De cenizas, cabarés, risas, miércoles y musicales ochenteros, ¿Quién dijo que en la cartelera madrileña no había variedad?

Padre no es más que un vocablo. En Ceniza un hijo que vuelve a casa por la muerte de la madre lleno de resentimiento. Un padre estrafalario, que llena el aparador de su casa de colecciones absurdas. No se han visto en diez años. Tienen mucho que decirse, mucho que reprocharse. Suena Yesterday, melodía que podría ser el leitmotiv de la función. Dos animales heridos en escena que ‘escupen’ su pasado. Comedia y drama se funden en esta suerte de ajuste de cuentas familiar con dos únicos actores en escena, que están rodeados por el público en la segunda sala del Fernán Gómez. Guillermo Montesinos compone un padre alcohólico y putero delicioso que, a pesar de sus obsesiones, no resulta excesivo. Le acompaña un actor, Antonio Campos, que no termina de emocionar. No resulta creíble cuando reprocha a su padre todo lo que hizo mal en el pasado. Una buena producción con un gran trabajo de Guillermo Montesinos en la segunda sala del Fernán Gómez. En la sala principal del teatro se puede ver Subprime, en la que Chete Lera firma un brillante trabajo. 
Neil Simon, el mítico comediógrafo artífice de La extraña pareja, firma un texto, Los reyes de la risa, que destila amor por la profesión del cómico. Sus diálogos afilados puestos en la boca de estos dos personaje, una suerte de recreación de ‘El Gordo y El Flaco’, tienen una gran verdad en las manos de Javier Gurruchuga, tan excesivamente maravilloso como siempre y Joaquín Kremel. El otrora galán en la teleserie Hostal Royal Manzanares da la réplica con soltura al enérgico Gurruchaga. Poco importa que supuestamente sus personajes tengan unos añitos más que ellos. Estos dos cómicos nos proponen una buena receta contra los tiempos inciertos que vivimos, bienvenidas sean comedias así. En pleno centro de Madrid, en el Teatro Arenal.
Producciones Off está poniendo el cartel de ‘No hay localidades’ día tras día con su Los miércoles no existen en la sala de nuevo cuño El sol de York. Una dramedia urbana que cuenta con un reparto de caras conocidas que se alternan en dos repartos. En una función como ésta se demuestra que Dani Muriel ha encontrado su sitio en el teatro y más con este personaje de chulo playas que borda y que hace al público reír a carcajadas. Lo malo es que deja la función en breve. Lo bueno es que se incorpora al nuevo trabajo de Juan Carlos Rubio, La monja alférez, en el Centro Dramático Nacional. En el reparto que pude ver, solo por citar otro nombre, me quedo con Mónica Regueiro, deslumbrante aquí y también en el Cordón umbical de Daniel de Vicente que se verá en el Teatro Lara los días 8, 10 y 15 de abril.
Últimos jueves de un cabaré muy especial en el Teatro Alfil. Cabare de caricia y puntapié se enmarca en una hipotética defensa de una tesis doctoral sobre el artista Boris Vian. En escena, dos actores, Jorge Usón, al que veremos también en Feelgood desde esta misma semana en el Matadero, y Carmen Barrantes. Dos actores camaleónicos, capaces de meterse en la piel de todo tipo de personajes con sumo acierto y gracia. Divertido y ácido, este cabaré mete pinceladas de actualidad que le  hacen conectar aún más con el distinguido público de la Universidad de Malasaña. Solo les quedan dos jueves a las 22:30 horas, una buena opción para pasar una noche de diversión. Las risas están aseguradas.
A quien le importa es el último musical jukebox autóctono, esos que utilizan éxitos del pasado de los que parten para crear un musical. En el céntrico Teatro Arlequín viajamos a los ochenta gracias a la música de Jorge Berlanga y a un inolvidable maestro de ceremonias, Tony River. La historia, enmarcada en una especie de ensoñación, permite introducir con más facilidad las canciones que van de Ni tú ni nadie al mismísimo A quien le importa. Si esperan una gran escenografía, éste no es su musical. Estamos ante un musical muy off, muy alternativo. A quién le importa funciona precisamente por eso, por lo alternativo que es todo. Desde el libreto a la presencia escasa de elementos escenográficos. El reparto cumple por regla general y el libreto salvo algún momento de éxtasis espiritual-musical está mejor ensamblado que en otros musicales jukebox recientes. ¡Ojo a los cameos virtuales, son realmente divertidos! Un apunte interesante: Son de los pocos que hacen funciones los lunes. Si no sabes cómo empezar la semana, este musical es una buena alternativa.

