquí se ve como un valor negativo.

Imagen de Pepe Castro de Circlassica: El sueño de Miliki

Las reseñas de Alberto Morate: «La Cápsula»

Hay que saber llegar a viejo con dignidad. Dejar de ser un desdichado. Saber que tenemos un final y que, a veces, es mejor intentar viajar hasta la luna, o hasta las estrellas, o al firmamento, simplemente. Dejando nuestro cuerpo a buen recaudo en una cápsula espacial (o especial) que sea nuestro féretro, o en una caja de cartón con otros recuerdos, o en forma de humo y ceniza, en forma de un hijo que nos trae a colación para contar nuestra historia y que se sienta orgulloso aunque le haya costado años entenderlo.

Nicolás Scarpino se mete en el personaje de ambos. Padre e hijo. Y también niño, y mujer de repente, y náufrago, y superviviente, y héroe, llegado el caso. Como el padre, como su padre. Con el texto que ha escrito y dirigido Diego Casado Rubio, que es un libreto que mira a las estrellas, que ejecuta con notas musicales el pasado, que se orienta en la oscuridad, que camina hacia la emoción de las relaciones de un hijo con su progenitor, al que nunca entendió porque se considera un ser anodino. Ahora, al rescatárnoslo, se crece en su consuelo, viaja hacia las nubes, lo ama, cuando ya se ha ido.

La cápsula en vez de cerrarse, se ha abierto. Es una carta, es una lágrima, es una anécdota, es un espíritu libre, es un paisaje infinito.

No quiero seguir envejeciendo” dice el personaje que quiere viajar hasta los dioses. Bastantes achaques tengo ya. No quiero que me tengan que cuidar, no quiero ser un estorbo para nadie, quiero irme en mis sueños. Este monólogo a dos voces es un alegato a vencer cuando ya se sabe que se está perdiendo. Es una emoción incontenida. Es un pulso entre el llanto, la ternura y la sonrisa.

Si me nombras, desaparezco”. Es el clamor del silencio, es el derecho al grito, es el epitafio de quien sabe que no tiene sentido seguir errando en la decrepitud de un cuerpo. Pero no es triste este alegato. Es amable, es risueño, incluso divertido. Es la muerte viva, porque no existe vida sin muerte y siempre estarás en mi corazón dividido.

El intérprete, no nos cuenta la historia, nos la vive, nos la lanza, nos la ilumina de sentido en esta función que puede verse los lunes en los Teatros Luchana de la mano de la productora El Tío Caracoles.

Alberto Morate tiene el teatro como modus vivendi. Durante más de 40 años ha sido profesor de dramatización, ha dirigido grupos de teatro, ha escrito obras y ha interpretado ocasionalmente como actor. Desde el año 2014 también reseña funciones y espectáculos. Realiza sus crónicas con un estilo peculiarmente poético, haciendo hincapié en el tema, y comentando las representaciones desde un punto de vista emocional, social y humano.

Las reseñas de Alberto Morate: «Las Piscinas de la Barceloneta»

Hoy os traemos la visión de Alberto Morate de Las Piscinas de la Barceloneta (Jueves, 20h en la Sala Mirador solo hasta el 14 de octubre). Nacen así Las Reseñas de Alberto Morate que iremos compartiendo DESDE MI BUTACA a lo largo de esta temporada.

Alberto Morate tiene el teatro como modus vivendi. Durante más de 40 años ha sido profesor de dramatización, ha dirigido grupos de teatro, ha escrito obras y ha interpretado ocasionalmente como actor. Desde el año 2014 también reseña funciones y espectáculos. Realiza sus crónicas con un estilo peculiarmente poético, haciendo hincapié en el tema, y comentando las representaciones desde un punto de vista emocional, social y humano.

LAS PISCINAS DE LA BARCELONETA por Alberto Morate

Susurran los recuerdos, la nostalgia, los claroscuros de un tiempo bien concreto, el año 1977, recién fallecido el dictador, pero aún coleando sus amarres atados y bien atados. Se empezaba a respirar aire de libertad, aunque tenían que seguir juntándose los personajes fuera de lo socialmente establecido, en garitos pasados de moda, en locales cochambrosos o en piscinas demodé. Y aún así, seguían lloviendo palos, insultos, increpaciones, detenciones.

