Terele Pávez: “El teatro es enloquecedoramente hermoso”

Podríamos decir que Terele Pávez es una mujer muy libre. Ella va “en su línea” como la solían decir. Espera en el camerino del Español desde hace un buen rato. Ella llega con varias horas de antelación y se toma algún que otro cafecito y se va maquillando poco a poco, a su aire. Está feliz por su nominación a los Goya y poder compartir con el público un trabajo tan honesto, tan de verdad como es El cojo de Inishmaan. Solo entonces se crea la magia del teatro, cuando hay  una complicidad clara en el reparto, una sensación de que todos van en el mismo barco. Y ella siente que ahora la vida la mira con una sonrisa. Y disfruta de cada momento encima del escenario con sus compañeros en una profesión “en la que no existe la edad”. Lúcida, crítica y cercana, es un torbellino dentro y fuera del escenario difícil de parar. Energía pura. PASIÓN pura por una profesión en la que no se ha planteado metas y en la que siente que se ha encontrado con un puñado de seres mágicos como su adorado Álex de la Iglesia o el equipo de este montaje que después del Español hará temporada en el Infanta Isabel. Y ella hechiza en las distancias cortas, te atrapa y te contagia de un pedacito de esa energía de vivir que la caracteriza. Siéntense en sus butacas y disfruten de ‘La Pávez’, de verdad que no les defraudará. 

DSCF6605

¿Qué le atrapó a Terele Pávez de una propuesta como El Cojo de Inishman?

La llamada de Gerardo Vera, con el que hacía mucho que no trabajaba. Venir al Español era otro aliciente la verdad. Otra cosa es el texto, cuando me lo mandó, no entendí nada. Hay que saber leer teatro y yo no tengo práctica la verdad. Aparentemente, no pasaba nada. Le pedí que me la contase a Gerardo y en ese momento me di cuenta de que era un texto muy especial, que José Luis Collado ha traducido de una forma muy rigurosa. Es una obra sin apoyos de ningún tipo. No hay un “Anda”, es un idioma de piedra, en el que se repiten las palabras y cada vez tienen un sentido diferente, lo que requiere un estudio muy preciso del sentido de cada vocablo. Entre ellos dos nos han hecho profundizar en un texto nada fácil. Son personajes complejos, llenos de aristas, que tienen drama, soledad, ternura, humor… Como la vida misma… Son personajes que tienen su momento en la función, pero tienen mucha relación con el otro. No actúan de una forma aislada. Gerardo ha pintado una acuarela al milímetro en el que cada personaje encuentra su forma de moverse y estar sobre el escenario con el otro. Todo en esta propuesta es una verdadera golosina, desde la escenografía a la música y la dirección. Estamos siendo muy honestos luchando con una propuesta en la que creemos de verdad.

Comparte buena parte de la función con su hermana en la ficción, Marisa Paredes…

Trabajar con Marisa Paredes es un verdadero lujo. Es una de las experiencias más cómodas y enriquecedoras de mi carrera. Siento que he podido crecer con ella encima de un escenario. Trabajamos con entrega y con algo muy importante: Con una sonrisa y con confianza. Estamos viviendo lo más bonito que tiene el teatro: El respeto del trabajo de cada uno y tener la sensación de que todos navegamos en el mismo barco.

Terele y Marisa, pura complicidad en escena.
Terele y Marisa, pura complicidad en escena.

El teatro es catártico y terapeútico” 

¿Es esa entrega, ese ir en el mismo barco lo que hechiza a Terele Pávez del teatro?

Desde luego. Si no es así, yo no quiero hacer teatro. Es un sufrimiento absoluto y una estafa para el espectador. Hay que hacer teatro en comunión con tus compañeros y con el público. Creo que se refleja encima del escenario. Me dicen algunos amigos que la han visto que cuando nos aplauden tienen ganas de que la función no se acabe, no quieren desprenderse de la energía que irradiamos en escena. Es el secreto de que salga así la función. Estamos como hermanas dentro y fuera del escenario. Además, en el teatro tenemos la suerte de poder contar historias que se alejan de ti, pero en las que en el fondo te sientes identificado. Es un espejo interior donde mirarse. En el fondo, lo más especial del teatro es que es una ceremonia, en la que debemos entregarnos, desnudarnos de nuestro propio alma para vestirnos del personaje con todas las consecuencias. Es muy katártico y terapéutico. En definitiva, el teatro es enloquecedoramente hermoso.

¿Cómo se ha sentido Terele Pávez ante ese particular regalo de Reyes que recibió la semana pasada con la nominación al Goya por Las Brujas de Zugarramurdi?