Una última recomendación muy propicia para estas fechas. Aún estás a tiempo de disfrutar, si queda alguna entrada, Donde mira el ruiseñor cuando cruje una rama, en la Sala Pequeña del Teatro Español hasta mañana. Un autosacramental de Hugo Pérez en el que  Gabriel arcángel, es elegido  para anunciar  la llegada del niño pero antes tendrá que velar la infancia de María. Con una bellísima puesta en escena, Teatro Tribueñe acierta con esta arriesgada propuesta escénica. Esperamos con ganas ya la vuelta de su Por los ojos de Raquel Meller en abril. 

Anuncios

Así vivimos el Día del teatro DESDE MI BUTACA…

Ayer se celebró el Día Internacional del Teatro y para celebrarlo nos acercamos a algunos de los actos conmemorativos en los Teatros del Canal, donde pudimos disfrutar de un avance de El pimiento verdi y una visita teatralizada, y  La casa museo de Lope de Vega, donde se leyó el Manifiesto y Ron Lalá divirtió al mismísimo Fénix de los Ingenios. Para cerrar la jornada pasamos por el Teatro de la Abadía para disfrutar de una de las últimas funciones de El café.

11:30h, comienza el ensayo de “El pimiento verdi”
“El pimiento verdi”
“El pimiento verdi”
12:30 horas Visita teatralizada en los Teatros del Canal
Así se quedó el apuntador cuando supo que DESDE MI BUTACA estaba en los Teatros del Canal
17:00h, Ron Lalá, tan incombustibles como siempre en la Casa de Lope de Vega.
Ron Lalá y autoridades
A las 20:00h disfrutamos de una Venecia en gris llena de arquetipos que podemos encontrar en nuestra sociedad. “El café” presenta a unos personajes acuciados por deudas económicas y morales. Un empeño de sacar adelante un proyecto arriesgado por parte de un equipazo de actores en el brilla con luz propia ese camarero que vivió mejores días en Arizona, Jesús Barranco. ¡Hasta el domingo en La Abadía, que nadie se lo pierda! Foto de Ros Ribas.

Asier Etxeandia: "El intérprete es un homenaje a mi madre"

En el salón de casa, una familia vasca escucha el disco de Cabaret que el pequeño de la familia ya se sabe de memoria. Aprende las canciones y monta improvisados conciertos para sus ‘amigos invisibles’ con los que se prende la llama su imaginación. ¿Quién iba a decir a ese niño medio autista y solitario que una noche de 2003 se convertiría en el mítico personaje que Joel Gray popularizó en la gran pantalla? Hoy esos ‘amigos invisibles’ son de carne y hueso y braman ante su particular Dios pagano musical en el castizo Teatro La Latina. Señoras y señores, con todos ustedes el actor, el cantante, El intérprete, Asier Etxeandia.

¿Cómo nace El intérprete?

Nace de las ganas de cantar y de expresarme desde que soy pequeño. Cuando estoy cerca de la cuarentena, tengo 37 años, encuentro a Tao Gutiérrez y tengo una necesidad imperiosa de hacer homenajes a personas como mi madre y a momentos muy especiales de mi vida. Siempre he estado en grupos de rock and roll y lo he compatibilidad con la actuación estos años. La música era el camino que yo quería seguir, pero la vida me ha llevado a ser actor, que creo que es practicamente lo mismo. Creo en los cantantes que cuentan historias, no en las grandes voces.

