“The Hole 2” y “Gyn y Tony”, doble ración de risas y cabaret

Hoy no vamos a hablar de ningún musical en cartel, o sí, depende de cómo se mire. Dos espectáculos con gente del musical, pero que no encuadramos dentro del género. Me refiero a The hole 2, mezcla de cabaret con circo y disciplinas artísticas varias, y Gin y Tony, el nuevo dúo cómico que, estoy seguro, revolucionará las noches del Calderón.

Empecemos por el agujero, por cosa de la veteranía. Vaya por delante que no me interesó en exceso el primer The hole, para mí un mero divertimento. De este The Hole 2 podría decir lo mismo. La fórmula es similar con sus números de cabaret ibérico, sus números circenses y su golferío. Bueno, sí, hay algo que lo hace más digerible para el espectador más avezado y son algunos números musicales protagonizados por esa actriz llamada María Adámuz. Ella pone el toque de revista, otro género más en este espectáculo de género indescifrable en el que también hay espacio para los números de magia. Adamuz, habitual en el mundo del musical, despliega en sus números sensualidad y una melodiosa voz no exenta de picardía en sus guiños al doble sentido. Es cierto que también me encanta Álex O’Dogherty como maestro de ceremonias, por lo que era inevitable que el espectáculo despertase algo de interés en mi. Y sí, ellos dos fueron lo que me atrajo de esta prolongación del éxito del primer agujero, ahora de gira con La Terremoto de Alcorcón como maestra de ceremonias, a la que tengo mucha curiosidad por ver la verdad. Y cuando vi el show, pues la verdad, me seguía quedando con O’Dogherty y Adamuz . Vale que me divertí, pero cuando se hace una supuesta “secuela” hubiese sido de agradecer que se ofreciesen más cosas nuevas al respetable del Teatro La Latina.  Sea como fuere, una experiencia entretenida para sacar el canalla que llevas dentro. 

María Adámuz, el hallazgo del segundo "The hole".
María Adámuz, el hallazgo del segundo “The hole”.

Sorprendido salí, al no haber casi información sobre el espectáculo Gin y Tony en el Teatro Calderón. No solo por el inesperado horario de la función, la una de la madrugada, sino por lo bien que me lo pasé disfrutando del talento de este par de genios del humor. Y sí, provienen del teatro musical como María Adamuz. Debe ser que no hacemos las cosas tan mal en España, ¿No? ¿Qué se puede decir de un espectáculo en el que se meten en una coctelera musical a Lady Gaga con Queen, Madonna e incluso Ana Botella haciendo una particular audición de La voz? ¿Qué se puede decir de un show en el que Mary Poppins reparte estupefacientes al ritmo de Con un poco de azúcar? ¿Se atreven también con la lírica? Pues sí, también salen airosos de ese embite a ritmo de Nesun Dorma. Jesús García Gallera y Julián Fontalvo son un dúo cómico perfectamente heredero de Cruz y Raya o Martes y Trece, de los que se diferencian con el puntito de cabaret político que introducen a través del sketch de la alcaldesa de Madrid. Y además, y es lo que más se disfruta, tienen unas extraordinarias voces, muy versátiles y capaces de pasar con asombroso atino de Edith Piaf a Guns and Roses o incluso ¡Marta Sánchez! Estoy seguro que este show dirigido, o cockteleado como ellos dicen, por Tricicle no pasará desapercibido. El talento nunca debe hacerlo. 

1498770_1424738597765445_144995035_o

María Adamuz, una ratuna vedette en La Latina

Se ha convertido en una de las actrices imprescindibles del musical en nuestro país. Su versatilidad vocal y actoral la han hecho transitar por personajes como la Sandy de Grease o una rockera ancianita en Forever Young. Su nuevo reto es convertirse en una vedette de revista, tiembla Norma Duval desde su retiro seguro, en The Hole 2.

Adamuz

¿Qué es lo primero que se le pasó por la cabeza a María Adamuz cuando supo que sería una ratita en The Hole 2?

