“Constelaciones” de Nick Payne llega a Madrid el próximo 2 de febrero

Uno de los textos más celebrados del teatro contemporáneo llega al Teatro Lara de Madrid. Constelaciones se podrá ver desde este lunes 2 de febrero. Marianne y Roland se ven por primera vez. Él es apicultor urbano, ella física cuántica. Desde ese instante el libre albedrío, la amistad, la teoría del multiuniverso cuántico, el amor y la miel se unirán para crear infinitos universos. Imagina lanzar un dado seis mil veces…

franinma

La producción española, estrenada en la Sala Kubik Fabrik, ya concitó el interés de la crítica en las funciones previas que hicieron en la reconocida sala. Marcos Ordóñez dijo de ella: “Es una historia emocionante, con humor y drama, armada con mucho talento”. El elenco, compuesto por Inma Cuevas y Fran Calvo, está dirigido por el también actor Fernando Soto.

Inma_Cuevas_Codos

Las funciones de esta historia de amor tan especial, que comunicamos DESDE MI BUTACA, serán el día 2 a las 20:30h y los días 5,19,26 de febrero y 5 de marzo a las 22:30h en el Teatro Lara. Abierto calendario de prensa en desdemibutacacom@gmail.com

Notas desde la Menéndez Pelayo: Messiez, Lorca y La Barraca

Las representaciones teatrales de “La Barraca” se realizaban por la noche en la plazoleta, que ustedes ya conocen y el escenario se montaba delante de la torre de las antiguas caballerizas que entonces se llamaba Pabellón de la playa destinado a residencia de estudiantes. Durante los tres años “La Barraca” presentó un programa con este repertorio: en el primero se representaron los Entremeses de Cervantes, Fuenteovejuna y La vida es sueño, de Calderón. La escenografía estuvo a cargo, respectivamente, de Ramón Gaya, Ponce de León y Santiago Ontañón.

(Madariaga, Benito)

13322774
En la publicación “García Lorca, La Barraca y el grupo literario del 27 en Santander” se recogen las estancias del grupo en la Menéndez Pelayo.

El pasado verano el director argentino Pablo Messiez ‘revolucionó’ la UIMP (Universidad Internacional Menéndez Pelayo) con un curso en el que aprovechamos para entrevistarlo. Ya entonces habló de La piedra oscura, sin duda alguna uno de los fenómenos teatrales de la temporada. Cuando aún quedan seis meses para la vuelta a la actividad estival, anteanoche pudimos disfrutar del citado texto en el María Guerrero, donde ya tiene asegurada la reentré para la próxima temporada.

DSCF7729

No todo el mundo conoce la estrecha relación que tuvo el famoso grupo universitario con la universidad de verano santanderina. Por eso, es tan interesante La piedra oscura como documento histórico vivo que es el teatro. Rafael Rodríguez Rapún (estudiante de Ingeniería de Minas, secretario de la Barraca y compañero de Federico García Lorca en los últimos años de sus vidas) es el misterioso prisionero que permanece herido en una cárcel cerca de Santander, una ciudad que conoce bien por sus estancias con La Barraca. En La piedra oscura, Pablo Messiez ha conseguido realizar un trabajo escénico impecable, en el que cada mirada, cada gesto de los protagonistas parece naturalmente medido. Daniel Grao nos regala el que, no tengo ninguna duda, es su mejor trabajo hasta la fecha. Messiez ha conseguido sacar la emoción más honda de sus actores gracias claro está a un texto de una belleza poética innegable que transita por las emociones humanas de una forma sublime. Es un delicia escuchar el texto de Alberto Conejero en voz y carne de dos actores de recursos dramáticos superlativos. Nacho Sánchez nos ofrece una interpretación emocionalmente intensa, que nos llega al alma. Cuando veía esta puesta en escena no paraba de imaginármela en las dependencias de Caballerizas de la Menéndez Pelayo. Sería un bonito recordatorio de que la institución académica fue parte de la historia de La Barraca. Una forma única de que ese recuerdo se vuelva a hacer carne gracias a la magia del teatro.