Si tuvieses que encuadrar al espectáculo en un género…

Siempre he buscado un camino intermedio entre la interpretación y la música. No quiero hacer un musical al uso, está muy visto. Tampoco es un espectáculo de cabaret en un sentido estricto. Es un concierto, pero las canciones que canto me importan. Para mi forman parte de momentos importantes de mi vida. Es muy autobiográfico. Parto un poco de un sueño de mi infancia. Yo hacía conciertos en mi cuarto y aprendí a hablar cantando. Mi infancia la he superando jugando a ser actor, cantante, a ser el intérprete (se le escapa casi por inercia esa especie de eslogan que acompaña al espléndido video promocional de La Caña Brothers y al comienzo del espectáculo). No hablo de momentos concretos de mi vida, sino de sensaciones, de cómo me sentía. En el fondo, es un homenaje a mi madre. Se me fue hace 6 años, pero a medida que nos hacemos mayores comenzamos a guardar mayor honor a los padres. Sentía una necesidad de homenajearla y lo hago a través de canciones que, aparentemente, no tienen nada que ver. Hago un recorrido musical de The Rolling Stones a Talking Heads, Chavela Vargas, La Lupe, Gardel…

La banda durante un ensayo de “El intérprete”

Con Cabaret te ganaste el respeto de la crítica y el aplauso del público, ¿Que ha significado Emcee en tu carrera?

Fue otro de los grandes sueños de mi carrera. Mis padres tenían el disco de Cabaret y me sabía todas las canciones de memoria. Creo que el personaje del maestro de ceremonias siempre ha estado gestándose dentro de mi. Me encanta que alguien con un secreto tan grande, con todo ese misterio, tenga la dualidad de por un lado llegar a dar miedo y por otro conseguir que todos se sientan a gusto con él como anfitrión. Esos dos vértices me atraían mucho del personaje. Sin duda, fue el proyecto que me hizo desarrollarme como actor y ser reconocido en Madrid.

Tres proyectos a la vez. A este intérprete le sumamos los estrenos en el Teatro Español de La chunga y en La casa de la portera de Sagrado corazón 45, ¿Duermes por las noches?

(Risa grande. Su voz ronca derrocha calidez)

Duermo muy tranquilo, tengo la conciencia muy tranquila. Eso sí, tengo horario de jubileta. A las diez de la noche me entra el sueño y a las siete de la mañana me despierto con un chute de energía tremendo para ensayar La chunga. Por las tardes he estado ensayando El intérprete. Y cuando tengo un hueco, ensayo para La casa de la portera. Surgió así y no podía decir que no a ninguno de estos proyectos. Esto es un oficio y hay que encararlo así, trabajando mucho y aprendiendo con cada experiencia. Estoy al borde de la embolia, pero estoy muy feliz.

La chunga es un texto brillante de Mario Vargas Llosa y está resuelta de una forma mucho más bizarra de lo que pensábamos. Es muy extremo, lleno de las mayores bajezas humanas. Hay un reparto maravilloso y estamos descubriendo una obra increíble con escenas muy subidas de tono, pero muy emocionales y grotescas. Me recuerdan al Valle Inclán de Divinas palabras con estos personajes de los suburbios. Además, Joan nos está dirigiendo de una forma muy fina por no hablar del reparto que es fantástico. En Sagrado corazón también tenemos un elenco muy bueno. Es un texto muy bonito sobre una casa que pide sangre. Yo estoy como loco por trabajar en La casa de la portera. Me parece un hallazgo tener al público tan cerca. Solo hay una opción: ser de verdad.

¿Son estos espacios alternativos el pulmón del teatro en estos tiempos inciertos?

La cultura es como el agua, va a seguir fluyendo. Es una necesidad del ser humano. Si es necesario nos lo montaremos por nuestra cuenta y tomaremos los palacios y nos subiremos a la chepa del gobierno si hace falta para poder actuar. Si durante siglos la cultura ha seguido presente es por ser una parte importante del ser humano.

Mañana celebramos una nueva edición del Día Mundial del Teatro, ¿Por qué el teatro es un buen lugar para contar historias para Asier Etxeandia?

