Sigue siendo Mike Ríos

“Aquí Mike” dice un fotógrafo para llamar la atención del intérprete de Bienvenidos a lo que has responde: “Me has ganado con eso tío”. Pura naturalidad la de este viejo rockero que hace un par de años decidió dejar la carretera y que ahora ha concentrado sus esfuerzas una vida con mucho ritmo. En Cosas que siempre quise contarte (Ed. Planeta), el cantante que tocó la cima del éxito musical con la punta de los dedos reflexiona sobre su vida, sus propios excesos y, como no, los de una sociedad que no ha sabido responder lo suficiente a la realidad que le ha tocado vivir. Lúcido y siempre con una respuesta inteligente, reflexiona sobre un tiempo en el que ROCK AND ROLL se escribía con letras mayúsculas, aunque admite que hoy en día el género sigue gozando de buena salud en España. No se le ha acabado la mecha de la creatividad y no le importaría hacer una segunda parte de sus memorias en las que contar aquellas cosas que se le han quedado en el tintero. Y entre páginas y confidencias nos regala un nuevo tema que da título al libro. Ya no está en la carretera, pero en el fondo sigue siendo Mike Ríos…

miguel

mi 2 mi 3 mi 4 mi 5

Anuncios

Los protagonistas de la temporada de Smedia

El grupo Smedia ha presentado esta mañana una temporada 2013-2014 en la que la diversidad será una vez más su seña de identidad. Monólogos ya clásicos como Espinete no existe o el reciente éxito de Taitantos, serán parte de una programación en la que habrá espacio también para el texto de Juan Mayorga El Chico de la Última Fila. Más clásicos: El Brujo, El Cavernícola, Maribel y la extraña familia y estrenos esperados como Los Hijos de Kennedy y el musical Marta tiene un marcapasos, del que os ofrecemos el número de apertura en primicia. Y otro regalito más, el monólogo que improvisó Rafael Álvarez ‘El Brujo’, aquí si nos atrevemos a decir que NO HAY DERECHO a que el fútbol tenga un IVA inferior al del teatro.

DSCF4721DSCF4723DSCF4727DSCF4732

DSCF4733 DSCF4737 DSCF4738

DSCF4746 DSCF4749 DSCF4754 DSCF4756

La vida no es una comedia musical

La vida de La gran familia española parece una almibarada comedia musical clásica al estilo Siete novias para siete hermanos, pero una serie de catastróficas desdichas convierten esta historia en una tragicomedia… como la vida misma. Sánchez Arévalo le toma el pulso a esta cinta llena de, marca de la casa, personajes ‘especiales’, ¿Qué decir de un niño que declara su amor eterno a los 10 años y se va a casar con su chica a los 18? ¿Y de un patriarca que parece sacado del citado musical? ¿Y de un personaje que solo se tranquiliza comiendo un quesito? Partiendo de la máxima de que lo normal en una familia es que no haya nadie normal nos regala una nueva cinta que va más allá de ese solaz esparcimiento que fue Primos. La gran familia española es una divertidísima comedia con poso y que, sin darnos cuenta, nos hace pasar de la carcajada sonora a una lagrimilla que nos cae en el tramo final de la misma. En el tramo cómico destaca un delirante diálogo en el que los contrayentes y los invitados dan unas réplicas de lo más delirantes. Y ese paso de la comedia al drama se hace con naturalidad como ocurre en nuestra propia vida. Y es que no todo son risas en nuestra existencia y eso lo sabe bien un creador con una mirada personal que consigue que esta película se convierta en algo más que una simple distracción de domingo por la tarde. Para ello se rodea de un puñado de ACTORES. Sí, encima elige bien los casts y es un director de actores espléndido. Todo lo tiene medido este creador en sus rodajes, algo de esto sé ya que tuve la suerte de trabajar como extra en Gordos y vi lo planificado que tenía todo en los rodajes. El pater familias de esta historia es uno de los mejores actores de este país, Héctor Colomé, cuya emoción nace de muy adentro, uno de esos intérpretes que consiguen hacer creíble lo increíble.

