Lo mejor de un año DESDE MI BUTACA (IV): Los montajes del año

No están todos los que son, puede que no sean los mejores montajes para muchos de nuestros lectores, pero estos son los montajes que a criterio de DESDE MI BUTACA han destacado más en este 2013.

lo mejor del año DESDE MI BUTACA

Las heridas del viento  Arizona, el gran momento de Juan Carlos Rubio

De la primera dijimos: “En Las heridas del viento, David se enfrenta a la muerte de su padre en busca de respuestas, ¿Quién fue realmente ese gran desconocido? Y, de repente, encuentra unas cartas que le descubren una realidad que no sabe si está dispuesto a aceptar. “A mi padre por todo lo que no se de él” reza la emotiva y sencilla dedicatoria que Juan Carlos Rubio hace en esta gran carta de amor teatral. Su David, sumido en la perplejidad, no puede entender al hombre que le dedicó una sola caricia, que hoy parecer estremecerle. El texto de Juan Carlos Rubio, aplaudido en medio mundo, está dotado de un lirismo y una poesía, nada cargantes ni excesivos, que sumergen al espectador en el teatro más puro, el que dota a la palabra de emociones, sin ningún tipo de artificio”.

Y de la Arizona mexicana os contamos: “La obra del autor de Humo utiliza el recurso del humor como un dardo envenenado, que en este montaje cuenta con la dirección de Ignacio García. Detrás de la risa se esconde una reflexión, eso que solo consiguen los grandes autores”.

Feelgood nos hizo sentirnos bien a base de sátira política

El texto bebe del Mamet más ácido y corrosivo, del más políticamente incorrecto. Jorge Bosch es un político al que es inevitable encontrar similitudes con el presidente de Noviembrey el guionista que contratan para escribir los discursos recuerda  inevitablemente a la figura  del productor en Cortina de humo”.

Maribel y la extraña familia, qué alegría tener a Mihura de vuelta

“Mihura, divertido. Mihura, ácido. Mihura, intrigante. Mihura, absurdo. Y, sobre todo, Mihura, bondadoso. Nunca se puso por encima de sus personajes, los miró de igual a igual y creyó en el ser humano y en su bondad, ¿Acaso pueden haber dos personajes más buenos e inocentes que esas deliciosas señoras asentadas en la Calle Hortaleza?”

La nieta del dictador y No se elige ser un héroe, un gran año para David Desola

De la primera os dijimos: “La nieta del dictador es un texto necesario para no olvidar y no volver a repetir los errores del pasado. Sobre las tablas de la Kubik Fabrik Inma Cuevas, una actriz de capacidad emocional superlativa. En el tránsito entre la risa y la emoción volvemos a reivindicar a esta actriz como uno de los grandes talentos de nuestra escena. No era fácil encarnar a esta ‘excesiva’ nieta sin resultar precisamente… excesiva. Con el gesto justo y la emoción contenida, Inma Cuevas nos regala generosamente un trocito de su talento interpretativo en este (no) monólogo que explota por los aires con una sobrecogedora última escena”.

En No se elige ser un héroe, que vimos en el ciclo de teatro santanderino de verano Talía, David Desola vuelve a mostrar su pulso dramático en esta historia de una familia que se enfrentan a la venta de la “dignidad” de su padre muerto en un acto heroico. Un texto que solo puede cobrar vida con un reparto lleno de  desgarradora verdad en el que destaca Carmen Ruiz, una actriz llena de hondura, que no deja de sorprendernos trabajo a trabajo y Juanjo Artero como el personaje más atormentado de esta historia.

Hoy: El Diario de Adán y Eva, una vuelta muy esperada

La vuelta a los escenarios de este texto, instalada en el imaginario colectivo de los espectadores por la puesta de Miguel Ángel Solá y Blanca Oteyza, está siendo un gran éxito. Fernando Guillén Cuervo es el Adán ideal, gracias a la dirección del propio Solá, que también saca lo mejor de Ana Milán. No podía faltar en este repaso a 2013 esta historia de amor en las ondas.

Cordón umbilical, sí, también hay dramaturgos jóvenes

“Supone el debut en la dramaturgia, la producción y la dirección de Daniel de Vicente, que también ha conseguido editar su obra bajo el sello de Ediciones Antígona con 22 años. Se ha convertido en todo un hombre orquesta de la escena con este proyecto tan largamente soñado. En escena, una serie de personajes que callan más de lo que dicen. Una pareja con niño a la vista, un veterano matrimonio con algún que otro secreto, una homosexualidad latente en el aire y mucho vino, como ‘cordón umbilical’ de las historias. Con una sobria puesta en escena, como toca en las salas alternativas por motivos obvios, Cordón umbilical es solo una pequeña muestra de un talento emergente”.

Cerda, devotos del Santo Membrillo

Ha abierto la temporada de ese ‘milagro escénico’ llamado La Casa de la Portera. Un espectáculo en lo que uno lo único que puede hacer es… dejarse sorprender. Una comedia transexual místico-musical con aroma psicalíptico, ¿Suena raro de cojones verdad? Pues sí, lo es, pero también es muy divertida. Las carcajadas empiezan a resonar en las paredes de esta portería desde el momento en el que conocemos a las habitantes de este particular universo místico. Y en ese pintoresco microcosmos solo podemos rendirnos al influjo de la palabra en la voz de Inma Cuevas, una monja inductora y practicante que  consigue dar verdad a un texto que en otras manos podría haber resultado, con todos los respetos, bochornoso. Hace creíble lo inverosímil. Eso es una ACTRIZ”.