El teatro me ha enseñado mucho. Tengo una profesión que me enseña a empatizar con el ser humano. Conmigo mismo y con los demás. Tengo una necesidad de contar historias y de ahí que necesite un receptor. Creo que no sabemos vivir en comunidad y que el teatro hace mucho por conseguir el entendimiento de la comunidad. Los griegos lo hacían por eso. Es uno de los valores más grandes que tiene el ser humano en su vida.

Dos figuras esenciales en tu carrera teatral han sido Blanca Portillo y Tomaz Pandur, ¿Qué has aprendido de ellos?

Blanca y Tomaz me han enseñado muchísimo, ha sido un regalazo trabajar con ellos. Pandur me permitió volar y me puso todos los elementos necesarios para que yo crease y disfrutara. Blanca como actriz y compañera me ha enseñado lo que es la interpretación y lo que es ser un actor. Les echo de menos. Una está trabajando y el otro en Eslovenia, ¡Qué ganas de que nos volvamos a reunir!

Aunque tu escena se suprimió, trabajaste con Almodovar en Los abrazos rotos

Fue muy rápida la experiencia, se rodó en un día y no lo pude disfrutar como querría. Espero poder trabajar con Pedro en condiciones en el futuro.

En televisión has sido compañero de la reciente Goya de Honor, Concha Velasco, en Herederos, ¿Con qué te quedas de esa experiencia en la pequeña pantalla?

Concha es una maravillosa actriz y una excelente compañera. Herederos es una de las series en las que mejor me han tratado. Estamos haciendo muy buenas series en España, vamos por buen camino.

En Los días no vividos se cruzaron en tu camino La Caña Brothers, que han colaborado activamente en El intérprete, ¿Cómo recuerdas esa experiencia cinematográfica?

Es una de las cosas más bonitas que he hecho en mi carrera. Teníamos un equipo que me ha sorprendido mucho y me ha hecho creer que todo es posible. Gente que se dedica al cine solo por amor uniendo fuerzas en una especie de factoría, hecho todo con mucho amor y una honestidad alucinante. Estoy muy orgulloso de haber trabajado en ese proyecto de La Caña Brothers.

Con tres espectáculos a la vez, ¿Serías capaz de meterte en algún proyecto más?

Si surge algo audiovisual para llenar la nevera, mejor que mejor, todo se puede compatibilizar. El intérprete es para hora golfa y el resto de proyectos tendrán una vida de unos meses nada más.

Una bestia escénica inclasificable

Cuando traspasamos las puertas de La Latina nos convertimos en los ‘amigos invisibles’ de Asier, un niño ‘raro’ que nos invita a ser nosotros mismos. En un viaje musical a su infancia, el protagonista de La chunga hace un repaso por temas que van de Puro Teatro a Los Rolling. De la argentina de Gardel a su Bilbao natal. Con una energía irresistiblemente contagiosa nos invita a vivir una noche inolvidable en una suerte de espectáculo que bebe del cabaret, los conciertos al uso y, por supuesto, un poquito del teatro musical convencional. No es ninguna de las tres cosas, pero es simplemente mágico. Con unos textos muy bien ensamblados en la parte dramatúrgica del espectáculo, El intérprete confirma a Asier Etxeandia como una bestia escénica inclasificable, dotado de un talento que vuela alto. En fin, que nadie se pierda el espectáculo los viernes en La Latina, es algo simplemente imprescindible en la cartelera madrileña. Ojo también a los estrenos de La chunga y Sagrado corazón 45, seguro que tampoco decepcionan.

*El espectáculo de Factoría Madre Constriktor abre las sesiones golfas del Teatro La Latina. Esta semana habrá sesión el jueves y el viernes a las 23:30 horas. En abril estará los viernes a la misma hora. 