Foto: Sandra Collantes

Angustia pasada, ¡madre mía, qué tiempos!, nos dice Sebas recordando aquellos murmullos que aún resuenan en su psique interna. No ha conseguido volar, aunque ha aprendido el camino a base de sinsabores, pero también de satisfacciones, de observar y de poner en práctica, de ser invisible para pasar a ser protagonista.

Nos impregna de aquella sal de la rareza de una piscina de agua de mar, teniendo el mar tan cerca. Nos llegan sus sonidos, sus asperezas, sus ilusiones, el luto blanco de querer sobresalir de entre tanta canalla, de entre tanto tipo al margen, del oscurantismo al que, en principio, parecía estar abocado.

Secun de la Rosa escribe este texto de levedad asomada a la ventana del pasado. Y se dirige a sí mismo, porque él es el que mejor se conoce. Y sabe darle el tono adecuado, la voz precisa, la paz de una guerra pasada. Se siente agradecido, a pesar de todo, o precisamente, por todo aquello. No reniega de ello. Es un tiempo que ya ha pasado a ser infinito. Por aquel entonces era vivir el momento, el carpe diem, sin saber qué significaba entonces. Ahora se encuentra frente a sí mismo. En una exposición de todas aquellas razones.

Foto: Sandra Collantes

Es un monólogo sin acritud ni acusaciones. Simplemente, nos muestra un ser sensible y dispuesto a darnos a conocer unas circunstancias personales que eran comunes a muchos más de los que creíamos. No eran pocos los que se sentían diferentes y querían hacer valer su creatividad, su arte, su riesgo por saltar al vacío, su desasosiego de marginales. De ahí tantas muertes posteriores, de ahí tanto santo varón en sentido inverso, de ahí tanto artista desarmado y tanto rebelde con causa.

Las piscinas de la Barceloneta. La crónica de un superviviente, la añoranza con serenidad, la calma de lo vivido.

De Sondheim a Queen y las creaciones originales: Los musicales levantan el telón

Something familiar,

Something peculiar,

Something for everyone:

A comedy tonight!

Stephen Sondheim

Pudiese parecer que la mejor manera de levantar el telón de esta atípica temporada musicalera no podía ser de otra forma que con el Comedy Tonight de Golfus de Roma, precisamente el primer musical que verá asomar la patita esta temporada en la que le acompañarán un montón de musicales en Madrid especialmente, pero también en Barcelona y hasta en gira. A este musical de Stephen Sondheim con Carlos Latre y Eva Diago como cabezas de cartel, se sumarán -sacad papel y lápiz- We Will Rock You, El Rey León, Kinky Boots, Tina, Full Monty, A Chorus Line, Grease -cojo aire y sigo- las propuestas del Sanpol como Heidi, el musical, Cruz de Navajas… Si miramos a Barcelona estarán Billy Elliot, Cantando Bajo la Lluvia o Fama y en gira Capullas, el musical, Romeo y Julieta y las propuestas de Trencadís Produccions y La Espiral Mágica entre otras compañías que apuestan por espectáculos originales.

Tras el parón de la Pandemia, Madrid recobra el brillo con un puñado de producciones que coincidirán en cartel a la vez. Como siempre, y aún más con la Pandemia mediante y la incertidumbre de qué pasará con los aforos y el público, habrá grandes éxitos, algunos de tibio recorrido y algún que otro tropezón en el camino ante esta inusitada cantidad de títulos.

Como decía, el primer musical que levantará el telón será el gran triunfador de este año en el Festival de Mérida. En palabras de su director, Daniel Anglés: «Han pasado los años y necesitábamos una versión para el siglo XXI. Tenía muy claro que quería que esta fuera mi primera comedia… cruzaba los dedos para que llegara el momento adecuado, y es este. Ahora tenemos todos los elementos necesarios». En el reparto estarán además de Carlos Latre y Eva Diago estarán otros nombres como Diego Molero, Meritxell Duró, Ana Sanmartín o Íñigo Etayo. La cita con la música de Sondheim será a partir del 9 de septiembre en La Latina. Este musical no es precisamente un ‘desconocido’ en la cartelera española. Además de la célebre producción con Javier Gurruchaga, José María Pou o Gabino Diego también procedente de Mérida, se hizo otra que pasó más desapercibida hace tan solo 7 años en los Veranos de la Villa.

