Opening Night: Música y risas para todos los públicos

Opening night, it’s opening night
It’s Max Bialystock’s latest show
Will it flop or will it go?
The cast is taking its final bow
Here comes the audience now

The doors are open, they’re on their way
Let’s hear what they have to say

“Los Productores” de Mel Brooks

Seguro que muchas veces os habéis preguntado cómo son esas noches de estreno (y mañanas, que para algo damos alcance también al teatro familiar). Estrenamos nueva sección en la que prometemos contar el ambiente de los grandes estrenos teatrales en Madrid. En esta primera entrega, teatro musical con Taller de corazones, musical familiar con Heidi y comedia con La función que sale mal.

El sábado 21, el Teatro Sanpol estrenó Heidi, el musical, su gran producción de esta temporada. Tras el éxito de Caperucita Roja, la sala ha vuelto a contar con las melodías de Jaume Carreras que alternan pasajes musicales de lo más animados al más puro estilo Alan Menken con momentos más introspectivos -especialmente en el caso del abuelo de Heidi, que tiene algunos pasajes musicales realmente memorables- que podrían recordar al mismísimo Stephen Sondheim. Palabras mayores para un espectáculo familiar ante el que el público va a saber responder. Todo ello bajo la sabia dirección de alguien que conoce tanto al público familiar como Natalia Jara. A las 12h se levantó el telón y en ese momento se volvió a sentir la magia que ha hecho durante 37 años del Sanpol todo un referente para el público familiar. Y de nuevo, grandes y pequeños se dejaron llevar por la historia con la que han crecido varias generaciones. El reparto está compuesto por veteranos intérpretes que dan la mano a las nuevas generaciones.

En escena, encontramos la solvencia de cuatro intérpretes con muchas tablas: Javier Ibarz como el abuelo que consigue emocionar al público, Paco Morales, estupendo en su vuelta a los escenarios madrileños tras su extenso periplo escénico mexicano, Karmele Aranburu que parece haber nacido para interpretar a la Señorita Rottenmeier y esa energía contagiosa que imprime Blanca Degá como la Tía Dete. Todo ello entremezclado con la frescura que dan a la escena Ainhoa Molina, Gema Bastante y Gallo Ryan. Al acabar, una gran ovación para la espléndida compañía que este sábado y domingo despedirán la función a modo de previas. La buena noticia es que estarán de nuevo en el Sanpol del 23 de noviembre al 5 de enero y estamos seguros se volverá a repetir la gran ovación.

El lunes 23 tuvo lugar el estreno oficial del nuevo musical original de La Espiral Mágica en los Teatros Luchana. Se trata del primer acercamiento de la compañía al público adulto tras exitosas experiencias como El pequeño conejito blanco. En Taller de Corazones, se han rodeado de un elenco de dos espléndidos intérpretes: Naím Thomas que emocionó al público en su estreno y Anabel García que, en fin, como ha demostrado encima de las tablas del Sanpol precisamente durante años, es pura magia. Georgina Cort- también habitual del Sanpol- es la directora de este proyecto que cuenta con una bellísima partitura original de Josep Ferré que el público aplaudió en su estreno. El lunes 30, última oportunidad de disfrutarla -por ahora- en los Luchana.

Y las huellas del Sanpol nos llevan directos a la que será, sin duda, una de las grandes comedias de la temporada. En el Teatro La Latina se ha estrenado esta semana un título de infalible resultado: La función que sale mal. Y en el elenco nos encontramos más de un intérprete que han hecho teatro musical familiar. Es el caso de Felipe Ansola- habitual en la producciones del Sanpol por ejemplo- que interpreta a un muerto que podríamos decir que no estaba muerto… que estaba de parranda… Y no, no hago mucho spoiler, vean la función y lo sabrán… La gracia cómica de Carla Postigo – a la que hemos visto en las producciones de José Luis Gago y Estrella Blanco como Oliver Twist– se entremezcla con otro estupendo intérprete que tiene su propia compañía de teatro familiar: David Ávila. Otro nombre que siempre es un placer ver en un elenco: César Camino como el regidor amante de Perales… A tenor de lo visto en su estreno, las risas están aseguradas con esta función que, a pesar de las pocas funciones previas que lleva, ya comienza a funcionar como un preciso mecanismo de relojería suiza. Y es que precisamente para que esta función salga ‘mal’ todo tiene que salir muy ‘bien’.