"Cordón umbilical" y "Tres segundos", el talento de "La alternativa"

La Sala Triángulo se ha convertido en las últimas semanas en un hervidero teatral del que han salido dos proyectos teatrales que tendrán recorrido después de su paso por “La Alternativa” madrileña. Como si de un workshop artístico se tratase, una especie de ‘campo de pruebas artísticos’ por traducirlo de alguna forma al castellano,  los espectadores de Cordón umbilical y Tres segundos han asistido, sin saberlo seguramente, a una especie de juicios artísticos a proyectos que, estoy seguro, tendrán cierto recorrido. El primero se verá, nada menos, que en el mítico Teatro Lara y el segundo volverá a la Sala Triángulo muy pronto.

Por diversos motivos, estos dos proyectos han centrado el interés DESDE MI BUTACA

Cordón umbilical supone el debut en la dramaturgia, la producción y la dirección de Daniel de Vicente, que también ha conseguido editar su obra bajo el sello de Ediciones Antígona, con 22 años. Se ha convertido en todo un hombre orquesta de la escena con este proyecto tan largamente soñado. En escena, una serie de personajes que callan más de lo que dicen. Una pareja con niño a la vista, un veterano matrimonio con algún que otro secreto, una homosexualidad latente en el aire y mucho vino, como ‘cordón umbilical’ de las historias. Con una sobria puesta en escena, como toca en las salas alternativas por motivos obvios, Cordón umbilical es solo una pequeña muestra de un talento emergente que se podrá volver a disfrutar con el poso previo de las tres funciones en la Sala Triángulo, como el buen vino, en el Teatro Lara los días 8, 10 y 15 de abril.  ¿Quién dijo que no había dramaturgos españoles jóvenes?

Tres segundos es un proyecto con un aroma a otro tiempo no tan lejano, se recupera, nada menos, que el radioteatro. No hace falta escenografía alguna, unas simples radios antiguas son el único recurso reseñable. Por el poder de la palabra  y, ¿por qué no?, por el poder de la imaginación que con iniciativas así dan “frescura” a la escena Tres segundos, que supone el debut del locutor Jesús Ortega en la dirección y en la dramaturgia, es un proyecto realmente interesante. Las historias, muy bien hiladas por las dramaturgia de Ortega con una voz en off de Agustín Jiménez deliciosa, están escritas por Juan Carlos Rubio, Carles Harillo, Carlos Be, Emilio Williams y el propio Jesús Ortega. En el reparto cumplen todos los intérpretes, pero es inevitable fijarse en la lucidez, en la frescura y en el saber hacer de la debutante Josi Cortés, que incluso en el día del estreno logró salir airosa de esta nueva experiencia. El público rió intensamente en El síndrome Spears con el que Cortés abrió el espectáculo. Vuelven a la Triángulo en mayo.

En la foto, el reparto y el director de “Cordón umbilical” y el cartel de “Tres segundos”

El 21% de IVA aleja a España de la Eurozona

La  Federación Estatal de Asociaciones de Empresas de Teatro y Danza (FAETEDA) ha presentado esta mañana en el Teatro Coliseum de Madrid los resultados de asistencia y recaudación del último trimestre de 2012, en los que el alarmante gravamen impuesto a la cultura ha hecho que se destruyan solo en el sector de las artes escénicas unos 600 empleos.

No es fácil ver en un mismo espacio a los grandes ‘pesos pesados’ de la producción teatral en España, pero la acuciante crisis que sufre el sector escénico, provocada no solo por el IVA, sino también por el nuevo sistema de contratación de los ‘bolos’ impuesto por los ayuntamientos, ha permitido que esta mañana se pudiese ver en el céntrico teatro de la Gran Vía madrileña a Juanjo Seoane, Jesús Cimarro, Tricicle, Pedro Larrañaga,  Enrique Cornejo, Daniel Martinez, a la sazón portavoz de los productores como presidente de FAETEDA que es, José Luis Gómez, Petra Martinez, Juan Margallo y un largo etcétera.

