Opening Night: Música y risas para todos los públicos

Opening night, it’s opening night
It’s Max Bialystock’s latest show
Will it flop or will it go?
The cast is taking its final bow
Here comes the audience now

The doors are open, they’re on their way
Let’s hear what they have to say

“Los Productores” de Mel Brooks

Seguro que muchas veces os habéis preguntado cómo son esas noches de estreno (y mañanas, que para algo damos alcance también al teatro familiar). Estrenamos nueva sección en la que prometemos contar el ambiente de los grandes estrenos teatrales en Madrid. En esta primera entrega, teatro musical con Taller de corazones, musical familiar con Heidi y comedia con La función que sale mal.

El sábado 21, el Teatro Sanpol estrenó Heidi, el musical, su gran producción de esta temporada. Tras el éxito de Caperucita Roja, la sala ha vuelto a contar con las melodías de Jaume Carreras que alternan pasajes musicales de lo más animados al más puro estilo Alan Menken con momentos más introspectivos -especialmente en el caso del abuelo de Heidi, que tiene algunos pasajes musicales realmente memorables- que podrían recordar al mismísimo Stephen Sondheim. Palabras mayores para un espectáculo familiar ante el que el público va a saber responder. Todo ello bajo la sabia dirección de alguien que conoce tanto al público familiar como Natalia Jara. A las 12h se levantó el telón y en ese momento se volvió a sentir la magia que ha hecho durante 37 años del Sanpol todo un referente para el público familiar. Y de nuevo, grandes y pequeños se dejaron llevar por la historia con la que han crecido varias generaciones. El reparto está compuesto por veteranos intérpretes que dan la mano a las nuevas generaciones.

En escena, encontramos la solvencia de cuatro intérpretes con muchas tablas: Javier Ibarz como el abuelo que consigue emocionar al público, Paco Morales, estupendo en su vuelta a los escenarios madrileños tras su extenso periplo escénico mexicano, Karmele Aranburu que parece haber nacido para interpretar a la Señorita Rottenmeier y esa energía contagiosa que imprime Blanca Degá como la Tía Dete. Todo ello entremezclado con la frescura que dan a la escena Ainhoa Molina, Gema Bastante y Gallo Ryan. Al acabar, una gran ovación para la espléndida compañía que este sábado y domingo despedirán la función a modo de previas. La buena noticia es que estarán de nuevo en el Sanpol del 23 de noviembre al 5 de enero y estamos seguros se volverá a repetir la gran ovación.

El lunes 23 tuvo lugar el estreno oficial del nuevo musical original de La Espiral Mágica en los Teatros Luchana. Se trata del primer acercamiento de la compañía al público adulto tras exitosas experiencias como El pequeño conejito blanco. En Taller de Corazones, se han rodeado de un elenco de dos espléndidos intérpretes: Naím Thomas que emocionó al público en su estreno y Anabel García que, en fin, como ha demostrado encima de las tablas del Sanpol precisamente durante años, es pura magia. Georgina Cort- también habitual del Sanpol- es la directora de este proyecto que cuenta con una bellísima partitura original de Josep Ferré que el público aplaudió en su estreno. El lunes 30, última oportunidad de disfrutarla -por ahora- en los Luchana.

Y las huellas del Sanpol nos llevan directos a la que será, sin duda, una de las grandes comedias de la temporada. En el Teatro La Latina se ha estrenado esta semana un título de infalible resultado: La función que sale mal. Y en el elenco nos encontramos más de un intérprete que han hecho teatro musical familiar. Es el caso de Felipe Ansola- habitual en la producciones del Sanpol por ejemplo- que interpreta a un muerto que podríamos decir que no estaba muerto… que estaba de parranda… Y no, no hago mucho spoiler, vean la función y lo sabrán… La gracia cómica de Carla Postigo – a la que hemos visto en las producciones de José Luis Gago y Estrella Blanco como Oliver Twist– se entremezcla con otro estupendo intérprete que tiene su propia compañía de teatro familiar: David Ávila. Otro nombre que siempre es un placer ver en un elenco: César Camino como el regidor amante de Perales… A tenor de lo visto en su estreno, las risas están aseguradas con esta función que, a pesar de las pocas funciones previas que lleva, ya comienza a funcionar como un preciso mecanismo de relojería suiza. Y es que precisamente para que esta función salga ‘mal’ todo tiene que salir muy ‘bien’.

Si os gusta esta nueva sección, esperamos nos acompañéis en una nueva entrega que dedicaremos a los próximos estrenos de la cartelera incluido La jaula de las locas que ya estamos deseando ver el próximo miércoles y Por amor a Gila el viernes 4 de octubre. Presentimos que habrá muchas más Opening Night esta temporada.

Notas de un verano escénico (III): Propuestas para todos

La cartelera madrileña sigue en plena erupción en pleno verano. Mucho ha cambiado la ciudad con respecto a otros veranos en que en estas fechas los teatros estaban “cerrados por vacaciones”. La multiprogramación del Teatro Lara, por ejemplo, no descansa en verano y los principales teatros privados no cesan su actividad durante estos días.