Golfus de Roma levanta el telón de la temporada de musicales

Unas semanas después, la Gran Vía volverá a rugir como reina de los musicales. El 23 de septiembre volverá a brillar nada menos que El Rey León el musical en el Lope de Vega. La mayor parte del elenco se mantiene con nombres imprescindibles como los de Pitu Manubens (Scar) y Ricardo Nkosi como Mufasa. Muy poco después, Stage Entertainment lanzará su gran estreno de la temporada: Tina, el musical. Será el 1 de octubre en el cercano Teatro Coliseum. También en la meca de los musicales en España, volverá Ghost el musical, al Teatro EDP Gran Vía a finales de septiembre. No dejamos la Gran Vía y subimos al Teatro Rialto para pasar un rato estupendo, estamos seguros que con Full Monty, el musical. Theatre Properties, que también estrenará Romeo y Julieta en gira, incorpora a su equipo habitual a un referente como David Ottone en la dirección escénica. La cita con esta comedia musical será a partir del 22 de octubre.

También en octubre levantará por fin, tras varios intentos frustrados por la Pandemia, nada menos que A Chorus Line, que esperemos cuente en alguna de las funciones con el propio Antonio Banderas como ya lo hizo anteriormente. Será a partir del 9 de octubre en el Teatro Calderón.

Y no, los estrenos de octubre no acaban de ahí. Por primera vez, Grease tendrá un elenco con actores de la edad real que tienen los personajes. Esa es la gran apuesta y novedad de un musical mil veces visto ya en España desde aquel lejano estreno a finales de los 90 en el Lope de Vega de la mano de todo un propulsor del género en nuestro país como fue Luis Ramírez. SOM Produce está detrás de esta vuelta que cuenta con David Serrano a los mandos. Parece que si todo sigue así en un tiempo también nos traerán Matilda, pero bueno aún queda mucho, no lancemos las campanas al vuelo aún. Lo que sí podremos ver esta temporada es su otra producción más inmediata: En tierra extraña. Juan Carlos Rubio y el recientemente desaparecido José María Cámara han sacado adelante un espectáculo original con la siguiente premisa: «Concha Piquer desea desde hace tiempo conocer a Federico García Lorca. No en vano él es el poeta más solicitado del momento y ella la más famosa cantante de España. Ese encuentro debe producirse». En escena nada menos que Diana Navarro junto a Alejandro Vera y Avelino Piedad en esta coproducción del Teatro Español que veremos del 11 de noviembre al 2 de enero en el teatro de la Plaza de Santa Ana de la capital.

En tierra extraña llegará al Español

¿Pensaban que había acabado con Madrid? Pues no. Como última doble novedad nos vamos al barrio de Legazpi. Allí, Lets Go nos va a dar muchas alegrías. La primera claro está el hecho de montar un teatro con varias salas, un proyecto largamente acariciado y soñado por la productora de Ghost. Probablemente, el público tras lo que hemos vivido necesite un título tan desenfadado como Kinky Boots y hasta una revisión del imbatible The Hole. Desde luego no nos lo perderemos al igual que We Will Rock You que contará en sus filas con Xavi Melero y Cristina Rueda, a los que podemos ver ahora mismo brillar en la excelente El Cover de Secun de la Rosa en Amazon Prime Video.

No me he olvidado de Barcelona. Cantando bajo la lluvia con el tándem creativa Llácer-Guix de nuevo a los mandos, Fama, el musical y Billy Elliot el musical serán los principales reclamos. Tres títulos bien conocidos por el público que parecen una apuesta segura en una temporada que llegarán también propuestas de creación muy interesantes como cada año.