6Lapiedraoscura.MarcosGpunto

Tenemos una entrevista pendiente, Amparo

Me levanto triste. Se ha ido Amparo Baró, uno de esos nombres imprescindibles en nuestra escena. Yo fui uno de los afortunados que pudo disfrutar de su triunfal regreso a las tablas con Agosto, Condado de Osage. Ese montaje sin duda ha sido el gran acontecimiento teatral de los últimos años. No todos los días se podía ver sobre un escenario a alguien que sabía pisar el escenario con la decisión y la entereza de ‘La Baró’. Grabado en la retina quedará su enfrentamiento con Carmen Machi, otra digna heredera de esta actriz de raza a la que acompañaba mi admirada Irene Escolar. Desde entonces, he soñado con una reposición de Agosto por la posibilidad de volver a verla sobre el escenario. Ya no será posible. Tampoco será posible la entrevista que me hubiese encantado hacerla. Al menos me quedo con ese momento que me hizo vivir en el Teatro Valle Inclán, cuando las luces se apagaron y Amparo Baró mutó en ese personaje al que llenó de vida, ¿Y qué es el teatro más que la narración de la propia vida? Gracias por ese momento, por regalarnos un trocito de tu alma en la piel de Violet. Y recuerda, tenemos una entrevista pendiente, Amparo.

424180_3375174463225_1120095803_n
A la salida del Valle Inclán en uno de esos días en que el TEATRO te llena de una forma única.

Miscelánea de unas semanas muy intensas DESDE MI BUTACA

Hemos comenzado el año a lo grande con multitud de propuestas. Como es imposible pararnos en cada una de ellas individualmente, pero no queríamos dejar pasar la oportunidad de hablaros de ellas, hemos decidido recopilarlas en este post en el que se dan la mano, como en este espacio siempre ocurre, el cine y el teatro. A disfrutarlo.

– Yllana triunfa con su Gagfather, que vimos en los Teatros del Canal. La compañía no deja de sorprender al espectador con este este nuevo espectáculo en el que además de regalarnos algunos momentos memorables en el plano gestual  marca de la casa, podemos disfrutar de esas máscaras grotescas que sirven para dar vida a estos singulares gangsters. Muchas risas, un poco de crítica y mucha mala baba. Si tienen oportunidad de verlos en gira, no dejen pasar la oportunidad.

– Richard Collins Moore se despidió (esperemos que nada más que temporalmente) de Oscar Wilde este pasado sábado en Nave 73. Infamia en Nave 73 es la constatación de que este actor de flema británica lo mismo te emociona, te hace reír que te sorprende seduciéndote en voz y carne del autor de La importancia de llamarse Ernesto. Un texto interesante, muy juguetón de María Velasco, pero que no olvida el drama de Wilde que tuvo que vivir ocultando quien verdaderamente era. Vayan a recibir La llamada de ese Dios pagano llamado Richard Collins Moore en la primera oportunidad que tengan.

10403643_254160748106821_267931846233841616_n

– José Manuel Zapata se lleva una ovación en el  Teatro Real. El pasado domingo pudimos disfrutar del ensayo general de Hansel y Gretel, una de las puestas en escena más imaginativas y coloristas  de las que se han visto últimamente en el coliseo lírico de Madrid. Fue sonada la ovación que se llevó el equipo de la ópera, muy especialmente la que recibió el tenor José Manuel Zapata que nos regala una Bruja siniestramente divertida. Es esta ópera especialmente apta para acercar a los más jóvenes a la lírica, avisados están.

r-HANSEL-Y-GRETEL-large570

La isla mínima comienza su exitosa andadura de premios con los Forqué. Pudimos disfrutar también de la impecable gala de los Premios José María Forqué. Llena de ritmo, estuvo conducida por una Ana Morgade que dio paso a la que, estoy seguro, será una gran temporada para La isla mínima.  Nuestro querido Javier Gutiérrez, uno de los premiados de la noche, manifestó que “Producir en estos tiempos es un acto heroicidad”. Una heroicidad que en el caso de la excelente película de Alberto Rodríguez se está viendo recompensada. Es de justicia reconocer también  el excelente trabajo de organización de Zenit Comunicación, que se encargó de que los medios pudiesen cubrir la gala en condiciones óptimas, lo que lamentablemente no ocurre en todas las galas.