Algunos datos significativos:

El número de espectadores ha descendido un 31,43%, 1.800.000 espectadores menos que en el último cuatrimestre de 2011

Se han perdido 600 puestos de trabajo directos

La recaudación  ha descendido un 32,98%, lo que supone 33.297.278 euros

Ha tenido un impacto negativo sobre la recaudación global de impuestos y Seguridad Social, estimado en 2.978.151 euros

Este IVA nos ha apartado de Europa“. Daniel Martinez recalca que tres países europeos como Francia, Portugal y Holanda decidieron dar vuelta atrás cuando vieron las penosas consecuencias que tuvo la subida de impuestos a la cultura. Desde FAETEDA han creado un plan de choque que presentarán al gobierno en unas semanas. Actuando “con pies de plomo”, Martinez ha avanzado que existe cierto diálogo con el Ministerio de Cultura, aunque sin entrar en detalles. España cuenta actualmente con el tipo de IVA para el teatro más alto de la Eurozona. Noruega lo grava con un 0% y Portugal con un 13 % por poner solo dos ejemplos.

Una problemática ya anterior a la subida del IVA ha sido la viabilidad de las giras teatrales. “No podemos aceptar que no se programe en las provincias“. Muchas compañías pequeñas y medianas dependen de los ‘bolos’ y si no se contrata, su supervivencia será imposible y “se negará a miles de españoles que no pueden trasladarse a Madrid la posibilidad de disfrutar  del teatro”. Además, el nuevo sistema de contratación ” a cuenta y riesgo” de las compañías no facilita que esos ‘bolos’ sean rentables en muchos casos.

“Poner esperanzas en la Ley de Mecenazgo sería un error”. Preguntado por la hipotética Ley de Mecenazgo de la que lleva hablando el gobierno desde hace tiempo, el representante de los productores advirtió que “es anormal que no tengamos Ley de Mecenazgo”, pero “lo más seguro es que beneficie especialmente al sector público”. Lo esencial sería que existiese una mesa de diálogo también con el sector privado para llevar la iniciativa a buen puerto para ambas partes.

Una vista de la Sala Pereda del Palacio de Festivales de Cantabria. Foto original de Carlos Rivera.

"Transición" y "Jordi Dauder, La revolución pendiente", el futuro de nuestro pasado

El 23f, la música de Raimon y la muerte de Franco son episodios que se repiten en el documental y la obra teatral que se pueden disfrutar estos días en Madrid. En la acogedora Cineteca de Madrid se puede disfrutar del a priori perfil de un actor inmenso,  pero  Jordi Dauder, La Revolución pendiente es mucho más que eso. Es una plasmación en imágenes de nuestra historia más reciente, esa misma que pretende reflejar Transición dando el protagonismo a un tal Adolfo Martínez en el María Guerrero.

Transición es un ejercicio metatetral y ¿metahistórico? fascinante. Ingresan a un tal Adolfo que padece Alzheimer en las mismas fechas en que se conoce que Suárez padece la enfermedad del olvido. Adolfo ” a secas”  entra pronto en una realidad pasada, en la que el doctor que le atiende es el mismísimo Juan Carlos, en su pasado ficticio o real aún príncipe de España. A caballo entre el esperpento y la astracanada, Transición es un sano ejercicio de memoria ficcionada, por supuesto. Quizás hubiese hecho falta una obra con esta temática, pero con un tono más serio antes que presentar esta apuesta tan arriesgada, pero lo acierto es que aplaudo el montaje a nivel global. El tercer plano de la obra, el de un programa televisivo sobre la Transición, tiene momentos realmente hilarantes con esos números musicales tan ‘fuera de lugar’  en ocasiones, pero otros como el Libre que se marca el supuesto Suárez con Carrillo son realmente deliciosos. Adolfo Martínez, bedel del Congreso de los Diputados que una vez dio la mano a Suárez, “vive aferrado a falsos recuerdos” mientras cuida las plantitas del jardín aprendiendo “a disfrutar del anonimato”. Un Suárez o Martínez muy humano. Solo hay que ver la escena del mus en el que hace un particular reparto democrático, sirviéndonos a la vez esta aparentemente escena baladí para darnos cuenta del estratega que se escondía detrás de este político. Para dotar de verdad sobre las tablas a este personaje se ha contado con uno de esos actores discretos, pero inmensos. Antonio Valero no es un actor de photocall, pero ha demostrado en incontables ocasiones que es un actor arriesgado y siempre comprometido con su profesión. Hasta en un producto tan, en principio, poco interesante como la adaptación teatral de Amar en tiempos revueltos consiguió brillar con luz propia. A su Suárez le dota de una vulnerabilidad infantil deliciosa que torna en desesperación cuando descubre que su supuesta realidad no es tal, pero la lucidez también le acompañará cuando recuerde el discurso de dimisión con la luna y la música de Raimon como telón de fondo.