Menciones de (des)honor

Y los peores montajes del año son Capitalismo, Hazles Reír (Vista en el Price) por ser un espectáculo cuyo único objetivo es la crítica, sin ningún interés artístico aparente y la decepcionante Los Cenci, que no terminó de cuajar ante el público del Español que no reaccionó de una forma muy entusiasta ante esta propuesta. Otra decepción fue la insulsa Una más y nos vamos, rebautizada como El gran favor en Madrid, menos mal que al menos José Luis Gil le dio algo de dignidad al montaje con sus siempre buenos trabajos interpretativos. Cierra estas menciones la aún inédita en Madrid Una vida robada, un texto que con el tema de los niños robadas traza una intriga ‘de cartón-piedra’ llena de oscuros, lo que ralentiza la acción de forma considerable. Si hay algo positivo en el montaje es únicamente el trabajo de Carlos Álvarez Novoa, impecable, tiene mérito dar verdad a semejante montaje.

Inocentada DESDE MI BUTACA: Norma Duval será “La divina Norma” en 2014

Gracias por ser Inocentes DESDE MI BUTACA

Tras años anunciándose la posible vuelta de la otrora reina de la revista musical Norma Duval, parece ser que 2014 será el año de este esperado regreso. Finalmente, el proyecto elegido por la vedette será la obra La divina Norma de Santiago Moncato, autor de éxitos como El Esmoquin de Arturo.  Este nuevo montaje ya estuvo a punto de estrenarse el pasado año en el Teatro Reina Victoria, pero desavenencias económicas hicieron que el espectáculo cayese abajo. La divina Norma, un texto inédito hasta ahora, no contará con números musicales. Si en un principio parecía que la vuelta de la artista sería con un espectáculo de revista a la antigua usanza, “La Duval” ha preferido no arriesgar y volver con teatro de texto. Según comentaba recientemente: “El tiempo de la revista ya pasó, son shows que no concuerdan con los tiempos que vivimos”. En la función estará acompañada por tres galanes de las tablas aún por confirmar, aunque se habla en los mentideros teatrales que podrían participar Arturo Fernández, Paco Morales y Andoni Ferreño. La dirección correrá a cargo del joven dramaturgo y director Daniel de Vicente, que triunfó esta pasada temporada en el Teatro Lara con Cordón umbilical, un gran amigo del blog que nos ha contado que “Fui el primer sorprendido cuando recibí la llamada del productor Enrique Fernández, al que no conocía personalmente y que me dijo que había visto mi obra en el Lara. Cuando leí el libreto me sorprendió mucho la verdad y trabajar con Norma creo que va a ser muy bueno para mi carrera”.  Será el primer estreno comercial de este joven autor y director de solo 23 años que pretende revolucionar el panorama escénico en 2014 con esta propuesta que “Conectará con el público joven mucho más de lo que pudiese parecer a priori”.  Aún se está cerrando el resto del elenco y pronto os podremos anunciar el teatro que albergará este estreno previsto en principio para finales de marzo.

inocente

 

Lo mejor de un año DESDE MI BUTACA (III): Los actores

Seguimos repasando un año DESDE MI BUTACA y en esta ocasión serán los actores los protagonistas. En papeles protagonistas o secundarios, los actores también han destacado en un 2013 que ha estado lleno de TEATRO.

page

Fernado Guillén Cuervo, el Adán ideal

Poner en marcha un proyecto tan ligado a Blanca Oteyza y Miguel Ángel Solá como Hoy: El Diario de Adán y Eva parecía un reto titánico, pero otra pareja, Ana Milán y Fernando Guillén han conseguido “el milagro”. El Adán de Guillén Cuervo se instala entre la melancolía por un tiempo pasado que ya no volverá y la comicidad que desprende en la representación del Adán con peluquín, Fernando Guillén construye el que quizás sea el mejor personaje de su carrera. Ha conseguido una hondura en la construcción de este entrañable personaje que solo los grandes pueden conseguir. En su voz apesadumbrada y dolorida de la senectud se ven en él atisbos de la grandeza de su padre. 

José Pedro Carrión, historia viva de nuestra escena

En Júbilo Terminal nos ofrece un recital interpretativo de primer orden, donde la palabra y el actor pasan a primer término para conseguir emocionarnos. Y vaya si lo consigue este actor que fue rey, bufón y espadachín. Un trabajo en este 2013 al que se suma su paso por Hécuba, que podremos disfrutar en 2014 en el Teatro Español de Madrid. Un lujo verle por partida doble en este año.

Recibimos la llamada de Richard Collins Moore

Así hablamos del trabajo del actor en La llamada: “Él es Dios. Un ser todo poderoso que canta a la Houston. Su primera y sorprendente aparición deja prendado al público. Desconocía que detrás de ese grandísimo actor característico se escondía un chorro de voz de ese calibre,  de ovación el número de I have nothing”.

Las mil caras de Dani Muriel.

Este año le hemos visto en Microteatro, en el Hall del Lara, en el Teatro María Guerrero y ¡Hasta inaugurando El Sol de York!  Si sigues la actualidad teatral de Madrid es imposible que no te hayas topado con él en alguno de los montajes que ha protagonizado. El último reto ha sido Las heridas del viento de Juan Carlos Rubio: “Dani Muriel está viviendo una etapa dorada en su carrera y eso es gracias a la variedad de trabajos que ha ido encadenando en los últimos meses.Las heridas del viento es un paso hacia adelante en su carrera. Muriel se enfrenta cara a cara a un texto que exige el 200% de implicación del intérprete y él pasa la prueba con nota”.

Carlos Hipólito, un imprescindible.

Pocos actores tan versátiles y comprometidos con el teatro como el protagonista de El crédito. Este año le hemos visto de nuevo dando el do de pecho en Sonrisas y lágrimas en el Coliseum antes de volver a sumergirse en el mundo del dramaturgo Jordi Galcerán. Se convierte en el, aparentamente, inquebrantable director de la sucursal a la que pide un crédito Luis Merlo. Él también entra por méritos propios en esta particular lista por sus dos trabajos sobre las tablas: Deseo y la citada obra del autor de Carnaval.