Birdman, cita cinematográfica  obligada para teatreros.  De esta película se podrían decir tantas cosas que es mejor que simplemente la descubráis. Estoy seguro que todos los que amamos y conocemos un poquito de las entrañas de este oficio entraremos en esta historia de una forma plena. Birdman es una de esas películas plenas, de las que sales del cine con la sensación de haber hecho un viaje y, cuando eso ocurre, es algo mágico.

Teatro del Temple celebra veinte años en los escenarios con dos montajes en Madrid

Teatro del Temple celebra su  XX Aniversario con dos espectáculos, uno veterano, Luces de Bohemia de Valle Inclán,  que lleva 8 años ininterrumpidos de gira y más de 100.000 espectadores, y otro de nueva cosecha, Arte de las Putas con dramaturgia e interpretación de José Luis Esteban, basado en el escrito de Nicolás Fdez de Moratín. Carlos Martín, imparable tras su dirección de Ricardo III para el Teatro Español, firma la dirección de estas dos obras.

Luces de Bohemia (Del 15 al 18 de enero en el Círculo de Bellas Artes)

Personajes turbulentos y situaciones grotescas se suceden a lo largo de los dos días en los que el poeta ciego Max Estrella, junto con su amigo Latino y el resto de personajes nocturnos, pululan por el Madrid más sórdido. A lo largo de la noche, estos dos vagabundos van encontrándose con todo el lumpen de la ciudad: delincuentes, prostitutas, proletarios mal pagados, policías, periodistas, ministros… En definitiva, un microcosmos completo de la sociedad de la época de entonces que no se distancia tanto de la de ahora.

image2

Arte de las putas (Del 21 de enero al 8 de febrero en el Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa)

Un espectáculo libremente inspirado en el poema de Nicolás Fernández de Moratín, que habla de la fascinación por el sexo que expresaron los autores del siglo XVIII.  Un divertido juego teatral con los espectadores y a la vez, una historia de amor poblada de gente, de voces, de músicas, de humor, de ironía, de sátira, de ternura, de arrebato. Risa, sí. Regocijo, también. Emoción, irrenunciable. Teatro, siempre. Y mucho sexo, pero no a cualquier precio.

arte_de_las_putas_2

Desde mi butaca COMUNICA ambos montajes

Peticiones de prensa en desdemibutacacom@gmail.com 

Tras agotar localidades en el Teatro Pavón, “Don Juan Tenorio” hará parada en Santander

Es sin duda alguna uno de los platos fuertes de la nueva programación del Palacio de Festivales de Cantabria. La visión de Juan Mayorga bajo la dirección de Blanca Portillo del clásico de Zorrilla recalará en Santander el próximo 19 de abril. La obra se está representando actualmente en el Teatro Pavón, sede de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, donde se han agotado ya las localidades para todas las funciones.

blanca-portillo-dirige-el-don-juan-tenorio-de-zorrilla-cntc

En su compromiso permanente con el teatro, el Palacio de Festivales de Cantabria también programará otras interesantes propuestas como El eunuco (5 y 6 de junio) y Ojos de agua que llevará a la capital cántabra a la actriz Charo López los días 30 de abril y 1 de mayo. Más citas: Joglars el 27 y 28 de febrero con Vips, Jugadores el 13 y 14 de marzo, La plaza del diamante los días 23 y 24 de mayo y la cita más mágica será los días 9 y 10 de mayo con el VI Festival Europeo de la Magia y lo Visual, cuya trastienda recorrimos en su anterior edición DESDE MI BUTACA.

10301514_796766723709580_4481823057580481695_n
“El eunuco”, un plato fuerte de la programación.