a

Y su hijo mayor, el que se supone que tendría que llevar el rumbo familiar si su padre faltase, es otro actor talismán para Sánchez Arévalo, el magnético Antonio de la Torre que con una mirada es capaz de dejarte sin respiración. Les siguen a la zaga trabajos como el de Quim Gutiérrez. un actor que trabajo a trabajo ha ido evolucionando de una forma impresionante. En esta, además, se apunta el tanto de emocionar al público. El personaje de Roberto Álamo, otro intérprete con letras mayúsculas, nos remite inevitable a su también brillante trabajo en la obra De ratones y hombres, donde también hizo un papel de disminuido, pero en un registro mucho menos amable eso sí. Y siempre es un placer ver como los actores que se han curtido en los musicales, véase Miquel Fernández, empiezan a despuntar en el cine. Los que cada noche se desgarran sobre el escenario cantando, bailando y, sobre todo, interpretando. Talento en nuestros escenarios hay de sobra. Solo hay que ver cualquiera de los musicales que hay y habrá en cartel en los próximos meses. Un breve repunte referido a los actores que demuestran que no hay papel pequeño solo actores pequeños. Y los personajes de Raúl Arévalo, Rodrigo Poisón, Pilar Castro y Teresa Lozano demuestran el mimo con que Sánchez Arévalo elige a sus repartos. Todos están bien y eso no es fácil. Ojo a esa revelación que va a ser Patrick Criado y a su partenaire femenina, la bellísima y deslumbrante Arantxa Martí. Y al final cuando menos te lo esperas cantas el “Iniesta de mi vida” y ¿Te casas ese día? Eso solo lo sabrán si se pasan por el cine y disfrutan de este feliz reencuentro con el universo del director de Azuloscurocasinegro.

Un musical español (casi) afinado

Una voz en off nos recuerda el recorrido de HNMPL, un musical español que en 2005 y con la inestimable colaboración creativa de Nacho Cano, hoy no puede ni siquiera acercarse al teatro por motivos que no vienen al caso, se creó el mayor fenómeno del teatro musical español. Todo lo que tocaba este musical, que consiguió el récord de recaudación en un día, se convertía en oro. Incluido sus sucesivos protagonistas que hoy en día son estrellas del cine y la televisión. Era tentador volver a ponerlo en escena y Drive lo ha hecho con un apabullante nueva puesta en escena. Aclarar que no vi la producción original, solo hablaré de lo que vi anoche en el Coliseum. Y no la vi simplemente – a pesar de ese dato me encantan los musicales- no me ‘llegó’ el espectáculo, no me interesó esta historia. Por lo tanto, me enfrenté a esta puesta a punto del musical con cierto recelo… muy especialmente por las proyecciones que suelen ser todo menos ‘emocionantes’ y el libreto de este musical de eso tiene mucho.

HNMPL

Tras un número de apertura, Hoy no me puedo levantar, apabullantemente… espectacular y, todo sea dicho de paso, frío, muy frío, el espectáculo va ganando a medida que las notas van sonando afinadas. Y en esas piezas afinadas está un Daniel Diges que es en este Mario donde encuentra su roll ideal, nunca le había visto darlo todo en escena de esa forma. Quizás también sea por la reacción que provoca este musical entre el público que aplaude y corea a los protagonistas en la práctica totalidad de los números. Y entre las notas desafinadas las escasas líneas cantadas por Ana María Polvorosa y Canco Rodríguez, que se ‘lucen’ eso sí con sus personajes. Para Rodríguez fueron buena parte de los aplausos. Merecidos, tiene una vis cómica innegable y hasta en tv consigue destacar. Desafinado también es esa apabullante apuesta por ‘atronar’ al personal con chorricientos watios de sonido y, sobre todo, por utilizar música grabada… Me da mucha rabia que un espectáculo de este calibre y, ¿Por qué no decirlo?, de esta calidad por encima de la media caiga en la imperfección por estos pequeños detalles que deslucen el global de un espectáculo que, con los mimbres adecuados, me hubiese emocionado. Un musical lleno de coreografías coloristas que se entremezclan con números más íntimos en los que, al menos anoche, el sonido- hubo algún momento en el que ‘atronados’ por la música no se escuchaba a los solistas- no estaba a la altura. Creo que le sobran proyecciones insisto, la escenografía tradicional tampoco está tan mal y, sobre todo, da sensación de verdad, esa que puede llegar a emocionar. Y si nos entretienen con proyecciones en 200 dimensiones nos olvidamos que el TEATRO es el lugar de la emoción y el segundo acto pierde fuerza emotiva. Eso sí nada que reprochar a buena parte del reparto ni mucho menos al libretista, David Serrano, que ha conseguido uno de los pocos musicales jukebox que tiene una historia interesante que contar. Nada que ver con los insulsos 40 el musical y Más de cien mentiras, también marca Drive. Si se le da ‘una vuelta’ a la producción volverá a ser un pelotazo, no tengo ninguna duda.