Si os gusta esta nueva sección, esperamos nos acompañéis en una nueva entrega que dedicaremos a los próximos estrenos de la cartelera incluido La jaula de las locas que ya estamos deseando ver el próximo miércoles y Por amor a Gila el viernes 4 de octubre. Presentimos que habrá muchas más Opening Night esta temporada.

Anuncios

Paco Morales: “Se ha conseguido el reparto perfecto para Heidi, el musical”

El Teatro Sanpol comienza su temporada de la mejor forma posible y es que en Heidi, el musical se ha conseguido un reparto de auténtico lujo como contábamos en la crónica de la presentación. En el reparto aparece un “debutante” en el campo del teatro familiar: Paco Morales. Un actor curtido en las tablas que se enfrenta a este reto “haciéndolo desde la verdad y la honestidad”. Tras un periplo por los escenarios mejicanos de 8 años en los que ha tenido experiencias tan gratificantes como dar vida al Señor Banks de Mary Poppins, el intérprete mantiene intacto el entusiasmo por una profesión en la que empezó de una forma fortuita tras dejar el mundo de la Educación Física. Nos sentamos con él en el Teatro Sanpol justo antes de uno de los ensayos finales de Heidi, el musical para repasar una carrera que le ha hecho tocar todos los palos del espectro artístico.

¿Cuáles son las claves de Heidi, el musical?

La historia es un referente en la vida de muchos adultos que ahora son papás, marcó una época esta historia. Ser diferente no debe servir para juzgar a los demás. Heidi es una niña a la que le gusta la montaña y Clara es una persona de clase alta que tiene una supuesta discapacidad con el tema de la silla de ruedas. La historia del abuelo y de la familia pone en alza unos valores que parece están en desuso. Además, es increíble el elenco que se conseguido. Se ha conseguido el reparto perfecto para Heidi.

El reparto de Heidi, el musical durante la presentación de temporada del Sanpol

¿Cómo llega Paco Morales al Sanpol?

Le comenté a mi sobrina política que quería saber lo que se estaba haciendo en el Sanpol. Es un teatro al que no había tenido acceso. No se habían dado las circunstancias para venir a ver alguno de sus musicales. Entonces, mi sobrina me comentó que conocía una persona aquí y que estaban buscando al reparto de Heidi, el musical. Y mira lo que son las cosas, que ahora estoy aquí, en un teatro en el que tenía muchas ganas de trabajar y curiosidad por ver el método de trabajo de este espacio escénico con 37 años de historia.

Paco Morales durante la entrevista en el Teatro Sanpol

Acostumbrado a actuar para el público adulto, ¿Cómo te enfrentas ante el difícil público infantil?

Es un reto, un esfuerzo, un cambio de código, pero los niños son muy receptivos. En el fondo, para mí es un premio después de tantos años de trabajo ponerme delante del público infantil, pero haciéndolo desde la verdad y la honestidad. Desde mi punto de vista, contar a los niños una historia con un tono excesivamente infantil es un error. No digo que un niño de 2 años sea un adulto, pero yo en este trabajo me subo al escenario con los mismos patrones que han marcado mi carrera: Honestidad absoluta y verdad. En definitiva, se trata de creerme lo que estoy haciendo para que los que estén en el patio de butacas se lo crean.

Aquí y ahora, ¿Por qué el teatro es el gran lugar para contar historias para ti?

Es el directo absoluto. De lo que yo disfruto realmente es del contacto con el público. El teatro y los conciertos en directo son la retroalimentación más viva y más directa. Me encanta la adrenalina que supone cada vez que se sube el telón para contar una historia. Cada función de teatro es una continuación de la vida. Cada representación es distinta gracias al público y al propio equipo. Lo que ocurre desde que se levanta el telón hasta que se baja ahí queda y no tienes la oportunidad de borrar y repetir. Nos encontramos ante un lenguaje de comunicación muy directo con el público y es que nos enfrentamos a las emociones a flor de piel.

En los últimos años el grueso de tu carrera se ha desarrollado en México, ¿Fue complicado hacerte un hueco en la escena azteca?