Antonio Dechent, por fin en Madrid

Llevaba años queriendo ver sobre el escenario a Antonio Dechent. Este año, por fin, lo conseguí. La voz interior, espectáculo concebido para una pequeña sala andaluza, llegó al Teatro Bellas Artes de Madrid. El actor no defrauda en las tablas con ese frágil enamorado que se desgarra ante una desasperada última llamada a su enamorada. Un personaje que se aleja de los ‘malotes’ que este actor de mirada  y voz imponentes ha retratado en el cine.

Jorge Usón nos hizo “sentirnos bien”

En unos días pude ver a Jorge Usón por partida doble. Primero en Feelgood y después en Cabaré de caricia y puntapié. Resultado: Un verdadero descubrimiento del que os dijimos a su paso por el Matadero: “Es un camaleónico actor con una vis cómica innegable. Con cada palabra, el público se ríe a pierna suelta”.

Asier Etxeandia por “su año”

No podía faltar en este ranking el actor, el cantante, el intérprete Asier Etxeandía que no solo ha “cantado” su vida en su unipersonal, sino que se instaló en el Sagrado Corazón 45 y se sumergió en el universo de Vargas Llosa con La chunga. Ha sido su  gran año, sin ninguna duda.

Sergi  López, ponga un poco de absurdo en su vida

El actor, que acaba de estrenar en cines Ismael, sorprendió al respetable en 30/40 Livingstone, “un espectáculo de humor, tenis y antropología” que pudimos ver en el Teatro de la Abadía. Un ejercicio interpretativo colosal a la altura de uno de nuestros actores más internacionales.

El cuarteto de Israel Elejalde

Y cerramos este particular repaso a los actores de 2013 con Israel Elejalde que demostró su talento para la comedia con Maridos y mujeres y se tiró a la piscina con La Fiebre: “Un tour de force interpretativo que en manos de un actor de superlativo talento como Elejalde coge mucha altura. Un recital in crescendo que acaba con un Elejalde que se desgarra emocionalmente antes de entrar en caída libre”. Volvió además con La función por hacer y ya ha estrenado Misántropo, que estamos deseando ver.

El ciudadano José Pedro Carrión

Convertir el teatro en un Parlamento. Ese podría ser perfectamente el resumen de esta entrevista. José Pedro Carrión aspira a un teatro en que el público juegue un papel esencial:  “Mucha mierda, el público es quien realmente hace la función” me dice antes de subirse al escenario. El respetable auditorio cuando aplaude la palabra de Eurípides en Hécuba, de alguna forma da la aprobación a lo que el autor cuenta en su desgarradora tragedia. Y en teatros como el Arriaga, por donde pasó la función hace unas semanas, ocurre algo mágico: “El público y el teatro hacen que la palabra coja una energía especial y el teatro te hace a ti”. Esta temporada ha seguido moviendo sus espectáculos de teatro esencial como Júbilo Terminal, con el que tanto nos emocionamos DESDE MI BUTACA. Hablamos con el actor, pero sobre todo con el ciudadano que ve con ojos críticos la sociedad actual.  

DSCF6582

¿Qué le dice a José Pedro Carrión como actor y como ciudadano una obra como Hécuba?

Me encanta la palabra ciudadano. No quiero olvidar que ante todo soy una persona ciudadana, lo más importante que somos lo somos con el otro. Lo mejor y lo peor de los seres humanos está reflejado en la historia del teatro. Hécuba habla del presente de una forma poderosa, son palabras eternas que dichas por una actriz de la categoría de Concha Velasco, que aprendió el teatro a base de práctica, cogen un gran sentido en el aquí y ahora. Ella pertenece a una generación muy poderosa, que son dominadores del arte de la palabra bien dicha encima de un escenario. Ansiaba trabajar con ella. Estas palabras tan antiguas dichas por su boca se convierten en unos parlamentos que cuando el público los aplaude, expresa no solo su admiración por una gran artista, sino también su acuerdo con Eurípides. El pueblo encuentra en el teatro un parlamento, en el que expresa sus emociones ante lo que está escuchando, unos principios naturales de acuerdo con los cuales el hombre tendría mejor vida. Y esos principios se están viendo pisoteados por una democracia, cuyas instituciones nos demuestran la gran mentira que son.

Entre las próximas paradas de Hécuba está Torrelavega (4 de enero) y el Teatro Español de Madrid (Del 6 al 23 de febrero)
Entre las próximas paradas de Hécuba está Torrelavega (4 de enero) y el Teatro Español de Madrid (Del 6 al 23 de febrero)

El teatro como parlamento, ¿Es ese el verdadero sentido del arte escénico para José Pedro Carrión?

En este terrible contexto que perviva el teatro, que crea una ilusión de la verdad, nos hace mejores personas y mejores ciudadanos. Hécuba se convierte en un acto político para que sintamos que en el teatro nos podemos reconocer. En una época en que hemos hecho tantos teatrillos, es penoso ver que el teatro no esté en la educación de nuestros pequeños. Espero que algún día el teatro se convierta en un lugar para conocerse, reconocerse y para tener una esperanza de que esas posibilidades que tenemos como seres humanos se hagan realidad para conseguir una sociedad más justa y agradable de vivir. Hoy por hoy, el gran público no demanda teatro. Es muy poca la gente que podrá ver por ejemplo Hécuba en el Teatro Español, aunque se llene todos los días. Es lamentable que el teatro sea para las minorías cuando aporta tanto al ser humano. Tiene grandes posibilidades de llegar a muchos espectadores y no lo puede hacer.

¿Qué es el ‘teatro doméstico’ que practicas con Valery Tellechea en obras como Júbilo terminal?

Lo principal para mi en el teatro es que la persona sea la base, llevar el humanismo a primer término. No creo en etiquetas como la de pequeño o gran formato, aunque claro es imposible que nuestros espectáculos lleguen a un teatro como el Arriaga, ya me gustaría a mi… Nuestro ‘teatro doméstico’ es un teatro esencial que vamos a intentar hacer donde nos quieran. Jubilo términal trata sobre las dificultades que os hemos dejado las generaciones anteriores a los jóvenes que estáis empezando. En este caso materializado en el caso de un actor veterano y una actriz joven, pero creo que es extrapolable a cualquier otra profesión. Es complicado ‘colarse’ en los circuitos autonómicos de teatros. En lugar de trabajar unidos, nos ponen barreras para trabajar por ejemplo en un teatro de Alicante. No existe una red nacional de teatros fuerte que cree un cierto intercambio cultural. La generación de Valery ha quemado su vida formándose y ahora se encuentra con la dificultad de conseguir un espacio para poder representar sus proyectos.  