El Lara, propuestas para todos. Además de La Llamada y Burundanga, espectáculos emblemáticos de la sala sita en la Corredera Baja de San Pablo, se suceden espectáculos de distinto índole. Escogemos 3 espectáculos por diferentes motivos. Con el sonido de su exitoso La Llamada colándose por paredes de la Sala Pequeña del Lara, su productor, Mariano Piñero, ha estrenado La Pilarcita, una obra con aroma a costumbrismo andaluz en la que brillan con luz propia Mona Martínez. Gracias a la voz y el encanto de Álex de Lucas tiene un aroma especial esta correcta función que fue aplaudida con fervor ayer domingo cuando me acerqué a verla. También en el Lara he visto No Soy Dean Marty, una historia de corta duración en la que sobresale el trabajo actoral de los espléndidos Fernando Tielve y Héctor Molina. En La Partida tres amigos se reúnen para jugar su partida y confraternizar entre ellos. Parece que poco tienen en común, pero siguen siendo amigos. Y a medida que avanza la historia vamos descubriendo lo que “se esconde bajo el felpudo”. Sí, muy Arte, aunque la obra transcurra por otros derroteros después. Muchas risas aseguradas en este particular tratado sobre la amistad con tres intérpretes en estado de gracia (cómica).

Risas en pareja y un inmenso Daniel Guzmán en La Latina. Quizás sea Dos + Dos la obra con la que más me he reído esta temporada, si eso es posible medirlo. La culpa: un texto francamente divertido que han adaptado a la realidad española Olga Iglesias, Maite Pérez Astorga  y David Serrano a partir de la cinta original de Daniel Cúparo y Juan Vera. Si algo tiene que tener una buena comedia es ritmo y en esta David Serrano acompañado por Maite Pérez Astorga han sabido imprimir a esta historia eso que hace que una comedia no te deje respiro. Y en el reparto brilla un nombre, sin desmerecer a los otros intépretes que también están estupendos, y ese es sin duda el de Daniel Guzmán. Quizás sea ese ser normal, con el que muchos espectadores se sentirán identificados, pero lo que consigue, esa empatía maravillosa, solo la consiguen los buenos comedias. Y sí, él es un cómico estupendo y un dramático también si se tercia, desde luego.  Puedes escuchar a Serrano en la reciente entrevista que nos concedió en QUICK DESDE MI BUTACA.

DANIELGUZMAN

Pablo Carbonell mostró El Mundo de la Tarántula antes de ceder el testigo a Shakespeare en el Bellas Artes. Es interesante seguir la pista de la gira de esta obra que ha dirigido José Troncoso. Este biopic teatral más allá de estar salpicado de divertidas anécdotas y canciones encuentra su punto álgido como homenaje emotivo y sincero a Pedro Reyes cuando emocionado este showman nos regala un Moon River que deja al público sin palabras. Volveré en breve a este teatro a ver La Comedia de los Enredos.

La Celestina, otro gran trabajo de Atalaya Teatro. Cuando uno va a ver un espectáculo de esta compañía ya sabe que se va a encontrar un espectáculo con una línea muy marcada. Aún en la cabeza con su Madre Coraje disfruté de nuevo del buen hacer de esta compañía, muy especialmente de su protagonista,  Carmen Gallardo, que da peso y entidad a esta puesta en escena que vuelve a huir de alardes escenográficos para centrarse en la palabra con una versión legible y entretenida para el espectador.

Nunca el verso fue tan divertido. En Nave 73 dentro de sus citas con los clásicos veraniega he visto Guateque 69. Esta es la historia de tres amantes, Marcos, Roque y Pablo. Tres amantes de pacotilla liderados por un alcahuete cantamañanas llamado Gibaja, al ataque de Serafina y Matea, hermanas a más señas, amante de todo hombre la segunda, dueña de si misma la primera. ¿Cómo convencerá Serafina a Matea para que no se case? ¿Cómo convencerá Matea a Serafina para que la deje casar? ¿Cómo casará a ambas Gibaja, si sólo tiene a mano a tres cenutrios como tres soles (enormes y luminosos)? ¿Está Matea en celo? ¿Es Serafina lesbiana? ¿Sabe lo que hace Gibaja? ¿Son imbéciles todos los hombres o sólo en grupo? ¿Quién ganará Eurovisión? ¿A qué huelen las nubes? Todo esto y mucho más, en Guateque 69.

El Truco de Olej, la joya oculta de la cartelera estival. Puedo que no hayan reparado en que se puede ver teatro negro en Madrid este verano. Pues sí, el Teatro Fígaro de Smedia ha apostado por una excelente propuesta para toda la familia. Todo lo que han podido soñar que pudiese pasar en un circo pasa en este espectáculo que es un verdadero disfrute para grandes y pequeños.

el-truco-de-olej_05

Josema Yuste y David Fernández nos invitan a “La cena de los idiotas” en La Latina

 La cena de los idiotas, éxito teatral sin precedentes en los últimos años, volverá a subir el telón en Madrid la próxima temporada. Esta vez será en el emblemático Teatro La Latina. Analizamos este fenómeno con sus protagonistas, Josema Yuste y David Fernández, justo antes de una de las últimas funciones de la gira, donde pusieron de nuevo el cartel de “No hay localidades”.