Matadero Madrid se ha convertido en uno de los centros culturales más activos de Madrid. A las dos magníficas salas del Español se unen un restaurante muy concurrido, La Cantina, y espacios tan interesantes como Cineteca, un espacio audiovisual dedicado al documental. Estos días se puede disfrutar de Jordi Dauder, La revolución pendiente, un apasionante documental sobre el actor y activista político. Vertebrado por una suerte de capítulos históricos, recorremos la vida de Dauder a la vez que refrescamos algunos episodios de la historia más reciente. El actor que ganó el Goya por Camino tuvo una militancia activa durante toda su vida. Escribió y fundó revistas comprometidas, participó activamente en el Mayo francés e incluso fue encarcelado durante el franquismo. A medio camino entre lo político y lo artístico, el documental muestra un perfil humano extenso de una figura que ha llegado a participar en decenas de películas, obras de teatro y series televisivos. Un personaje comprometido y polémico del que hablan su amigo y cómplice Sanchis Sinisterra, Alberto San Juan, Carod Rovira y Juan Diego entre otros. Una vida apasionada que le llevó a levantar la bandera del “No a la guerra” sin olvidar otras pasiones menos conocidas como la poesía e incluso la narrativa. Sobre la pantalla de la Cineteca se proyectan imágenes de trabajos como el 23F, El día más difícil del rey, donde compartió escenas con Juan Luis Galiardo y Pepe Sancho, ¡Cuántas valiosas pérdidas en tan poco tiempo! Al menos a Jordi le podremos disfrutar lúcido en este emotivo homenaje audiovisual de Antoni Verdaguer. Hasta la Tercera República, Jordi.

"Tres segundos", de las ondas a las tablas de la Sala Triángulo

El locutor de Efecto Madrid, Jesús Ortega, debuta en la dirección y la dramaturgia con Tres segundos, un proyecto nacido en las ondas. La sección “Radioteatro Contemporáneo” de su programa radiofónico quiso recuperar el radioteatro en una iniciativa que ha sido acogida con interés por parte de autores, actores y oyentes del programa, que ya se ha convertido en un referente en la información teatral. Dos medios, la radio y el teatro, que apasionan a este licenciado en Derecho y Periodismo que cumple un sueño con este proyecto que se podrá ver los días 21 y 22 de marzo en la madrileña Sala Triángulo a las 20:30 horas. Para este proyecto ha contado con los textos de primeras espadas de la escena española: Juan Carlos Rubio, Emilio Williams, Carlos Be, Carles Harillo y del propio Jesús Ortega. En el reparto, caras conocidas como las de Isabel Prinz y Fanny Gautier  se mezclan con Mentxu Romero y Juan Caballero, Miguel Ángel Calvo y el debut de  Josi Cortés, periodista curtida en la comunicación en la agencia Publiescena, que comparte con Ortega la pasión por el teatro y la radio. El estreno se enmarca en el Festival La Alternativa  en el que hace una semana, también con caracter de estreno, se estrenó con notable éxito la obra Cordón umbilical del joven dramaturgo Daniel de Vicente. Apunten su nombre, dará que hablar.