La verdad que me pareció una idea super original y divertida porque para colmo me dijeron que la rata ahora sería ahora una vedette. Eso ya fue lo que me terminó de cautivar ya que también me parece divertidísimo ser la vedette del siglo XXI y retomar los tiempos de la revista española que tantos éxitos ha dado en el teatro de la latina. Está siendo una experiencia muy enriquecedora.

Para los que no se metieron en el primer agujero, ¿Cuáles son los ingredientes que crees que atraparán al espectador de esta secuela?

Es un espectáculo diferente a lo que últimamente está acostumbrado el público, ya que es una mezcla de cabaret, circo, teatro y musical. Con todos estos ingredientes hay para todos los gustos y el público te puedo asegurar porque lo veo cada noche que se lo pasa en grande, no paran de reír y aplaudir durante las 2 horas y media que dura el espectáculo.

¿Cómo ha sido el proceso de ensayos junto a este equipo comandado por Víctor Conde y José Luis Sixto?

A Víctor le conocía desde hace tiempo pero nunca habíamos coincidido así que ya teníamos ganas los dos de trabajar juntos.  Con José Luis sí que ya habíamos trabajado juntos y ya me encantó la experiencia anterior, así que han sido unos ensayos para mi muy bonitos de éstos que no quieres que se acaben porque de tantas horas juntos se crea como una pequeña familia.

Se alternan Alex O’Dogherty y Fernando Gil como maestros de ceremonias, ¿Qué destacarías de cada uno de ellos?

Yo ya admiraba a Álex, pero desde que trabajo con él lo tengo en un pedestal así que, qué no destacar de Alex si me parece uno de los actores más completos que tiene este país: Es buen actor, buen cómico, canta, baila , compone, toca el piano, la guitarra ,el ukelele y tiene un arte que no se puede aguantar como se diría en mi tierra … En fin como yo siempre le digo ¿Hay algo que hagas mal? Así que para mi compartir escenario con él es una maravilla y todo un honor.

Y a Fernando lo había visto en Spamalot y la verdad es que me encantó, aún llevo muy poquitas funciones con él pero destacaría la rapidez con la que se ha preparado el personaje y lo diferente que lo hace, ha conseguido hacer un maestro de ceremonias totalmente distinto por lo que aporta cosas nuevas al show.

No es tu primera transformación. Aquí eres una ratita sexy, pero antes te tocó ser una anciana rockera en Forever Young, ¿Cómo fue el trabajo junto a Tricicle y ese reparto tan ‘jovial…

El trabajo de meterme en la piel de una anciana con 95 años de la mano de Tricicle ha sido una de las experiencias más bonitas que he vivido en teatro, trabajar con Tricicle además de un regalo fue todo un aprendizaje. Los ensayos con ellos fueron como una masterclass de teatro gestual y comedia, les quiero y admiro muchísimo. Trabajaría de nuevo con ellos con los ojos cerrados.

Fuiste la dulce Sandy en un musical que está instalado en el imaginario colectivo Grease, ¿Era uno de esos musicales que soñabas con hacer?

Pues la verdad es que sí porque de pequeña ya me había visto la peli un montón de veces porque me encantaba y hasta tenía el cassette con las canciones que las cantaba y me sabía de memoria y, por supuesto, mi preferida era Sandy, así que cuando me dieron la noticia no me lo podía creer.  De verdad que interpretarlo fue un sueño hecho realidad.

Y si miramos hacia el futuro, ¿Qué proyectos tiene y con qué proyectos sueña María Adamuz?

Estoy creando junto con mi compañero y amigo Rubén Yuste una comedia para teatro con unos 12 sketches escritos por diferentes dramaturgos y contamos con la ayuda de Tricicle, estamos muy ilusionados con este proyecto. Y sueño con seguir dedicándome a ésto muchos años y con nuevos proyectos como el cine o la televisión después de tantos años en teatro me apetece meter un poco el pie en el mundo de la ficción audiovisual.