El álbum de La Meller

Con motivo del estreno de la nueva producción del musical Por los ojos de Raquel Meller en el Teatro Reina Victoria os ofrecemos una selección de fotografías de escena del espectáculo además de vídeos exclusivos y fotos de la escenografía del espectáculo original, que ha triunfado en la madrileña Sala Tribueñe. Para esta nueva puesta a punto del brillante espectáculo de Hugo Pérez se ha contado con la coproducción de un valor seguro de la escena, Juanjo Seoane.

desde

page

DSCF4444

DSCF4477

page

                                                                                                                                      *Bonus track exclusivo

Una selección de imágenes de la escenografía del espectáculo original en la madrileña Sala Tribueñe.diseños originales

Un Madrid sin teatros. Un Madrid sin alma: "De fiebres, bodas, actores y otros bichos raros"

Nos sumergimos DESDE MI BUTACA en cuatro espectáculos de la cartelera madrileña tan distintos… como los espacios en los que se representa. Esta temporada seguiremos reivindicando todo tipo de espacios escénicos en la capital. De los teatros comerciales a las salas más alternativas tendrán cabida en este “Un Madrid sin teatros. Un Madrid sin alma” que nació como un grito en voz alta para reivindicar nuestro teatro que, hoy más que nunca, merece ser CELEBRADO.

Comenzamos esta nueva etapa haciéndonos devotos… del Santo Membrillo. Cerda ha abierto la temporada de ese ‘milagro escénico’ llamado La Casa de la Portera. Un espectáculo en lo que uno lo único que puede hacer es… dejarse sorprender. Una comedia transexual místico-musical con aroma psicalíptico, ¿Suena raro de cojones verdad? Pues sí, lo es, pero también es muy divertida. Las carcajadas empiezan a resonar en las paredes de esta portería desde el momento en el que conocemos a las habitantes de este particular universo místico. Y en ese pintoresco microcosmos solo podemos rendirnos al influjo de la palabra en la voz de Inma Cuevas, una monja inductora y practicante que  consigue dar verdad a un texto que en otras manos podría haber resultado, con todos los respetos, bochornoso. Hace creíble lo inverosímil. Eso es una ACTRIZ. Y encima la disfrutaremos por partida doble en los próximos meses. En La nieta del dictador y en True West. Estaremos atentos.

descarga

Y damos un salto al vacío y nos sumergimos en el mundo… del vodevil. En el Teatro Marquina, Una boda feliz ya puso su primer ‘No hay localidades’ hace unos días. La culpa la deben tener las carcajadas que provocan este matrimonio de convivencia entre los ‘machotes’ Agustín Jiménez y Antonio Molero. Una historia de enredos en el que las puertas se abren, se cierran… y se mueven a discreción. Y siempre es un placer disfrutar del trabajo de un actor como Francesc Albiol, convincente en todos los registros y que cuando se ‘desmadra’ como en este caso, consigue brillar con luz propia. Las risas más necesarias que nunca harán de estas nupcias -que les advierto que no se ven nunca en escena- uno de los ÉXITOS de la temporada.

 “Traemos con nosotros al perro guía”. El sábado La fiebre tuvo unos espectadores muy especiales. El poder evocador de la palabra permitió que un grupo de invidentes disfrutasen de la magia del teatro. En escena, Israel Elejalde, que se ha convertido en uno de los actores que más ha sobresalido en las tablas en los últimos años con sus trabajos a las órdenes de Miguel del Arco o en esa delicia llamada Maridos y mujeres. Y nos sumergimos en esa asfixiante habitación de hotel de un país del Tercer Mundo de ahí viajamos con él a los diversos espacios que habitan en su conciencia. Un ser en tierra de nadie que pasea por las calles mientras corre la sangre de inocentes. Él fue un niño bien ‘envuelto’ en su infancia y ahora decide reflexionar sobre lo que es lo mejor para él en este mundo podrido. Un texto que reflexiona, pero sobre todo y lo más importante un tour de force interpretativo que en manos de un actor de superlativo talento como Elejalde coge mucha altura. Un recital in crescendo que acaba con un Elejalde que se desgarra emocionalmente antes de entrar en caída libre. En La Cuarta Pared hasta el 15 de septiembre y con la colaboración en escena de la chelista y actriz Alba Celma.