Lo mejor de un año DESDE MI BUTACA (II): Un 2013 a ritmo de musical

Seguimos repasando un año de “puro teatro” DESDE MI BUTACA. En esta segunda entrega fijaremos la mirada en el teatro musical con propuestas y profesionales que llenaron de brillo un año en que Aquellas luces de neón apuntaron con fuerza a nuestra Gran Vía. 
Los Miserables triunfan también en gira

Es una de las cimas del  género y Stage Entertainment decidió recuperarlo esta temporada para una gira en la que ya han pasado por espacios como el Palacio de Festivales de Cantabria o el Palau de las Arts de Valencia, que por primera vez abría sus puertas a un musical. El primer reto que tenía la productora era mantener la calidad de la producción que pudimos ver en Madrid y Barcelona, reto conseguido. El segundo reto era de caracter artístico. Bien es sabido por los amantes del género que el personaje de Valjean exige de unas características vocales muy concretas y que en la elección de un actor adecuado para dicho roll suele estar la clave para que funcione el montaje. Encontrar un nuevo partenaire para el siempre vocal y escénicamente imponente Ignasi Vidal era una tarea difícil. De nuevo se volvió a llevar “el gato al agua” un argentino, Nicolás Martinelli. La prueba de fuego la tenía en el Sálvalo, que defiende con emoción y entrega. Otro reto superado. Del resto del reparto repiten muchos actores como las deslumbrantes Talía del Val y Lydia Fairén, ¿Qué decir de Eva Diago en sus terceros ‘miserables’? Pues que parece que coge a su Mrs Thenardier por primera vez. Lo hace con fuerza, con carisma y con su habitual derroche vocal. Y tiene nuevo ‘marido’, Armando Pita, que se complementa a la perfección con ella, son una pareja que transmite una comicidad encomiable. Fabuloso cuando muestra el lado más ruín del personaje en Mundo cruel, esa partitura de difícil registro que defiende con un gran pulso dramático y vocal. Lleno de fuerza el Enjolras de otro veterano en las barricadas, Carlos Solano, que comparte escenario con su hermano Victor Díaz, de nuevo un impresionante capataz. Más nombres: Elena Medina con su emotivo Soñé una vida, Guido Balzaretti al que es imposible no identificar con Marius, parece que el personaje ha sido escrito para él y más aún cuando interpreta  el desgarrador Sillas y mesas vacías. Otro nombre destacable, aunque hasta el último miembro del cast está impecable, es el roll de obispo que en manos de Rubén Yuste coge una fuerza que en su breve aparición le hace ser el protagonista de la escena.  Un musical que supera cualquier expectativa que se tenga de las giras de musicales en España. Con impecable dirección musical de Arturo Díez Boscovich, otro de los aciertos está en llevar una gran orquesta en la gira. Las notas de estos brillantes intérpretes no sonarían igual sin el buen hacer de una entregada orquesta. Los Miserables vuelve a ser la gran propuesta del año, como ya la fue en Madrid y Barcelona, gracias al empeño de Stage Entertainment por traer la excelencia de las producciones extranjeras a España.

martinellividal

La llamada, el triunfo del Off Madrid

Bien es sabido por los amantes del musical que se llama Off Broadway al circuito teatral neoyorquino que se sale de las arterias principales y presenta propuestas ‘diferentes’. Podemos hablar de un Off Madrid, ¿Por qué no? Gracias a la proliferación de salas y propuestas alternativas, la capital es todo un hervidero teatral. Y entre las propuestas de teatro musical de este año nos quedamos con La llamada, elegida por los lectores de El País como el mejor montaje del año. Así hablamos de la propuesta DESDE MI BUTACA: “Los Javis han creado unos personajes humanos, a los que terminas cogiendo cariño y esa es una de las claves del éxito del espectáculo. El espectador empatiza con unos personajes que no resultan nunca excesivos. Dudo bastante que alguien pueda salir ofendido por motivos religiosos de esta función. Está escrita con estilo y, sobre todo, con clase, sin entrar en estridencias ni estereotipos maliciosos. Divertida, ingeniosa y plagada de buena música en directo. No tengo ninguna duda de que he tenido una revelación divina. La llamada entra, por derecho propio, en la lista de sucesos teatrales de la temporada”.

Y todos nos convertimos en “amigos invisibles” de Asier

Otro fenómeno con nombre propio ha sido Asier Etxeandía con su one-man show, al que le queda una larga vida con gira incluida. Aunque os he hablado varias veces del espectáculo, he  preferido rescatar mis impresiones en la noche del estreno: “Cuando traspasamos las puertas de La Latina nos convertimos en los ‘amigos invisibles’ de Asier, un niño ‘raro’ que nos invita a ser nosotros mismos. En un viaje musical a su infancia, el protagonista de La chunga hace un repaso por temas que van de Puro Teatro a Los Rolling. De la argentina de Gardel a su Bilbao natal. Con una energía irresistiblemente contagiosa nos invita a vivir una noche inolvidable en una suerte de espectáculo que bebe del cabaret, los conciertos al uso y, por supuesto, un poquito del teatro musical convencional. No es ninguna de las tres cosas, pero es simplemente mágico”.