 

DSCF6879

La cena de los idiotas repite en multitud de plazas, cosa poco habitual en nuestra escena…

Josema: Es sorprendente ver la reacción del público, que nos permite volver a algunas plazas, cosa que desde luego es poco habitual… Me da cosa a veces cuando vamos a un restaurante y nos dicen que les va mal, tienes como una sensación extraña, pero no podemos ocultar que realmente nos van las cosas realmente bien. Está funcionando muy bien…

El éxito de la “compañía titular” liderada por Josema hizo que incluso se crease una compañía B por así decirlo…

David: Sí y yo era el protagonista además. Hicimos una única temporada en Barcelona. Llevo tres temporadas embarcado en esta función y la primera como te comento fue en la compañía catalana que se formó. Le dimos un punto muy diferente a lo que es la puesta en escena. Esta obra está tan bien escrita que es difícil hacerla mal. Hemos conseguido con el toque que le ha dado Josema que el público se lo pase bien viendo esta función y eso es fantástico.

Josema: La otra compañía tenía el mismo director, Juan José Alfonso, pero al no estar yo que de alguna forma soy el propulsor de este proyecto, no tenían la potestad como tengo yo al ser el que propietario de la compañía de poder hacer nuevos giros en la obra… Aquí, puedo hacer y deshacer en pos de la función.

D: Teníamos un todo diferente. Aquello jugaba más a la tragicomedia y esto es una comedia absoluta.

J: De alguna forma, captaron la esencia de la película y nosotros utilizamos un humor más desmadrado, por así decirlo.

¿Qué le llevó a Josema Yuste a querer montar La cena de los idiotas?

Cuando vi la película descubrí un texto estupendo, pero se me quedaba corto de humor, pensaba que podía ser mucho más divertida. Se queda en la tragicomedia y yo quería explotar la comedia. Para ello me di cuenta que había que llevar a los personajes a los extremos. El idiota debía ser mucho más idiota y el cabrón mucho más cabrón.

¿Qué se le pasó por la cabeza a David Fernández cuando le dijeron que sería el idiota de la función?

En cuanto me llamó le dije que sí sin pensármelo y me fui a ver la función a Madrid, ya que no la conocía. Lo que realmente me hacía ilusión era trabajar con él encima de un escenario. Habíamos trabajado en televisión, pero no tiene nada que ver.

Fernández se ve imbuido por el espíritu del idiota en esta foto exclusiva.
Fernández se ve imbuido por el espíritu del idiota en esta foto exclusiva.

Josema ha coqueteado con el género musical y David formó parte de La Cubana, ¿Qué han aprendido de su oficio con experiencias interpretativas tan ‘completas’?

J: Hacer musicales para mi ha sido algo estresante. Todo lo que yo no sé hacer me produce inseguridad y no quiero repetirlo la verdad. Creo que sí me ha aportado de cara a enfrentarme a otros proyectos de una forma más completa, pero definitivamente no es lo mío. No me arrepiento, pero yo no sé cantar ni bailar, para que voy a engañar a nadie.

D: Fueron cinco años muy cañeros. En La Cubana haces un poco de todo. Te maquillas, haces el atrezzo, carga y descarga y de todo en definitiva. Lo mejor es que cuando sales de ahí, estás preparado para cualquier tipo de proyecto venidero. “Chico, cuando sales de La Cubana es como haber pasado por Vietnam” como dice mi amigo Santi Millán. Es el mejor campo de aprendizaje posible.

“The Hole 2” y “Gyn y Tony”, doble ración de risas y cabaret

Hoy no vamos a hablar de ningún musical en cartel, o sí, depende de cómo se mire. Dos espectáculos con gente del musical, pero que no encuadramos dentro del género. Me refiero a The hole 2, mezcla de cabaret con circo y disciplinas artísticas varias, y Gin y Tony, el nuevo dúo cómico que, estoy seguro, revolucionará las noches del Calderón.

Empecemos por el agujero, por cosa de la veteranía. Vaya por delante que no me interesó en exceso el primer The hole, para mí un mero divertimento. De este The Hole 2 podría decir lo mismo. La fórmula es similar con sus números de cabaret ibérico, sus números circenses y su golferío. Bueno, sí, hay algo que lo hace más digerible para el espectador más avezado y son algunos números musicales protagonizados por esa actriz llamada María Adámuz. Ella pone el toque de revista, otro género más en este espectáculo de género indescifrable en el que también hay espacio para los números de magia. Adamuz, habitual en el mundo del musical, despliega en sus números sensualidad y una melodiosa voz no exenta de picardía en sus guiños al doble sentido. Es cierto que también me encanta Álex O’Dogherty como maestro de ceremonias, por lo que era inevitable que el espectáculo despertase algo de interés en mi. Y sí, ellos dos fueron lo que me atrajo de esta prolongación del éxito del primer agujero, ahora de gira con La Terremoto de Alcorcón como maestra de ceremonias, a la que tengo mucha curiosidad por ver la verdad. Y cuando vi el show, pues la verdad, me seguía quedando con O’Dogherty y Adamuz . Vale que me divertí, pero cuando se hace una supuesta “secuela” hubiese sido de agradecer que se ofreciesen más cosas nuevas al respetable del Teatro La Latina.  Sea como fuere, una experiencia entretenida para sacar el canalla que llevas dentro. 

María Adámuz, el hallazgo del segundo "The hole".
María Adámuz, el hallazgo del segundo “The hole”.