Quiero acabar este primer avance de la temporada haciendo hincapié en las producciones originales que afortunadamente son cada vez más. En ese sentido hay que elogiar un proyecto como Capullas, que esperamos ver muy pronto en Madrid, de la mano del productor Gonzalo Pérez, que repone también el excelente Cruz de navajas en Ifema. Tampoco hay que perder de vista la otra apuesta de Theatre Properties: Romeo y Julieta que cuenta con solventes intérpretes como Silvia Villaú o Paco Arrojo. Tampoco habrá que perderse la gira del estupendo Antoine, el musical y el estreno allá por diciembre de la nueva producción de El médico, ambas producidas por Beon. Y no, no me olvido del musical familiar y es que el Sanpol con títulos como Heidi, el musical o Trencadís Produccions con por ejemplo Alicia en el musical de las maravillas van a seguir haciéndonos disfrutar esta temporada tanto como La Espiral Mágica que ha creado un sello de creación de espectáculos musicales para toda la familia temporada tras temporada. Además, volverá a Madrid, esta vez al Nuevo Alcalá, Pinocho, el musical de Showprime producciones (Maxi Martínez y José Masegosa) que ya nos deslumbraron en la temporada pasada como uno de los espectáculos revelación en el campo de los musicales familiares. También en el campo de la creación hay que aplaudir el empeño de Dídac Flores que con su Suerte en mi vida producciones está en el Teatro Lara con Madrid, 24h. Ojalá pronto podamos ver también en Madrid La vida en pedazos o ¿Por qué no? una reposición de Desde mi Ventana ahora que la música de Pasek and Paul vuelve a estar en primer plano con el estreno de la adaptación cinematográfica de Dear Evan Hansen.

Madrid, 24 horas se ha estrenado en pleno verano en el hiperactivo Teatro Lara

Mucha suerte a todos en este atípica, difícil y competitiva temporada que nos hace soñar que el telón de los musicales nunca más se volverá a echar. Que así sea.

THE SHOW MUST GO ON

Rachel Tucker trae la magia del West End y Broadway al Teatro Amaya

Este verano, Rachel Tucker (Wicked) hará un regalo a los amantes de los musicales en la última semana de agosto. En la época estival podremos disfrutar de un repertorio que durante todo estío hemos echado de menos los amantes del musical. La intérprete estará en el Teatro Amaya el 24 de agosto a las 19:30h en una cita imprescindibles para los fanáticos de los compases de Broadway y el West End. La actriz es conocida por protagonizar el icónico musical Wicked tanto en Londres como en Nueva York, ostentando hasta la fecha el récord de contrato más largo para dicho personaje en la cartelera londinense. Formó parte del elenco original del musical Come From Away en la capital inglesa y actualmente vuelve a Broadway para ponerse de nuevo en la piel de Beverly en el esperadísimo regreso de los teatros americanos. Además, en su larga trayectoria se encuentran títulos como We will rock you, Rent, Songs of a new world o The last ship, el musical de Sting.

Un momento de Wicked

Sobre el escenario del Teatro Amaya podremos disfrutar de 75 minutos en los que la actriz irlandesa traerá de vuelta al escenario a algunos de sus más recordados personajes y donde presentará, de forma exclusiva, alguno de sus nuevos temas. Acompañada de algunos artistas invitados del panorama del Teatro Musical español, promete ser una noche mágica e inolvidable. Las entradas ya están a la venta.

La artista llegará a Madrid un día antes, el día 23 de Agosto, para impartir su Masterclass Acting through song. En esta clase magistral, 8 alumnos (plazas agotadas) tendrán la oportunidad de trabajar temas solistas de Teatro Musical mientras reciben anotaciones de la artista para potenciar su interpretación. Además, aún quedan plazas para asistir al evento como oyente. El evento se desarrollará en la sala El Espacio siguiendo todas las medidas de seguridad COVID vigentes. Para inscribirse como alumno o como oyente, los interesados deberán acceder a este link donde recibirán todas las instrucciones.

Un evento producido íntegramente por Judit Gayán, quien se estrena como productora de eventos, con la colaboración de Los Repertoristas.