La leyenda del unicornio o cómo hacer un buen musical infantil

Javier Muñoz, alma máter de Jana Producciones, firma este musical para todos los públicos con una constante en los musicales de esa factoría, el mensaje positivo. Y es que “Todo tiene un buen final, cuando estás con los que tienes que estar”. Heroína femenina, otra seña de identidad de sus espectáculos, que consigue anteponerse a las adversidades. Todo ello con música original y muy pegadiza, unos actores muy solventes, entre los que destaca  Jacobo Muñoz y algunas criaturas fantásticas, ojo a la bellísima imagen de la protagonista con el unicornio, uno de los momentos álgidos de la propuesta. Están girando, mañana sábado están a las 17 y 19h en el Teatro Concha Espina de Torrelavega, mientras continúan con sus representaciones en el Teatro Fígaro.

la-leyenda-del-unicornio-el-musical-en-el-teatro-figaro

Los micromusicales, todo un macroéxito

Aunque os hemos hablado de esta propuesta hace escasas semanas, no podía faltar en este repaso a un año de musicales. Hasta el 29 de diciembre se puede disfrutar de esta iniciativa que coproduce Stage Entertainment con Microteatro por dinero. Si queréis más información, os invito a que leáis uno de los artículos que le dedicamos a la propuesta.

Por último no nos podíamos olvidar de las Sonrisas y lágrimas de esa pareja deliciosa formada por Silvia Luchetti y Carlos Hipólito en el Coliseum y de la interesante A quién le importa.  Por último mencionaré algunas propuestas que están entre lo peor del año o, mejor dicho, entre lo fallido del año: Frankenstein, el musical y Lo que sé del amor.

Descubrimos los secretos de la Carlota de Carmen Maura

El director Mariano de Paco deja por un momento los clásicos del Siglo de Oro para adentrarse en otro clásico, pero contemporáneo. Tras unos años en que Mihura no ha destacado precisamente en la cartelera española, parece que vivimos un resurgimiento del autor en los escenarios de la capital. Ahora es el turno de Carlota, una obra no tan conocida en la que De Paco ha descubierto “un texto de construcción perfectísima”. Están en el Teatro María Guerrero y con el aliciente de ver de nuevo en escena a Carmen Maura, de la que el director destaca que “Es la primera que está en el escenario antes de empezar la función”. Una vuelta esperada que ya la está dando grandes críticas.
El director durante los ensayos en una foto de David Ruano.
El director durante los ensayos en una foto de David Ruano.

¿Qué sintió al recibir la llamada del CDN?

Tuve la sensación de que se había cumplido un sueño. Un objetivo en mi carrera profesional. La llamada de Ernesto Caballero me llenó de alegría y responsabilidad y me hizo reflexionar acerca de que el esfuerzo, el trabajo y el tesón, a veces, tienen un resultado positivo y satisfactorio. Además me hizo descubrir un texto de Mihura poco conocido y menos representado, con lo que la alegría y la responsabilidad se multiplicaron. Al colgar el teléfono me puse a trabajar y, de ahí, hasta el estreno de Carlota.

Siempre se destaca la dificultad de Mihura, de encontrar el tono adecuado para no “forzar” la risa del espectador, que los personajes no “sobreactúen”, ¿Cómo ha trabajado este aspecto en los ensayos?

En primer lugar había que encontrar a un conjunto de actores de grandísima calidad técnica y talento. Ese fue el primer reto. Actores que estuvieran dispuestos a transitar la delgada línea que separa el fino humor, la ironía punzante de la que Mihura hace gala, de la comedia exagerada y grandilocuente. En ese sentido considero que el acierto ha sido pleno. Todo el elenco de Carlota se ha subido a este barco y lo ha impulsado con maestría. Se trataba de hacer muy en serio este texto de humor que había caído en nuestras manos. Decía Adolfo Marsillach que una de las claves para conseguir la buena interpretación en un texto de estas características era que los personajes no deben saber que tienen gracia, no deben conocer su comicidad. Es el espectador el que tiene que descubrirla y disfrutar con ella. Si el actor adelanta el carácter cómico del personaje le estará arrebatando al espectador la posibilidad y el disfrute de descubrirlo y reír con él. Mihura insistió mucho en la idea de encontrar para sus textos una forma especial de decirlos y de interpretarlos que estuviera basada en la poética del texto y no en la exageración paródica del perfil de los personajes.

Carlota no es precisamente uno de los textos más reconocidos del autor, ¿Qué ha descubierto en este texto sobre el teatro de Miguel Mihura?

He descubierto un texto de construcción perfectísima. Un texto divertido, que mantiene la intriga hasta el final, que tiene todos los ingredientes de la novela negra y del más puro cine negro. Un texto lleno de recursos teatrales y de sorpresas que, además, nos presenta una bellísima y complicada historia de amor y misterio. Una verdadera joya de la literatura dramática del siglo XX escrita por Miguel Mihura.

Mihura vuelve a estar presente en la cartelera tras años de cierta “sequía” con títulos como Maribel y la extraña familia o Tres sombreros de copa, ¿Usted también cree que se le ha alejado del circuito comercial por motivos ideológicos?

Creo que Miguel Mihura es un autor al que tenemos que reivindicar y un autor al que tenemos que representar más y considero que esto debe hacerse en todos los circuitos teatrales posibles. En este sentido, me parece acertadísima y necesaria la decisión de Ernesto Caballero de traer al Centro Dramático Nacional tanto a Miguel Mihura como a otros autores olvidados de su generación. Sin duda tanto los motivos ideológicos como las vicisitudes de la propia vida del autor han influido para que sus textos no hayan alcanzado la valoración que se merecen en la escena. Mihura explicó en cada momento y con todo lujo de detalles el por qué de cada una de sus decisiones y de sus opciones políticas, sociales y vitales. La grandeza de sus textos y de sus historias debe estar por encima de todo ello.

¿Cómo está resultando la experiencia de trabajar mano a mano con una actriz de la solvencia de Carmen Maura?