Sorprendido salí, al no haber casi información sobre el espectáculo Gin y Tony en el Teatro Calderón. No solo por el inesperado horario de la función, la una de la madrugada, sino por lo bien que me lo pasé disfrutando del talento de este par de genios del humor. Y sí, provienen del teatro musical como María Adamuz. Debe ser que no hacemos las cosas tan mal en España, ¿No? ¿Qué se puede decir de un espectáculo en el que se meten en una coctelera musical a Lady Gaga con Queen, Madonna e incluso Ana Botella haciendo una particular audición de La voz? ¿Qué se puede decir de un show en el que Mary Poppins reparte estupefacientes al ritmo de Con un poco de azúcar? ¿Se atreven también con la lírica? Pues sí, también salen airosos de ese embite a ritmo de Nesun Dorma. Jesús García Gallera y Julián Fontalvo son un dúo cómico perfectamente heredero de Cruz y Raya o Martes y Trece, de los que se diferencian con el puntito de cabaret político que introducen a través del sketch de la alcaldesa de Madrid. Y además, y es lo que más se disfruta, tienen unas extraordinarias voces, muy versátiles y capaces de pasar con asombroso atino de Edith Piaf a Guns and Roses o incluso ¡Marta Sánchez! Estoy seguro que este show dirigido, o cockteleado como ellos dicen, por Tricicle no pasará desapercibido. El talento nunca debe hacerlo. 

1498770_1424738597765445_144995035_o

María Adamuz, una ratuna vedette en La Latina

Se ha convertido en una de las actrices imprescindibles del musical en nuestro país. Su versatilidad vocal y actoral la han hecho transitar por personajes como la Sandy de Grease o una rockera ancianita en Forever Young. Su nuevo reto es convertirse en una vedette de revista, tiembla Norma Duval desde su retiro seguro, en The Hole 2.

Adamuz

¿Qué es lo primero que se le pasó por la cabeza a María Adamuz cuando supo que sería una ratita en The Hole 2?

La verdad que me pareció una idea super original y divertida porque para colmo me dijeron que la rata ahora sería ahora una vedette. Eso ya fue lo que me terminó de cautivar ya que también me parece divertidísimo ser la vedette del siglo XXI y retomar los tiempos de la revista española que tantos éxitos ha dado en el teatro de la latina. Está siendo una experiencia muy enriquecedora.

Para los que no se metieron en el primer agujero, ¿Cuáles son los ingredientes que crees que atraparán al espectador de esta secuela?

Es un espectáculo diferente a lo que últimamente está acostumbrado el público, ya que es una mezcla de cabaret, circo, teatro y musical. Con todos estos ingredientes hay para todos los gustos y el público te puedo asegurar porque lo veo cada noche que se lo pasa en grande, no paran de reír y aplaudir durante las 2 horas y media que dura el espectáculo.

¿Cómo ha sido el proceso de ensayos junto a este equipo comandado por Víctor Conde y José Luis Sixto?

A Víctor le conocía desde hace tiempo pero nunca habíamos coincidido así que ya teníamos ganas los dos de trabajar juntos.  Con José Luis sí que ya habíamos trabajado juntos y ya me encantó la experiencia anterior, así que han sido unos ensayos para mi muy bonitos de éstos que no quieres que se acaben porque de tantas horas juntos se crea como una pequeña familia.

Se alternan Alex O’Dogherty y Fernando Gil como maestros de ceremonias, ¿Qué destacarías de cada uno de ellos?

Yo ya admiraba a Álex, pero desde que trabajo con él lo tengo en un pedestal así que, qué no destacar de Alex si me parece uno de los actores más completos que tiene este país: Es buen actor, buen cómico, canta, baila , compone, toca el piano, la guitarra ,el ukelele y tiene un arte que no se puede aguantar como se diría en mi tierra … En fin como yo siempre le digo ¿Hay algo que hagas mal? Así que para mi compartir escenario con él es una maravilla y todo un honor.

Y a Fernando lo había visto en Spamalot y la verdad es que me encantó, aún llevo muy poquitas funciones con él pero destacaría la rapidez con la que se ha preparado el personaje y lo diferente que lo hace, ha conseguido hacer un maestro de ceremonias totalmente distinto por lo que aporta cosas nuevas al show.

No es tu primera transformación. Aquí eres una ratita sexy, pero antes te tocó ser una anciana rockera en Forever Young, ¿Cómo fue el trabajo junto a Tricicle y ese reparto tan ‘jovial…

El trabajo de meterme en la piel de una anciana con 95 años de la mano de Tricicle ha sido una de las experiencias más bonitas que he vivido en teatro, trabajar con Tricicle además de un regalo fue todo un aprendizaje. Los ensayos con ellos fueron como una masterclass de teatro gestual y comedia, les quiero y admiro muchísimo. Trabajaría de nuevo con ellos con los ojos cerrados.

Fuiste la dulce Sandy en un musical que está instalado en el imaginario colectivo Grease, ¿Era uno de esos musicales que soñabas con hacer?

Pues la verdad es que sí porque de pequeña ya me había visto la peli un montón de veces porque me encantaba y hasta tenía el cassette con las canciones que las cantaba y me sabía de memoria y, por supuesto, mi preferida era Sandy, así que cuando me dieron la noticia no me lo podía creer.  De verdad que interpretarlo fue un sueño hecho realidad.

Y si miramos hacia el futuro, ¿Qué proyectos tiene y con qué proyectos sueña María Adamuz?