La mirada cómplice de Fernando Cayo y Pepe Viyuela, hermanados por Ionesco

Muchas veces cuando trascribo una entrevista tengo la sensación de que se pierde un poco de la magia del encuentro. Los descartes, los recortes de las palabras hacen que el texto quede un tanto ‘cojo’. Por eso, cuando volví a escuchar las palabras de Pepe Viyuela y Fernando Cayo decidí que en esta ocasión debía ofrecer la entrevista íntegra a los lectores del blog. En su mirada cómplice se esconde un atisbo de reconocimiento del uno en el otro. Y es que si algo ha marcado la carrera de estos dos intérpretes es el rigor que han puesto en cada una de las propuestas en que han participado. Este año que el blog cumple 10 años, seguiremos apostando DESDE MI BUTACA por personajes que tengan una historia interesante que contar. Y ellos, ¡Vaya si la tienen! Siéntense en esta tarde de domingo y disfruten de sus palabras. Y después, si quieren verlos juntos encima del escenario, acérquense al Teatro María Guerrero para disfrutar de Rinoceronte, en donde les acompaña una actriz de la que uno queda prendado desde que aparece en escena: Fernanda Orazi.

DSCF7880

Dos de sus momentos más mágicos. A Fernando Cayo se le ilumina la mirada cuando Pepe Viyuela cuenta emocionado lo que sintió el pasado verano cuando recibió el traje de uno de sus referentes: Pepe Tonetti. Pepe le mantiene la mirada cómplice cuando Cayo le cuenta su experiencia con todo un referente del cine: Ridley Scott.

DSCF7881

http://www.ivoox.com/mirada-complice-fernando-cayo-pepe_md_3937211_wp_1.mp3″

Sergi López: “La fama es algo que va por detrás de mi oficio, nunca por delante”

Cuando uno se sienta a charlar un rato con Sergi López pasan por delante multitud de imágenes de nuestro cine y de nuestros vecinos franceses. En su mirada aparentemente dura, que le ha llevado a encarnar personajes como ese malísimo de El laberinto del fauno, se esconde un tipo que ante todo ama y respeta profundamente su profesión. Esa profesión que le ha llevado a pisar alfombras rojas en medio mundo. Pocos dirían cuando le ven en las distancias cortas que este actor todoterreno es ganador de innumerables reconocimientos. Y es que, su ego está de sobra cubierto, según me confiesa antes de una representación de su Non Solum en el Teatro del Barrio. Fue su maestro Jacques Lecoq el que le enseñó que podía contar sus propias historias jugando al teatro. Y ahí sigue con un brillo en los ojos que torna en algo infantil cuando rememora a ese malo que le llevó a trabajar con el gran Guillermo del Toro. Se nos ocurrían pocas formas mejores de inaugurar este décimo aniversario que con este actor de talento y renombre internacional. Siéntense en sus butacas y disfruten de sus palabras. Las disfrutarán, se lo aseguro.

DSCF7876

Define tu espectáculo Non Solum en unas pocas palabras…

Es una comedia existencial y eso no tiene fecha de caducidad. Eso de ¿Quiénes somos? es atemporal y creo que por eso sigue conectando con el público casi una década después de su estreno.

En este espectáculo se funde tu mirada con la de Jorge Picó, ¿Qué os une artísticamente?

Nos une la escuela de Lecoq, donde nos conocimos. Es una escuela de creación, donde aprendes a intentar desarrollar tu escritura teatral. No tenemos exactamente la misma escritura, pero sí la idea de un teatro ligado al gesto. Queremos a través de la comedia hacer algo más que una mera distracción. Hacemos un teatro que pretende servir de algo. Es teatro político. Intentamos hablar de cosas que nos mueven en este mundo en que vivimos, contar lo que ocurre en la calle.

“El teatro es sólo un juego y no sirve para nada más” decía tu maestro, ¿Compartes esa máxima?

Estoy de acuerdo. No hace falta buscarle más profundidad. Otra cosa es la escritura, que puede estar llena de profundidad. El teatro que nos sale es este. Cuando creas, terminan saliendo muchos temas. Él nos planteaba que debíamos encontrar qué decir. La interpretación sigue siendo un gran misterio para mí, él no pretendía dar grandes máximas en su escuela. Actuar es jugar. Entonces, en el juego a veces las cosas salen bien y otras no tanto.

¿Por qué decidió Sergi López irse a París a buscar su forma de contar historias en un escenario?

Es una prueba más de lo fundamentales que son los encuentros casuales en la vida. Con Toni Albá trabajé en mi pueblo y me ayudó en mis comienzos a escribir una obra en un garaje. Me metí en la improvisación y en la creación con él. Fue él el que había estudiado allí. Sabía que era muy prestigiosa y por eso fui allí. Tuve la intuición de que en cuanto tuviese dinero suficiente debía irme a París a estudiar con él, que me haría mucho bien en mi carrera.