Está siendo una experiencia absolutamente fascinante. He dicho en varias ocasiones que si Mihura hubiese conocido la filmografía de Carmen Maura habría escrito Carlota para ella. Creo que a pesar de no conocerla se adelantó a su tiempo y lo hizo. Carlota es Carmen Maura y Carmen Maura es Carlota. El trabajo con Carmen ha sido intenso y absolutamente enriquecedor. Es nuestra mejor actriz y todo con ella ha sido muy fácil ya que lo ha dado todo en cada ensayo, y ahora en cada representación. Se ha entregado en cuerpo y alma a Carlota y esa forma de trabajar se nota en el espectáculo. Es la primera que está en el escenario antes de empezar la función y aún me sorprendo cuando la escucho entre bambalinas repasando las intervenciones que pronunciará minutos después. La admiro mucho como actriz y como persona y ha sido un auténtico placer trabajar con ella. Como dije antes el resto del reparto no ha desmerecido lo más mínimo y su talento y entrega han brillado en todo momento. Quiero a estos actores en todos mis espectáculos.

Foto de escena de David Ruano.
Foto de escena de David Ruano.

Viene de hacer un clásico como El caballero de Olmedo, ¿Cómo es su visión de este texto?

Considero El Caballero de Olmedo la mejor obra de Lope de Vega y su puesta en escena ha resultado interesante y gozosa. Admiro mucho los versos y el ritmo de este texto. Entiendo que con El Caballero de Olmedo Lope escribe una verdadera tragedia al estilo clásico y he centrado la puesta en escena precisamente en ese destino trágico del héroe. Alonso y Rodrigo son dos héroes a la manera de Héctor o Aquiles. Héroes y uel Mihura como a as obras de ue estuviera Adolfo Marsillach.ue pronto very gozosa. Admiro mucho los versos de este texto. neque aceptan decididos y sin contemplaciones el destino fatal que les llevará a la muerte en pos del amor.

Y si miramos hacia el futuro, ¿Qué proyectos tiene Mariano de Paco?

En estos momentos estoy preparando un interesantísimo proyecto con el pintor Félix de la Concha en el que se entrelaza el teatro y la pintura, que pronto verá la luz (seguramente en el Museo Thyssen) y, si puedo, haré un paréntesis tras Carlota y dedicaré un tiempo a concluir mi Tesis Doctoral sobre Adolfo Marsillach, un trabajo que me está resultando apasionante y muy enriquecedor.

Lo mejor de un año DESDE MI BUTACA (I): Las actrices

Comenzamos nuestro repaso a un 2013 que nos ha traído un puñado de buenos trabajos interpretativos encima de las tablas. Estos son algunos de los trabajos (femeninos) que más  nos han emocionado en este 2013.

actrices

Sin duda alguna de la multitud de trabajos en los que hemos visto a Inma Cuevas nos quedamos con La nieta del dictador, sin desmerecer claro está a Cerda o True West entre otros montajes. Así hablamos de su trabajo en La nieta del dictador: “Sobre las tablas de la Kubik Fabrik Inma Cuevas, una actriz de capacidad emocional superlativa. En el tránsito entre la risa y la emoción volvemos a reivindicar a esta actriz como uno de los grandes talentos de nuestra escena. No era fácil encarnar a esta ‘excesiva’ nieta sin resultar precisamente… excesiva. Con el gesto justo y la emoción contenida, Inma Cuevas nos regala generosamente un trocito de su talento interpretativo”.

Kiti Mánver nos ha ofrecido este año el  que quizás sea uno de los personajes más hondos de su carrera de la mano de Juan Carlos Rubio. Así hablamos de su trabajo en Las Heridas del Viento: “Es el trabajo de esta ACTRIZ un ejercicio de sutileza y buen hacer encima de las tablas. Mánver imprime al personaje un amaneramiento nada forzado, que solo subraya en momentos contados, cual pinceladas de ese gran óleo que es la interpretación de esta gran maga de la escena que llena de emoción y de magia el hall del Lara desde que lo pisa por primera vez”.

Blanca Portillo por emocionarnos primero con La vida es sueño y sorprendernos después con un cambio de rumbo teatral de primer orden. De Segismundo a la taxista que va camino de Fisterra junto a una Ángeles Martín también en estado de gracia. La Portillo decidió aparcar por un momento los ‘dramones’ a los que nos tenía acostumbrados y pudimos comprobar que también es una maga de la risa. Y cuando ríe por primera vez en escena, nos contagiamos de su entusiasmo por el teatro… y por la vida.

Irene Escolar por su apuesta decidida y su compromiso por las tablas. Primero en La chunga y después en Capitalismo, Hazles Reír. Independientemente del resultado global de ambas propuestas, Escolar ha vuelto a demostrar este año que por sus venas corre la sangre de una dinastía que lejos de extinguirse encuentra renovación en la mirada de esta actriz magnética a la que no perderemos de vista en El cojo de Inishmann.

Concha Velasco por su extraordinario trabajo como la vengativa Hécuba sobre las tablas del Teatro Romano de Mérida y el Teatro Arriaga de Bilbao entre otros espacios teatrales. Tras contar y cantar su vida en su espectáculo unipersonal, Concha recibió con entusiasmo esta propuesta que la lleva a enfrentarse a un teatro de raíz, a enfrentarse cara a cara con los miedos y rencores del ser humano. Un derroche de energía encomiable a sus 74 años y que llena de emoción a los espectadores allá por donde pasa. Es un lujo que siga encima de los escenarios.

María Garralón por Las Chicas del Calendario. Es una de las actrices más queridas por el gran público desde que la conocimos en Verano Azul. Si la tele ha sido una constante en su carrera, el teatro no lo ha sido menos. Este año la hemos disfrutado sobre las tablas de los Teatros del Canal con una comedia luminosa, que nos da alegría de vivir y ganas de tirar para adelante: “María Garralón  es Annie, la mujer que pierde a su marido e incentiva a las chicas a hacer el calendario en memoria de su esposo Jhon. Una actriz maravillosa que construye un personaje con la emoción a flor de piel, emocionante en la última escena junto a su marido enfermo”.