Estoy creando junto con mi compañero y amigo Rubén Yuste una comedia para teatro con unos 12 sketches escritos por diferentes dramaturgos y contamos con la ayuda de Tricicle, estamos muy ilusionados con este proyecto. Y sueño con seguir dedicándome a ésto muchos años y con nuevos proyectos como el cine o la televisión después de tantos años en teatro me apetece meter un poco el pie en el mundo de la ficción audiovisual.

De cenizas, cabarés, risas, miércoles y musicales ochenteros, ¿Quién dijo que en la cartelera madrileña no había variedad?

Padre no es más que un vocablo. En Ceniza un hijo que vuelve a casa por la muerte de la madre lleno de resentimiento. Un padre estrafalario, que llena el aparador de su casa de colecciones absurdas. No se han visto en diez años. Tienen mucho que decirse, mucho que reprocharse. Suena Yesterday, melodía que podría ser el leitmotiv de la función. Dos animales heridos en escena que ‘escupen’ su pasado. Comedia y drama se funden en esta suerte de ajuste de cuentas familiar con dos únicos actores en escena, que están rodeados por el público en la segunda sala del Fernán Gómez. Guillermo Montesinos compone un padre alcohólico y putero delicioso que, a pesar de sus obsesiones, no resulta excesivo. Le acompaña un actor, Antonio Campos, que no termina de emocionar. No resulta creíble cuando reprocha a su padre todo lo que hizo mal en el pasado. Una buena producción con un gran trabajo de Guillermo Montesinos en la segunda sala del Fernán Gómez. En la sala principal del teatro se puede ver Subprime, en la que Chete Lera firma un brillante trabajo. 
Neil Simon, el mítico comediógrafo artífice de La extraña pareja, firma un texto, Los reyes de la risa, que destila amor por la profesión del cómico. Sus diálogos afilados puestos en la boca de estos dos personaje, una suerte de recreación de ‘El Gordo y El Flaco’, tienen una gran verdad en las manos de Javier Gurruchuga, tan excesivamente maravilloso como siempre y Joaquín Kremel. El otrora galán en la teleserie Hostal Royal Manzanares da la réplica con soltura al enérgico Gurruchaga. Poco importa que supuestamente sus personajes tengan unos añitos más que ellos. Estos dos cómicos nos proponen una buena receta contra los tiempos inciertos que vivimos, bienvenidas sean comedias así. En pleno centro de Madrid, en el Teatro Arenal.
Producciones Off está poniendo el cartel de ‘No hay localidades’ día tras día con su Los miércoles no existen en la sala de nuevo cuño El sol de York. Una dramedia urbana que cuenta con un reparto de caras conocidas que se alternan en dos repartos. En una función como ésta se demuestra que Dani Muriel ha encontrado su sitio en el teatro y más con este personaje de chulo playas que borda y que hace al público reír a carcajadas. Lo malo es que deja la función en breve. Lo bueno es que se incorpora al nuevo trabajo de Juan Carlos Rubio, La monja alférez, en el Centro Dramático Nacional. En el reparto que pude ver, solo por citar otro nombre, me quedo con Mónica Regueiro, deslumbrante aquí y también en el Cordón umbical de Daniel de Vicente que se verá en el Teatro Lara los días 8, 10 y 15 de abril.
Últimos jueves de un cabaré muy especial en el Teatro Alfil. Cabare de caricia y puntapié se enmarca en una hipotética defensa de una tesis doctoral sobre el artista Boris Vian. En escena, dos actores, Jorge Usón, al que veremos también en Feelgood desde esta misma semana en el Matadero, y Carmen Barrantes. Dos actores camaleónicos, capaces de meterse en la piel de todo tipo de personajes con sumo acierto y gracia. Divertido y ácido, este cabaré mete pinceladas de actualidad que le  hacen conectar aún más con el distinguido público de la Universidad de Malasaña. Solo les quedan dos jueves a las 22:30 horas, una buena opción para pasar una noche de diversión. Las risas están aseguradas.

A quien le importa es el último musical jukebox autóctono, esos que utilizan éxitos del pasado de los que parten para crear un musical. En el céntrico Teatro Arlequín viajamos a los ochenta gracias a la música de Jorge Berlanga y a un inolvidable maestro de ceremonias, Tony River. La historia, enmarcada en una especie de ensoñación, permite introducir con más facilidad las canciones que van de Ni tú ni nadie al mismísimo A quien le importa. Si esperan una gran escenografía, éste no es su musical. Estamos ante un musical muy off, muy alternativo. A quién le importa funciona precisamente por eso, por lo alternativo que es todo. Desde el libreto a la presencia escasa de elementos escenográficos. El reparto cumple por regla general y el libreto salvo algún momento de éxtasis espiritual-musical está mejor ensamblado que en otros musicales jukebox recientes. ¡Ojo a los cameos virtuales, son realmente divertidos! Un apunte interesante: Son de los pocos que hacen funciones los lunes. Si no sabes cómo empezar la semana, este musical es una buena alternativa.

Una última recomendación muy propicia para estas fechas. Aún estás a tiempo de disfrutar, si queda alguna entrada, Donde mira el ruiseñor cuando cruje una rama, en la Sala Pequeña del Teatro Español hasta mañana. Un autosacramental de Hugo Pérez en el que  Gabriel arcángel, es elegido  para anunciar  la llegada del niño pero antes tendrá que velar la infancia de María. Con una bellísima puesta en escena, Teatro Tribueñe acierta con esta arriesgada propuesta escénica. Esperamos con ganas ya la vuelta de su Por los ojos de Raquel Meller en abril. 