Te voy a ser completamente honesto. Cuando yo iba a comprar la casa que finalmente ha sido mi casa me llamaron de México para audicionar para Mamma Mia!. Les gustó mi prueba y me quedé allí. Iba para 6 meses, pero al final han sido 8 años de mi vida.

Y uno de esos grandes proyectos allí ha sido dar vida al Señor Banks en Mary Poppins bajo la atenta mirada de toda una Disney Leyend, Richard Sherman…

Mary Poppins fue mi tercer musical. Había visto el musical en Broadway y me gustaba más la película. Cuando se me dio la oportunidad de profundizar en la historia me di cuenta de que realmente no es la historia de unos niños infelices a los que Mary Poppins cambia la vida. En realidad, es la historia del Señor Banks, que hacía su trabajo que no le gustaba por mantener el estatus en la época en que le tocó vivir. La niñera le ayuda a descubrir lo que realmente le gusta y a partir de ahí cambia su vida y la de todo su entorno. Nos visitó Richard Sherman y le emocionó mucho lo que vio, la parte más emocional que tenemos los españoles y los latinos. Somos menos fríos que los anglosajones y le fascinó tanto que nos regaló una pequeña muestra con su piano de sus temas inolvidables para Winnie the Pooh, El libro de la selva

Paco junto al compositor de Mary Poppins, La Bruja Novata

Y del Señor Banks pasaste a ser El Mago de Oz en Wicked

Así es, fue justo al acabar Mary Poppins. Fue otro sueño hecho realidad al tratarse de dos musicales que han sido hitos en Broadway. La música, el vestuario, la escenografía, toda la embocadura -similar a la del Sanpol- se convirtió en el mundo mágico de Oz. Es la contrahistoria y eso me llama la atención. Esta historia te plantea otro punto de vista de los personajes con los que todos hemos crecido, aunque es cierto que están mucho más pegados a la cultura anglosajona.

En el año 1981 te viniste a Madrid a estudiar Educación Física e incluso estuviste impulsado por tu padre en el Athletico de Madrid y un día decides colgar las zapatillas de taco y pasarte a las zapatillas de ballet, ¿Cómo fue ese cambio?

Tengo que decirte que tú estás tu muy bien informado. Yo creo que lo dejé al ver que no encajaba en el mundo del fútbol de aquella época, era muy cerrado todo. Todo era más precario. Estudiando Educación Física me apunté a un curso de Gym Jazz, la profesora me captó para hacer alguna exhibición y vi que me empezaba a enganchar la danza. De ahí, me propusieron hacer una audición con Norma Duval. Goyo Montero apostó por mi. Empecé fortuitamente como bailarín, pero luego ya con conciencia no quería ser bailarín puro y duro. Quería actuar, cantar y bailar…

De alguna forma, te formaste para un perfil artístico como es el de actor de musical que en aquella época era poco habitual en nuestro país…

Todavía hay gente que se sorprende cuando me ve cantando en un escenario o actuando. Aunque afortunadamente el musical de gran formato está dejando su poso, no hay mucha tradición del artista completo que exige el teatro musical. Es tan diferente a lo que ocurre en Estados Unidos donde las grandes estrellas tienen una formación integral con nociones de danza, canto…

El Diluvio que viene ha sido el musical que más tiempo has representado en España, ¿Qué ha supuesto en tu carrera?

Ha sido un antes y un después en mi carrera, una experiencia increíble. Fue mi primer gran protagonista. Esta obra me ayudó a entender lo que me decía Concha Velasco cuando hicimos juntos Carmen, Carmen. Ser cabeza de cartel no es solo que ponga tu nombre en la marquesina, supone llegar el primero, irte el último y salir al escenario a darlo todo a diario. Además de ser el protagonista, eres la persona a la que todo el elenco toma como referencia. Es un personaje muy exigente a nivel vocal, pero también tiene mucho texto lleno de colores y matices. Es una historia atrevida que a día de hoy creo que sigue teniendo mucha vigencia.

Uno de los bellos temas de El diluvio que viene

Allí coincidiste con Roberto Saiz que considera que vuestra relación casi de padre-hijo en la escena se trasladó también fuera del escenario…

Es un tipo estupendo. En aquel momento era un chaval que empezaba con una energía desbordante, ávido de saber, cualquier cosa que le proponías él lo llevaba a escena. Todo ello ha hecho que en esta profesión que es una carrera de fondo haya conseguido mantenerse y llegar hasta donde ha llegado.