María Isasi por Incrementum y Hécuba. Hace unos meses, el Teatro Galileo recuperó esa joyita para ACTRICES llamada Incrementum. En el reparto, una magnética María Isasi en su roll de jefa de departamento. Y en este año también la hemos  disfrutado compartiendo escenario con “La Velasco” en unas escenas desgarradoras en la Hécuba que dirige José Carlos Plaza.

Valeri Telechea por Júbilo Terminal. Una revelación en toda regla, una actriz llena de temperamento dramático que pudimos descubrir en El Sol de York en este enfrentamiento entre el presente y el pasado del teatro materializado en un veterano de las tablas en batalla dialéctica con una joven promesa de la escena.

Nathalie Poza por A cielo abierto. Una de las actrices con más presencia en el teatro español en los últimos años, nos regaló otro expléndido trabajo en este montaje en el que compartió escenario con el maestro Pou. Hacían una pareja deliciosa, llena de fisuras, pero que en el fondo no podían comprender el mundo el uno sin el otro.

En un lugar ronlalero

La comedia tiene que ser un espejo de la vida humana

“El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha” de Miguel de Cervantes Saavedra

En un lugar ronlalero de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho que vivían cinco intrépidos cómicos que decidieron enfrentarse al clásico más universal de nuestra literatura. Una batalla de antemano perdida, pero estos cuatro locos de la palabra cual Quijotes contemporáneos decidieron luchar contra los molinos de la naftalina que suele rodear a los clásicos. Su objetivo, llenar de vida el verbo de Miguel de Cervantes y convertir el humor ronlalero en un espejo de la vida humana.

DSCF6574

“Hemos hecho un acercamiento con respeto, pero sin reverencia”. Álvaro Tato e Íñigo Echevarría coinciden en que lo esencial de esta adaptación era ver al clásico como el referente que es, pero no caer en el error de doblegarse ante la palabra de Cervantes. En el fondo, han intentado “ronlalizar al Quijote y creo que nosotros seremos muy Quijotescos a partir de ahora” en palabras de Michael McMuffin. A ese reto de adaptación se une la responsabilidad de hacerlo con el apoyo de la prestigiosa Compañía Nacional de Teatro Clásico: “Nos sentimos como un segunda B jugando la Champions” comenta Álvaro Tato, entre las risas cómplices de sus compañeros. A lo que añade Echevarría: “Al estar ante un clásico de estas dimensiones, el error hubiese sido intentar cubrir las expectativas de todos los espectadores”.

Y todo comenzó en un simposio sobre el Siglo de Oro. Esa alocada aventura llamada Siglo de Oro, Siglo de Ahora nació en el marco de Calderón en Europa, un simposio del director del Instituto del Teatro de Madrid, Javier Huerta Calvo. Su proyecto, con polémico nombre, fue Folla a Calderón, en homenaje al género de la Folía, mal pensados… Ese fue el germen de un espectáculo que les ha valido un Premio Max entre otros destacados reconocimientos.

Acompañamos a los Ron Lalá en los preparativos del último 'bolo' del año de "Siglo de oro, Siglo de ahora".
Acompañamos a los Ron Lalá en los preparativos del último ‘bolo’ del año de “Siglo de oro, Siglo de ahora”.

“Por fin nos han quitado la etiqueta de simples gamberretes graciosos”. Gracias a Siglo de Oro, Siglo Ahora han conseguido que el público y la crítica les viesen como algo más que unos cómicos con atino: “Siempre se ha menospreciado la comedia en este país y parece que por practicar ese género solo se pueden hacer cosas superficiales”, comenta Mcguffin. Según Daniel Rovalher: “Al tocar un tema tan seriote, se nota que la gente te toma más en serio”.

Un humor cítrico-crítico. Varias claves para entender las comedias de estos adictos a las rimas ingeniosas: 1) Es un humor diferente, característico 2) Que invita al espectador a hacerse preguntas 3) Te hace enfrentarte a los males de esta sociedad con una sonrisa 4) La inversión sistemática de los términos, tomarse con humor los temas más serios.

en un lugar cntc
En dos días estrenan su visión del clásico cervantino.

Este es solo el comienzo de esta aventura, amigo Sancho. Nuestros intrépidos caballeros de la triste figura cabalgarán a lomos de la palabra del Manco de Lepanto desde el 19 de diciembre hasta el 5 de enero en el Teatro Pavón. Y seguro que invocarán a Talía en una posterior gira que les llevará a los confines de La Mancha y de toda España.

Escenario Cantabria: Una navidad muy musical

Las cuatro propuestas que os presentamos para estas fechas tan especiales en Cantabria tienen como ligazón la música. Los conciertos de Los chicos del coro y el New Orleans Gospel Chorale se unen a la propuesta de Trencadís Producciones, Aladin, Un musical genial y al musical solidario La leyenda del unicornio.

La primera parada musical de este Escenario Cantabria la hacemos en el Palacio de Festivales de Cantabria, donde un año más podremos disfrutar de la ración anual de espiritual negro. Los componentes de New Orleans Gospel Chorale, antiguos componentes del prestigioso grupo vocal de Nueva Orleans Moses Hogan Singers, cuyo debut en EMI en 1998 acompañando a la gran soprano Bárbara Hendricks quedó en la memoria de centenares de miles de aficionados como uno de los momentos inolvidables del género, presentarán al público europeo lo mejor de esa tradición en su programa de Navidad: The art of negro spiritual. La cita será este mismo viernes 20 a las 20:30h en la Sala Argenta.

descarga

El sábado 21 regresa a Cantabria La leyenda del unicornio de Javier Muñoz. En esta ocasión, su paso por el Teatro Concha Espina a las 17 y 19h tendrá un caracter solidario. La recaudación irá a  parar a la Asociación Montañesa de Ayuda al Toxicómano (AMAT). Hablamos con Muñoz hace unas semanas, cuando el musical se estrenó en Santander.