Asier Etxeandia: "El intérprete es un homenaje a mi madre"

En el salón de casa, una familia vasca escucha el disco de Cabaret que el pequeño de la familia ya se sabe de memoria. Aprende las canciones y monta improvisados conciertos para sus ‘amigos invisibles’ con los que se prende la llama su imaginación. ¿Quién iba a decir a ese niño medio autista y solitario que una noche de 2003 se convertiría en el mítico personaje que Joel Gray popularizó en la gran pantalla? Hoy esos ‘amigos invisibles’ son de carne y hueso y braman ante su particular Dios pagano musical en el castizo Teatro La Latina. Señoras y señores, con todos ustedes el actor, el cantante, El intérprete, Asier Etxeandia.

¿Cómo nace El intérprete?

Nace de las ganas de cantar y de expresarme desde que soy pequeño. Cuando estoy cerca de la cuarentena, tengo 37 años, encuentro a Tao Gutiérrez y tengo una necesidad imperiosa de hacer homenajes a personas como mi madre y a momentos muy especiales de mi vida. Siempre he estado en grupos de rock and roll y lo he compatibilidad con la actuación estos años. La música era el camino que yo quería seguir, pero la vida me ha llevado a ser actor, que creo que es practicamente lo mismo. Creo en los cantantes que cuentan historias, no en las grandes voces.

Si tuvieses que encuadrar al espectáculo en un género…

Siempre he buscado un camino intermedio entre la interpretación y la música. No quiero hacer un musical al uso, está muy visto. Tampoco es un espectáculo de cabaret en un sentido estricto. Es un concierto, pero las canciones que canto me importan. Para mi forman parte de momentos importantes de mi vida. Es muy autobiográfico. Parto un poco de un sueño de mi infancia. Yo hacía conciertos en mi cuarto y aprendí a hablar cantando. Mi infancia la he superando jugando a ser actor, cantante, a ser el intérprete (se le escapa casi por inercia esa especie de eslogan que acompaña al espléndido video promocional de La Caña Brothers y al comienzo del espectáculo). No hablo de momentos concretos de mi vida, sino de sensaciones, de cómo me sentía. En el fondo, es un homenaje a mi madre. Se me fue hace 6 años, pero a medida que nos hacemos mayores comenzamos a guardar mayor honor a los padres. Sentía una necesidad de homenajearla y lo hago a través de canciones que, aparentemente, no tienen nada que ver. Hago un recorrido musical de The Rolling Stones a Talking Heads, Chavela Vargas, La Lupe, Gardel…

La banda durante un ensayo de “El intérprete”

Con Cabaret te ganaste el respeto de la crítica y el aplauso del público, ¿Que ha significado Emcee en tu carrera?

Fue otro de los grandes sueños de mi carrera. Mis padres tenían el disco de Cabaret y me sabía todas las canciones de memoria. Creo que el personaje del maestro de ceremonias siempre ha estado gestándose dentro de mi. Me encanta que alguien con un secreto tan grande, con todo ese misterio, tenga la dualidad de por un lado llegar a dar miedo y por otro conseguir que todos se sientan a gusto con él como anfitrión. Esos dos vértices me atraían mucho del personaje. Sin duda, fue el proyecto que me hizo desarrollarme como actor y ser reconocido en Madrid.

Tres proyectos a la vez. A este intérprete le sumamos los estrenos en el Teatro Español de La chunga y en La casa de la portera de Sagrado corazón 45, ¿Duermes por las noches?

(Risa grande. Su voz ronca derrocha calidez)

Duermo muy tranquilo, tengo la conciencia muy tranquila. Eso sí, tengo horario de jubileta. A las diez de la noche me entra el sueño y a las siete de la mañana me despierto con un chute de energía tremendo para ensayar La chunga. Por las tardes he estado ensayando El intérprete. Y cuando tengo un hueco, ensayo para La casa de la portera. Surgió así y no podía decir que no a ninguno de estos proyectos. Esto es un oficio y hay que encararlo así, trabajando mucho y aprendiendo con cada experiencia. Estoy al borde de la embolia, pero estoy muy feliz.

La chunga es un texto brillante de Mario Vargas Llosa y está resuelta de una forma mucho más bizarra de lo que pensábamos. Es muy extremo, lleno de las mayores bajezas humanas. Hay un reparto maravilloso y estamos descubriendo una obra increíble con escenas muy subidas de tono, pero muy emocionales y grotescas. Me recuerdan al Valle Inclán de Divinas palabras con estos personajes de los suburbios. Además, Joan nos está dirigiendo de una forma muy fina por no hablar del reparto que es fantástico. En Sagrado corazón también tenemos un elenco muy bueno. Es un texto muy bonito sobre una casa que pide sangre. Yo estoy como loco por trabajar en La casa de la portera. Me parece un hallazgo tener al público tan cerca. Solo hay una opción: ser de verdad.

¿Son estos espacios alternativos el pulmón del teatro en estos tiempos inciertos?

La cultura es como el agua, va a seguir fluyendo. Es una necesidad del ser humano. Si es necesario nos lo montaremos por nuestra cuenta y tomaremos los palacios y nos subiremos a la chepa del gobierno si hace falta para poder actuar. Si durante siglos la cultura ha seguido presente es por ser una parte importante del ser humano.