Fuiste a esa escuela queriendo ser payaso y no actor…

Lo de actor sonaba grandilocuente y eminentemente… difícil. A mí me encanta el término ‘payaso’ y no entiendo a los que lo utilizan como un insulto. Lo que me pasaba entonces es que veía casi como una quimera poder ser actor, poder vivir de ello. Es un oficio con muchos resortes y Lecoq me abrió los ojos y me hizo ver que podía tener mi propio punto de vista de este oficio.

Has trabajo en El niño, ¿Qué crees que tiene Daniel Monzón que conecta de esa forma con el público?

Tiene un talento enorme, sabe rodar muy bien y transmite una gran pasión por lo que hace. Es un cinéfilo empedernido, sabe muchísimo. Tiene el talento de saber hacer un cine que parece fácil de rodar en sus manos.

El laberinto del fauno ha sido uno de los hitos de tu carrera, ¿Con qué te quedas de esa experiencia que te llevó a trabajar con Guillermo del Toro y gracias a la cual te ofrecieron varios proyectos que rechazaste?

Sí, al hilo de este éxito y alguna película francesa más me ofrecieron alguna película americana que no me terminó de convencer. Es la segunda película de habla no inglesa más vista de la historia de hecho. Guillermo del Toro es un monstruo. Es director, pero controlaba los demás departamentos de una forma impresionante. Un tipo con un talento enorme que influía hasta en el último detalle. Fue muy lúdico hacer de malo, malísimo en este cuento de hadas. Tienen algo de infantil estos personajes en cuanto a la actuación. Redescubres el placer de actuar en ese sueño infantil de querer ser el malo del cuento.

Hace un año, tuviste que suspender una representación en el Teatro de la Abadía, ¿En ese momento quisiste olvidar de eso que suele decir de que el espectáculo debe continuar pase lo que pase?

No, para nada, yo siempre quiero que el espectáculo continúe. Es un montaje propio, con el que disfruto mucho y teniendo un espacio como La Abadía, cuyo público está acostumbrado a la calidad. Es una responsabilidad tener que suspender por romperte el gemelo. Sólo paramos un día. Incorporé mi cojera a la obra las siguientes dos semanas como pudiste ver tú que fuiste en esos días a verla.

Me da la impresión de que la parte más ‘expuesta’ de esta profesión es lo que menos te gusta, ¿Eso es lo que te ha llevado a alejarte del mundo de la televisión?

La televisión tiene una gran repercusión mediática exagerada y eso es lo que menos me gusta de esta profesión. Yo soy un mal ejemplo de todas formas. Hay muchos actores que les gustaría hacer tele, teatro o cine y no consiguen trabajo en ningún campo. Soy un poco pijo en ese sentido. Con el cine ya he tenido suficiente exposición mediática, mi ego está más que cubierto. No tengo ningún interés en ser el más famoso del país. La televisión me da mucho respeto la verdad. Las poquísimas cosas que he hecho en televisión, siendo muy banales, al día siguiente me reconocía todo el mundo en mi pueblo. La fama es algo que va después de mi oficio nunca por delante. La celebridad tiene algo infantil, que te reconozcan te hace gracia. En mi pueblo ya no soy el más famoso de hecho.

¿Con qué proyectos le gustaría seguir jugando a Sergi López?

Me han ido las cosas tan bien… Tengo la suerte de tener una carrera – término que odio- en la que me reconozco. He tenido la suerte de coincidir con artistas que han confiado en mi. Lo que más me gusta es encontrarme con historias, con personajes que jamás imaginé con interpretar. No sueño con ser El Quijote o El Zorro… Me he encontrado con papeles de nuevo cuño tan enriquecedores que lo único que pido es que me quede como estoy. Soy feliz al lado de un creador como Jorge Picó que es un interlocutor que me hace crecer. Me encanta la idea de hacer mi propio teatro, poder contar mis propias historias encima de un escenario sin depender de la llamada de un productor, como me pasa en el cine.