La tercera parada de este recorrido navideño por los escenarios cántabros la hacemos en el Pabellón Mies del Corro (Solares), que el próximo 28 de diciembre a las 19:3oh acogerá la representación de Aladín, un musical genial.  Encabeza el reparto de este musical de producción española el actor y cantante Naím Thomas que en una reciente entrevista para DESDE MI BUTACA admitía que se lo pasaba muy bien en cada función: “Creo que es algo que el personaje lo pide, vivir el ahora”. Con esta propuesta teatral  han pretendido preservar el encanto de las aventuras de Las mil y una noches, con sus lujosos palacios y bulliciosos bazares impregnados de ese aroma oriental que invade la escena desde que se levanta el telón. Y al mismo tiempo, han querido contar la historia desde el más puro lenguaje musical, creando espectáculo y sorprendiendo al público con números inesperados en este montaje con música original de José Doménech y dirección de José Tomás Cháfer.

La última propuesta musical de este Escenario Cantabria es la vuelta de Los chicos del coro a la Sala Argenta del Palacio de Festivales de Cantabria el próximo 3 de enero de 2o14 a las 20:30h. En esta ocasión, el coro que se dio a conocer gracias a la inolvidable película francesa Les choristes presentará De cine, su último álbum de estudio en el que versionan algunos temas muy reconocibles del Séptimo Arte como Somewhere over the rainbow o Singing in the rain. Seguro que tampoco faltarán los temas de la película como Vois Sur Le Chemin, una de las canciones más recordadas de la misma.

Juan Cavestany: “El teatro es el verdadero refugio de la palabra”

Juan Cavestany vuelve a estar de actualidad. Ese “Viaje emocional que va de la risa a la oscuridad y la continua sorpresa” que es Gente en sitios no deja de darle alegrías. Como la que sintió en el Festival de Toronto donde descubrió que “lo que a mi me parecía un humor muy local conectaba muy bien con todo tipo de públicos”. El próximo viernes 20 se estrena en Madrid y Barcelona, pero antes ha pasado por ciudades como Santander, donde este fin de semana se puede ver en la Filmoteca de Cantabria. Una película extraña, oscura y luminosa a la vez que te hace enfrentarte a la vida con otra mirada. Pero, por supuesto no deja de lado el teatro “El refugio de la palabra”, donde nos ha regalado esta temporada esa joyita llamada El traje. Y apunta maneras su adaptación de Macbeth para el CDN, que transcurre en la Galicia contemporánea y tiene a dos de sus habituales compinches, Andrés Lima a la dirección y Javier Gutiérrez como protagonista.
Con parte del equipo en una foto del rodaje.
Con parte del equipo en una foto del rodaje.

¿Cuáles son las claves de este rara habis que es Gente en Sitios?

Es una película normal, pero con personajes y tramas sin continuación. El espectador se queda a la expectativa de si se resolverán las escenas más adelante. Representa una serie de vivencias fragmentadas, con cantidad de estímulos para el espectador.

El género de su cine es etiquetado por la crítica como “post humor”, ¿Qué significa para usted esa etiqueta?

En efecto, yo no he creado esa etiqueta y cuando pregunto nadie se hace responsable de ella. A base de oirla, creo que entiendo a qué se refiere. Es algo como una ramificación de la comedia que se hace aquí y ahora con una mirada al humor desde la extrañeza, el desconcierto y la rareza. Es un humor que no siempre provoca la carcajada, pero provoca cosas ambiguas, difíciles de explicar. Es un humor identificable, creo que está entroncado con series como The Office.

Una película coral, llena de grandes nombres del cine y el teatro, ¿Cómo ha conseguido que cuadrasen sus agendas?

La película está hecha a lo largo de seis meses, rodando un par de días por semana. Se ha ido forjando poco a poco, como una especie de mosaico en el que me he ido adaptando a las agendas de los actores. He puesto todas las facilidades del mundo para que la película haya sido posible. Hubiese sido imposible rodarla en unas pocas semanas. La he hecho compatible con mi propia vida y la de los actores, que estaban enfrascados en otros proyectos. Se ha creado por cruces de ideas, que van apareciendo de una forma viva, lo que le da a la película una frescura que creo que es la seña de identidad de la película.

gente en
Cavestany se ha rodeado de un elenco de lujo con nombres como el de Nuria Gallardo o Maribel Verdú entre otros.

Hace cine, pero sobre todo ha trabajado para la escena, ¿Por qué el teatro es un buen lugar para contar historias para Juan Cavestany?

Yo era periodista y empecé a escribir ficción en el teatro gracias a mis amigos de Animalario. Empecé con la vista puesta en la escena, en el diálogo. De hecho, Los lobos de Washington era una obra de teatro, aunque luego se convirtiese en película. He terminado en el cine accidentalmente. El teatro me ha dado grandísimas alegrías y la oportunidad de valorar y poner en primer término el texto frente a lo audiovisual. Ante todo me considero escritor y el teatro es el verdadero refugio de la palabra.

Sin duda, El traje ha sido uno de los mejores montajes de la temporada, ¿Cómo surgió este texto?

Queríamos hacer algo desde hace mucho tiempo Luis Bermejo, Javier Gutiérrez y yo. La verdad es que sintonizamos mucho y llevábamos un tiempo dándole vueltas a un posible proyecto. Llegó un momento en que tenían la agenda un poco más libre y me pidieron que les escribiera una obra de temática libre, me dieron carta blanca para contar lo que quisiese. Fue muy liberador, pero daba vértigo. Hice varios intentos dramatúrgicos hasta que di con estos personajes. Tuvo mucho que ver también que Javi estaba un tanto obsesionado con la trama Gurtel, pero no quería hacer una obra sobre corrupción política. Está claro que lo de los trajes me sirvió de inspiración, pero para nada tiene que ver con la citada trama, como me han intentado ‘hacer ver’ en algunas críticas. Mi intención última era apostar por un teatro de palabra y personajes. Muy loca, pero creíble. Rara, pero pegada a la realidad. Esas serían por así decirlo las premisas que seguí a la hora de escribir esta obra. Es una combinación de elementos que me gusta hacer y con la que mis actores conectan muy bien. Ellos llevan muy adentro este texto.