Mañana celebramos una nueva edición del Día Mundial del Teatro, ¿Por qué el teatro es un buen lugar para contar historias para Asier Etxeandia?

El teatro me ha enseñado mucho. Tengo una profesión que me enseña a empatizar con el ser humano. Conmigo mismo y con los demás. Tengo una necesidad de contar historias y de ahí que necesite un receptor. Creo que no sabemos vivir en comunidad y que el teatro hace mucho por conseguir el entendimiento de la comunidad. Los griegos lo hacían por eso. Es uno de los valores más grandes que tiene el ser humano en su vida.

Dos figuras esenciales en tu carrera teatral han sido Blanca Portillo y Tomaz Pandur, ¿Qué has aprendido de ellos?

Blanca y Tomaz me han enseñado muchísimo, ha sido un regalazo trabajar con ellos. Pandur me permitió volar y me puso todos los elementos necesarios para que yo crease y disfrutara. Blanca como actriz y compañera me ha enseñado lo que es la interpretación y lo que es ser un actor. Les echo de menos. Una está trabajando y el otro en Eslovenia, ¡Qué ganas de que nos volvamos a reunir!

Aunque tu escena se suprimió, trabajaste con Almodovar en Los abrazos rotos

Fue muy rápida la experiencia, se rodó en un día y no lo pude disfrutar como querría. Espero poder trabajar con Pedro en condiciones en el futuro.

En televisión has sido compañero de la reciente Goya de Honor, Concha Velasco, en Herederos, ¿Con qué te quedas de esa experiencia en la pequeña pantalla?

Concha es una maravillosa actriz y una excelente compañera. Herederos es una de las series en las que mejor me han tratado. Estamos haciendo muy buenas series en España, vamos por buen camino.

En Los días no vividos se cruzaron en tu camino La Caña Brothers, que han colaborado activamente en El intérprete, ¿Cómo recuerdas esa experiencia cinematográfica?

Es una de las cosas más bonitas que he hecho en mi carrera. Teníamos un equipo que me ha sorprendido mucho y me ha hecho creer que todo es posible. Gente que se dedica al cine solo por amor uniendo fuerzas en una especie de factoría, hecho todo con mucho amor y una honestidad alucinante. Estoy muy orgulloso de haber trabajado en ese proyecto de La Caña Brothers.

Con tres espectáculos a la vez, ¿Serías capaz de meterte en algún proyecto más?

Si surge algo audiovisual para llenar la nevera, mejor que mejor, todo se puede compatibilizar. El intérprete es para hora golfa y el resto de proyectos tendrán una vida de unos meses nada más.

Una bestia escénica inclasificable

Cuando traspasamos las puertas de La Latina nos convertimos en los ‘amigos invisibles’ de Asier, un niño ‘raro’ que nos invita a ser nosotros mismos. En un viaje musical a su infancia, el protagonista de La chunga hace un repaso por temas que van de Puro Teatro a Los Rolling. De la argentina de Gardel a su Bilbao natal. Con una energía irresistiblemente contagiosa nos invita a vivir una noche inolvidable en una suerte de espectáculo que bebe del cabaret, los conciertos al uso y, por supuesto, un poquito del teatro musical convencional. No es ninguna de las tres cosas, pero es simplemente mágico. Con unos textos muy bien ensamblados en la parte dramatúrgica del espectáculo, El intérprete confirma a Asier Etxeandia como una bestia escénica inclasificable, dotado de un talento que vuela alto. En fin, que nadie se pierda el espectáculo los viernes en La Latina, es algo simplemente imprescindible en la cartelera madrileña. Ojo también a los estrenos de La chunga y Sagrado corazón 45, seguro que tampoco decepcionan.

*El espectáculo de Factoría Madre Constriktor abre las sesiones golfas del Teatro La Latina. Esta semana habrá sesión el jueves y el viernes a las 23:30 horas. En abril estará los viernes a la misma hora. 

Pou en el Español y Asier Etxeandia en La Latina, propuestas para todos los públicos en la cartelera madrileña

DESDE MI BUTACA hacemos un repaso por la cartelera madrileña con parada musical incluida. El 21% no ha impedido que la escena madrileña siga más viva que nunca. Arriba el telón.

Quienes tuvieron la suerte de ver a Asier Etxeandia en el Matadero recientemente recuerdan esa actuación como algo inolvidable. Por blogs y páginas especializadas se pueden leer comentarios muy positivos a esa velada musical. Pues bien, esos afortunados podrán repetir y todos los que nos quedamos con las ganas podremos disfrutar en el Teatro La Latina del otrora maestro de ceremonias de Cabaret. Desde que lo vi subido a las tablas del Nuevo Alcalá hace ya unos años como el Emcee que inmortalizó Joel Gray en la gran pantalla descubrí en ese intérprete un camaleón escénico, un todoterreno de las tablas. Estará todos los viernes a las 23:30h en el teatro de la Plaza de la Cebada.