En Karaoke viviste una y mil experiencias curiosas por toda España como la del señor que te pidió que le firmaras la boina…

Sin duda fue uno de los gestos más entrañables que viví en Karaoke. Yo creo que el señor al ver que la gente me coreaba y eso, pues dijo debe ser famoso y se acercó y me dijo que le caía muy bien y se quitó la boina y se la firmé. En Toledo se nos fue la luz y tuve que mantener calentito al público para que no se fueran de la plaza. Hice de todo en esas más de 3 horas: Les canté algo, conté chistes, saqué a gente al escenario y creo que hasta al juego del pañuelito jugamos.

¿Cómo digeriste el éxito de La Década Prodigisosa en tu juventud?

Me fui justo cuando el grupo se convirtió en un exitazo. Y si lo hice fue por la necesidad de formarme que tenía entonces. Al venir del mundo del deporte, la disciplina y la preparación son esenciales para mí. Fue entonces cuando estuve en un espectáculo de music-hall que produjo Moncho Borrajo y que tuvimos que fabricar desde cero. Ahí lo hacíamos todo nosotros y eso fue una gran lección de vida para mí. Así que cuando acabé y volví a la Década Prodigiosa ya me enfrenté de otra forma al éxito. Con 28 años volví y entonces sí era ya un exitazo.

¿Con qué proyectos te gustaría seguir to play en tu profesión?

Me gustaría seguir haciendo musicales y alguna comedia de texto. Hace mucho que no la hago y me apetece mucho. También me gustaría volver a la televisión al ser un medio que realmente me encanta. Siempre he dicho que mi año ideal sería hacer teatro de noche y de día grabar algo de televisión. Y a eso añadiría algún concierto programado en los fines de semana.

HEIDI, EL MUSICAL, DOBLE OPORTUNIDAD DE VERLO ESTA TEMPORADA EN EL SANPOL

Este nuevo espectáculo de la compañía residente del Sanpol, La Bicicleta, tendrá durante dos únicos fines de semanas sus primeras funciones para ir caldeando un espectáculo que será el show estrella de estas Navidades. Así, se podrá disfrutar los días 21,22, 28 y 29 de septiembre y del 23 de noviembre de 2019 al 4 de enero de 2020.

Cartel de Heidi, el musical

El Teatro Sanpol aboga en su 37 temporada por seguir “aprendiendo a ver teatro”

Son muchos “adultos” los que miran con cierta superioridad absurda las producciones de teatro familiar. Ellos se olvidan que un teatro como el Sanpol, con 37 años de historia: “es el que hace que el resto del tiempo los espectadores vayan al teatro y es que aquí se aprende a ver teatro”, en palabras de Natalia Jara, directora de Heidi, el musical. El espectáculo se ha presentado dentro de la programación de la temporada 2019-2020 de este espacio escénico que tuvo su puesta de largo ante los medios el pasado viernes. Y es que el buen teatro familiar que se hace en nuestro país -por mucho que algunos medios tiendan a “vetarlo”- merece ser presentado ante los medios. La compañía residente de la Sanpol, La Bicicleta, estrenará su gran espectáculo de la temporada el próximo 21 de septiembre. Será un aperitivo durante dos únicos fines de semanas antes de la temporada que desarrollará Heidi, el musical del 23 de noviembre al 4 de enero.

HEIDI, EL MUSICAL, LA GRAN APUESTA TRAS EL ÉXITO DE CAPERUCITA ROJA

Tras el éxito de la recordada Caperucita Roja que hace unos pocos años estrenó el Sanpol, el público de la sala demandaba un nuevo espectáculo en la misma línea. Y así nació Heidi el musical, que volverá a contar con melodías de Jaume Carreras que quiso destacar en su intervención en la rueda de prensa de presentación que “los intérpretes han puesto todo su nivel interpretativo en el escenario y es que su pasión se ve reflejada en sus voces”. Hecho que corrobora Natalia Jara que quiso poner sobre la mesa el nombre de todos los integrantes de un elenco de enorme calidad artística. Empezando por Karmele Aranburu a la que “doy las gracias por estar en mi primer montaje”. La veteranía se mezcla con la frescura que dan voces como las de Ainhoa Molina y Gema Bastante, las inseparables Heidi y Clara, y por supuesto Gallo Ryan, como Pedro “que tiene divertido hasta el nombre”. Imposible no citar a Blanca Degá, “llena de energía que transmite en el escenario”. En el reparto también Javier Ibarz, con el que Natalia ha compartido tantos proyectos y horas del día que “es como si fuera mi marido”. Y por último, destacó el privilegio de tener por primera vez en el Sanpol al inolvidable Paco Morales, intérprete de musicales como El diluvio que viene en España o Mary Poppins en México. En fin, un elenco ‘de campanillas’ que hará las delicias de grandes y pequeños.