¿Qué nos cuenta Tres segundos?  Es un homenaje a la radio, al teatro y a las historias de ficción contadas en la radio. Desde la perspectiva del espíritu contemporáneo, actual y fresco que proporciona el siglo XXI en la forma de describir y narrar situaciones, cinco autores  han prestado sus piezas para este proyecto que cuenta con una dramaturgia como hilo conductor que permite que esas cinco historias puedan ser subidas a un escenario sin perder la esencia inspiradora de la radio. En Tres segundos se tratan temas cercanos, conocidos o vividos por cualquiera como son la dificultad para encontrar la pareja idónea, el peso del pasado, las imposiciones políticas, las relaciones laborales o la necesidad de salir de la rutina, aglutinando desesperación, histeria, compromiso social, género negro y surrealismo manteniendo un tono de humor constante durante toda la función.

DESDE MI BUTACA os presentamos el menú de piezas que se podrán disfrutar en este montaje y el testimonio de algunos de sus protagonistas y autores:

El síndrome Spears, de Carles Harillo. Encontrar un hombre que encaje con las necesidades de la s mujeres del siglo XXI se ha convertido en una misión imposible, un ideal inalcalzable, una utopía para el género femenino. Pero la culpa de esta situación no sólo se le puede echar a los hombres, no. Ellos no son los únicos responsables de tanta inestabilidad emocional. Este texto da con el origen del problema de muchas singles. Este texto será interpretado por Josi Cortés de la que dice Harillo: “En su salto al vacío he decido acompañarla con mis palabras creando un traje a su medida para que se sienta arropada,ya que una de mis mayores ilusiones es ver a esta mujer cumplir la suya, ser actriz. ¿Qué es una actriz? Pasen y vean…”

696, de Carlos Be. El autor aprovecha su faceta más humorística para tratar con ironía algunos de los problemas políticos que acarreamos en la actualidad. En un viaje al futuro, dentro de cincuenta años, advertimos cómo los ciudadanos se tienen que adaptar a los nuevos métodos de supervivencia impuestos por un gobierno conservador hasta límites insospechados que afectará a la vida diaria de una pareja . Para este texto, Be ha contado con Mentxu Romero y Carlos Caballero.

Un cuento de hadas, de Juan Carlos Rubio. La vida perfecta con un marido perfecto y unos hijos perfectos, una posición perfecta y una rutina perfecta hacen que la protagonista de esta historia busque alternativas poco convencionales para sus ratos de tiempo libre.La perfección no siempre es sinónimo de diversión y en ocasiones ni se parece a un cuento de hadas.Por eso, salirse a veces de los convencionalismos es una solución. El autor de Humo ha contado con una actriz ‘de altos vuelos’ para su participación en Tres segundos, Isabel Prinz que dice del dramaturgo: ” Tenía unas ganas locas de interpretar un texto de Juan Carlos, y al fin lo tengo en mis manos y no lo pienso compartir con nadie. Lo voy a hacer mío, y solo mío.”

La biografía, de Emilio Williams. El pasado es una gran losa cuando las circunstancias obligan a la protagonista de esta historia a pasar a un segundo plano durante gran parte de su vida. Ella no puede más ni con sus recuerdos ni con sus consecuencias… pero le ha llegado el momento de pasar, por fin, a primer plano y aprovechará la oportunidad para ajustar cuentas con su pasado porque nunca es tarde para poner las cosas claras. Para esta pieza, Williams ha contado su ‘musa’, Fanny Gautier, con la que espera que  este proyecto solo sea el comienzo de futuras y fructíferas colaboraciones.

Remitec, de Jesús Ortega, alma máter de este proyecto radioteatral.  El entorno laboral puede ser muy tóxico para cualquier trabajador cuando los egos de los jefes, las luchas por conseguir un estatus y la falta de compañerismo salen a relucir cada día en el trabajo. Buscar una solución a todas estas circunstancias negativas puede ser difícil y a veces la forma empleada puede no ser la más acertada,pero sí la más tranquilizadora… al menos, a corto plazo.  Miguel Ángel Calvo es el protagonista de la pieza de Ortega. Según Calvo: “Es un reto que Jesús afronta desde la sabiduría que le aporta su bagaje en la radio pero también desde la humildad de aquel que, tan solo, quiere hacer sentir al público.”

Por ahora serán dos únicas citas, pero Ortega nos ha avanzado que pronto tendremos noticias de nuevas representaciones.