Uno de los grandes nombres de la escena, José María Pou, acaba de estrenar A cielo abierto en el Teatro Español. Sobre las tablas del templo de la Plaza de Santa Ana le acompaña Nathalie Poza. Pou y Poza son una ex pareja de amantes que nunca han dejado de quererse. Él, destrozado aún por la muerte de su esposa, recurre a los brazos y el afecto de la que fuera su amante en un tiempo no tan lejano. Las aparentemente irreconciliables posturas de él, capitalista ‘de derechas’, y de ella, una mujer pro derechos sociales ‘de izquierdas’, poco importan cuando les une la llama del amor, ese que parecen no haber perdido con los años. Como nos tiene acostumbrados, José María Pou firma un trabajo brillante con una pizca de fragilidad cuando declara su desazón a su partenaire femenina. Poza, otra actriz curtida en las tablas, va ganando enteros a medida que transcurre la función llegando a brillar y tomar el pulso a Pou en el segundo acto. El tercer personaje en discordia y ‘cordón umbilical’  de ambas posturas será el hijo de él, interpretado por Sergi Torrecilla. Estarán en el Español solo hasta el 7 de abril.

Otras destacadas propuestas de la cartelera son Subprime, una obra en la que la realidad de la corrupción se cuela en el patio de butacas, con un formidable trabajo de Chete Lera en el Fernán Gómez y Kooza, un nuevo acercamiento al mágico universo del Circo del Sol en el Escenario Puerta del Ángel.

De Machi a Flotats con parada en Salzburgo: 15 citas de puro teatro en Madrid (I)

En “Desde mi butaca” os proponemos 15 citas imprescindibles en los próximos meses en Madrid. Del drama al musical con paradas en la comedia y el teatro alternativo. De Concha Velasco a Flotats con entremeses de Carmen Machi y Alberto San Juan. Con o sin I.V.A del 21%, el telón se vuelve a levantar en la atractiva cartelera madrileña que espera volver a recibir el aplauso del público con títulos como ¿Quién Teme a Virginia Woolf? o la esperadísima Babel. En esta primera entrega os ofrecemos 5 de los estrenos más inmediatos.

¿QUIÉN TEME A VIRGINIA WOOLF?

Se acaba de estrenar uno de los acontecimientos teatrales de la temporada en el Teatro La Latina. La actriz Carmen Machi se incorpora al elenco del ya clásico ¿Quién teme a Virginia Woolf?, uno de los grandes retos interpretativos de su carrera. La dirección corre a cargo de Daniel Veronese: “Un director cojonudo, trabaja muy bien con los actores, es un gran observador de lo que le van dando los actores y es muy disfrutable trabajar con él” Machi se enfrenta ante este reto con ilusión y un gran vértigo: “Es un personaje muy complejo, para defender al personaje hay que entenderlo bien”. El montaje estará en Madrid hasta el 12 de octubre.

SUSAN EGAN, DE BROADWAY A LA GRAN VÍA 

El Teatro Compac Gran Vía de Madrid acogerá el próximo 25 de septiembre el primer concierto del ciclo BROADWAY IN SPAIN. Este ciclo dirigido a los amantes del género musical dará comienzo  con la visita de Susan Egan quién ofrecerá un concierto, en el que repasará su carrera, y una Master  Class dirigida a profesionales y abierta a los aficionados al género musical. Susan Egan es una  reconocida actriz de Broadway. Versátil y gran cantante protagonizó el estreno absoluto de La Bella y la Bestia en el Palace Theatre de Broadway, trabajo por el que fue nominada al prestigioso premio Tony como mejor actriz. Participó en Cabaret, bajo la dirección de Sam Mendes en el papel de Sally Bowles convirtiéndose en la actriz que ha interpretado este rol durante más tiempo. En la  animación, Egan le dio voz a Meg en la película Hércules de Disney entre otros personajes de la  factoria del ratón Mickey.

LA VIDA ES SUEÑO CON BLANCA PORTILLO

La Compañía Nacional de Teatro Clásico, con Helena Pimenta al frente de la dirección y Blanca Portillo en el reparto, revisa la obra maestra de Calderón de la Barca. El texto de La vida es sueño cobra en la actualidad más vigencia que nunca, tal y como asegura el responsable de esta nueva adaptación, Juan Mayorga, y es que no hay mejor momento que el presente para hablar de temas como la desilusión frente al mundo o la vanidad de los bienes terrenales. Escrita en 1636, La vida es sueño está considerada una de las obras más representativas de la literatura española del Siglo de Oro. Su perfecto equilibrio entre lo filosófico y lo artístico, unido a la maestría del verso han hecho de ella una de las composiciones más notables del ingenio humano. El montaje protagonizado por Blanca Portillo estará en el Teatro Pavón desde el 18 de septiembre. 

ENRIQUE VIII, EL MONTAJE QUE TRIUNFÓ EN EL GLOBE

Los Teatros del Canal presentan Enrique VIII, de William Shakespeare. Es el último proyecto de la Fundación Siglo de Oro. El drama histórico del autor inglés llega ahora a la Sala Verde, tras su reciente éxito en el Shakespeare’s Globe Theatre de Londres. Bajo la dirección de Ernesto Arias y protagonizado por Fernando Gil, el montaje estará en cartel hasta el 23 de septiembre.

CARLOS HIPÓLITO Y SILVIA LUCHETTI TRAEN SONRISAS Y LÁGRIMAS A LA GRAN VÍA

 Tras su exitosa gira por toda España, Sonrisas y Lágrimas llega a Madrid con la incorporación de Carlos Hipólito. Se podrá ver desde el 27 de septiembre en el Coliseum.

*Mañana, segunda entrega de esta serie de posts sobre la temporada teatral madrileña.