Desde una butaca sucia y vacía que en otro tiempo fue una simple silla desde la que se enamoró del teatro de variedades cuando era pequeño, una vieja gloria del teatro reflexiona sobre lo que para él ha sido su oficio y su forma de entender la vida. Júbilo Terminal es el autohomenaje de un divo del teatro que deambula por el escenario siendo Hamlet, Cyrano y Puck. Y nos hace cómplices de esa pasión que le ha llevado a estar 40 años entre tinieblas. Medita y se pregunta emocionado ¿Dónde están los aplausos y la mujer que se enamoró de mi forma de actuar? Pero no crean que Júbilo Terminal es un espectáculo condescendiente con los actores y con el mundo del teatro, nada más lejos de la realidad. Al otrora divo de la escena le sale y, permítanme la expresión, una ‘mosca cojonera’ que pone sobre las tablas una visión muy distinta del teatro. Ella es aún una joven promesa, cuando pienso en ese término inevitablemente me acuerdo de Juan Luis Galiardo que se definía a si mismo como “La eterna joven promesa”, vaya por delante mi recuerdo para él. Volviendo al júbilo, la actriz se enfrenta al maestro al que una vez mandó una misiva de admiración. Fue la noche que le vio hacer Hamlet. Y desde ese día, el veneno del teatro se la quedó dentro. Hoy, esa carta parece un dardo envenenado y fustiga al actor reprochándole la vanidad que ha derrochado en infinidad de actos ‘de cara a la galería’. Y con esta romántica del teatro se cuelan en escena los gritos del 15M y la eterna pregunta de sí debe ser el teatro un acto de contestación a la realidad social que nos toca vivir. Un enfrentamiento entre 2 concepciones de entender el teatro, pero que en el fondo confluyen en una pasión común por vivir la ficción más verdadera, la que cada noche crea la magia del teatro. Y en eso tienen mucha culpa dos actores que cada noche, independientemente del número de espectadores que haya en la sala, se dejan la piel sobre el escenario dotando de emoción y de VERDAD las tablas. José Pedro Carrión, historia viva de nuestra escena, nos ofrece un recital interpretativo de primer orden, donde la palabra y el actor pasan a primer término para conseguir emocionarnos. Y vaya si lo consigue este actor que fue rey, bufón y espadachín. Y le da la réplica una actriz soberbia, toda una revelación, Valery Tellechea. Sería una pena que esta bellísima apuesta, que enamorará a todos los amantes del TEATRO, pasase desapercibida en la cartelera. Aunque ahora que lo pienso, más bien sería una… vergüenza. Son apuestas como estas las que dan sentido y vida a espacios como El Sol de York. Yo que ustedes no me lo perdería, desde luego. Estarán hasta el 22 de septiembre de jueves a sábado a las 20:30h y los domingos a las 19h.

El capitalismo según Irene Escolar, Nathalie Poza y Silvia Marsó

Un grupo de artistas multidisciplinares haciéndose preguntas sobre el mundo en que vivimos. Un espectáculo de riesgo, de compromiso estético, de belleza perturbadora. Teatro. Circo. actores bailando, bailarines volando, lanzadores de cuchillos. Y locura. Eso y mucho más es la experiencia teatral Capitalismo, Hazles Reír, un espectáculo cuya temática nació un día en que Aitana Sánchez Gijón confesó: “Me llamo Aitana y soy capitalista”.

pages

A partir de ahí y bajo la dirección de Andrés Lima, en colaboración con Joseba Gil, el Taller de Investigación Teatral Contemporáneo ha reunido a más de 100 artistas y teóricos en torno a la economía y su impacto en nosotros. Después de meses de trabajo en grupo, por fin el Taller presenta Capitalismo: una creación en directo, un espectáculo vivo que cada noche será diferente y que tendrá una duración de más de dos horas.

pagese

Un espectáculo que se hace preguntas sobre el cataclismo que nos ha tocado vivir: ¿Estamos asistiendo a la muerte del capitalismo? ¿Y cuánto durará esta agonía? ¿Serán años? ¿O siglos? ¿Va a explotar algo? O, por el contrario, ¿ese algo está en su mejor momento? ¿O, quizás, que explote querrá decir que está en su mejor momento? Y mientras tanto hazles reír con este espectáculo que cuenta con un reparto de verdadero lujo con nombres como el de Irene Escolar, la citada Aitana Sánchez Gijón, Edu Soto, Luis Callejo o el propio director que cada noche dirigirá en la pista este montaje que ha escrito el siempre irreverente Juan Cavestany. El espectáculo se podrá ver en el Teatro Circo Price del 10 al 29 de septiembre.

DESDE MI BUTACA hablamos en exclusiva con tres de sus protagonistas femeninas: Irene Escolar, Silvia Marsó y Nathalie Poza. Puedes escucharlas en nuestro podcast.

Entrevista a Silvia Marsó

DSCF4306

Entrevista a Irene Escolar

DSCF4319

Entrevista a Nathalie Poza

DSCF4303