Elenco de Heidi, el musical

De El Jorobado de Notre Dame a compañías invitadas en la programación de la temporada

Como avanzó la directora de la sala, Natasha Fischtell, la temporada del Sanpol traerá algunos títulos emblemáticos de su compañía residente como El Jorobado de Notre Dame que se repondrá como un emotivo homenaje a la emblemática catedral parisina. Esta cita, recomendada por el Institut Francés, tendrá lugar del 12 de octubre al 10 de noviembre.

Justo después, los días 16 y 17 de noviembre será el turno de una compañía invitada como es la de La Dama y el Vagabundo, reciente Premio Broadway World Spain 2019.

En Navidades, el plato estrella será como no podía ser de otra forma Heidi, el musical que estará del 23 de noviembre de 2019 al 4 de enero de 2020 en la sala. El espectáculo cuenta con coreografías de Víctor Ramos, la ayudantía de dirección de Enrique Lestón, la producción corre a cargo de Natasha Fischtel, la adaptación del original literario vuelve a ser de Julio Fischtel y las luces de uno de los ‘magos’ de la iluminación, Nicolás Fischtel. La escenografía que nos llevará a todos los espacios de este inolvidable relato será de Chechu García.

Equipo de Heidi, el musical

La Bicicleta, 37 años iniciando espectadores

A lo largo de 2020 se sucederán  también diferentes espectáculos de producción propia.  El primero en llegar será uno de los favoritos por nuestros pequeños grandes espectadoresRapunzel (11, 12, 18 y 19 de enero). Este divertido y juguetón espectáculo para los más pequeños nos cuenta la historia de la hermosa niña de los cabellos de oro, encerrada en una torre que no tiene escaleras. Durante quince años la única conexión de la joven con el mundo es la visita de la bruja que la secuestró. Todos los días al escuchar la frase: “Rapunzel, Rapunzel, lánzame tu cabellera para subir por ella sin escalera” la larga y dorada cabellera cae desde lo alto. La bruja sube y se asegura de que Rapunzel continué siendo su prisionera. Hasta que un día… Si queréis saber cómo continúa el cuento tendréis que venir al Sanpol a verlo.

Sueño de una noche de verano, uno de los platos fuertes para el 2020

Sin duda este sueño es la más mágica, divertida y enredosa comedia de Shakespeare. Los amores contrariados de cuatro enamorados, Hermia, Lisandro, Helena y Demetrio nos sumergen en los palacios de la Antigua Grecia, con sus severas normas y costumbres pero también en los bosques, mundo fantástico y liberal de los sueños donde reinan la magnifica Titania, el sorprendente Oberón y el travieso Puck rodeados de hadas, duendes, ninfas y gnomos. Esta inmortal historia se contará en el Sanpol del 25 de enero al 23 de febrero. Después llegarán más títulos de la casa como Aladino y la lámpara maravillosa y el cierre de la temporada con El príncipe Rana

La programación se completará con espectáculos de compañías invitadas como El pequeño conejo blanco y Alas de mariposa

Vuelve la Muestra de Teatro Escolar

Entre las propuestas destacadas para esta temporada también destaca una muestra “cuyo objetivo principal es que la actividad de
teatro escolar que se desarrolla en los colegios con sus valores
educativos motive el interés por el aprendizaje de una
profesión que desde Sanpol amamos sobre todas las cosas y el
descubrimiento por parte de los grupos del valor del trabajo en
equipo que refuerce la convivencia entre los participantes y también
participar en un intercambio artístico, lúdico y amistoso con
estudiantes de otros centros. Y finalmente dar a conocer y valorar
las posibilidades creativas de las actividades teatrales de los
centros”.