Ha sido muy bonito, lo he disfrutado mucho con mis compañeros, pero me da rabia que no estén nominados el resto de mis compañeros como Macarena Gómez, Carmen, Carolina… Álex de la Iglesia me dijo que no le importaba no estar nominado, que lo que le hacía feliz es que yo estuviese nominada.

¿Qué le une a ese creador que la ‘redescubrió’ para el público joven en El día de la bestia?

He podido sobrevivir en esta profesión gracias a Álex. Él ha hecho que la gente joven se interese por mi trabajo. Me encanta cuando me dice algún chaval que las películas de Álex les han hecho interesarse por mi trabajo y que vean películas tan distintas como Los santos inocentes. Me ha llevado de la mano al mundo del cine, que para mi ha sido un descubrimiento… Aprendo mucho en cada rodaje, es un señor que te hace unos planos imposibles… Siempre me pregunto qué hará con mis escenas. Encima, tengo un feeling impresionante con él. Es un verdadero genio y hay que tratarlo como tal. Es sencillo y divertido.

Su última experiencia con él ha sido Las brujas de Zugarramurdi, ¿Cómo ha llevado eso de transformarse en una bruja?

Yo añadiría que era una bruja fea y asquerosa -Risa muy sonora- ¿Cómo me podía soportar el equipo con esa pinta? Y ellos me decían que en el fondo soy una mujer llena de ternurita… Es un equipo maravilloso. Tengo la suerte de trabajar con gente mágica, no sé cómo me la encuentro, pero lo hago. Es difícil de encontrar gente así, pero cuando la encuentro parece hecha para mí.

terele pávez
Dándole un mordisquito a Mario Casas en la última de Álex de la Iglesia.

Triunfar es poder trabajar en esta profesión”

Hablábamos de un ‘renacer’ de la carrera artística de Terele Pávez a raíz de sus películas con Álex de la Iglesia, pero supongo que habría momentos en que quiso tirar la toalla cuando veía que no sonaba el teléfono…

Pues no, la verdad es que no me he marcado la necesidad de seguir una carrera hasta cierto punto. Una vez que eres actor, no hay que regresar. Ser actor es empezar y hasta donde llegues. Cuando no trabajas, te conformas, es lo que hay. Cuando pasaban años sin sonar el teléfono, pensaba que ya habría algún proyecto más adelante… No he tenido un plan de triunfar. Para mi el triunfo es existir y poder trabajar en lo que me gusta. Nunca me he sentido que esto se había acabado. De hecho, la gente me dice por la calle que yo trabajaba en el cine y yo les contesto que sigo trabajando, aunque ahora no haga nada. Además, yo no siento eso del peso de la edad en esta profesión. Cuando trabajo por ejemplo con Irene Escolar, tengo la sensación de que estoy trabajando de igual a igual. Yo no me siento una señora mayor. Es curioso que los que somos actores no tenemos edad pero sí un cierto respeto que se añade con los años.

Y si en ese trato de igual a igual, un actor que está empezando en esta profesión le pide un consejo, ¿Qué le diría?

Consejos no doy, pero sí cuento mis experiencias. No me voy a poner a hablar de sellos y de geografía, me parece natural hablar con ellos sobre la profesión. Expongo algo que creo que es bueno para esa persona y se lo dejo para que lo administre como quiera. No voy de veterana sabelotodo la verdad. A veces, me contradicen y si tienen razón, por supuesto que se la doy. Me gusta participar, pero nunca me meto en el trabajo de nadie. Creo que es un obligación ayudar a tu compañero exponiendo lo que tú has vivido.

En esta profesión, a la que parece rodear un cierto ‘falso oropel’, se ha distinguido por ser una actriz distinta, muy libre y muy lejos de todo ese mundillo de la fama, ¿Ha sido algo premeditado?

Yo creo que no me he tenido ni que alejarme de todo eso. Yo soy como soy y el que no me ha buscado no me ha encontrado, simplemente he ido en mi línea como me decían antes. No me he esforzado en ser de otra forma y la verdad es que tengo muy buen rollo con la profesión. Si no me han llamado, pues no me importa, va por rachas.

Al principio de la entrevista, le pedimos a Terele que se dejase una autopregunta para cerrar la entrevista…

Después de tantos años en los escenarios, ¿Qué preguntaría le gustaría que le hiciesen a Terele Pávez?

Eso me pasaba de joven, que te autoentrevistabas… En ese momento no te das cuenta que es poco importante lo que tengas que contar. Con los años te das cuenta de que nada de lo que puedas hablar tiene importancia alguna… He tenido que hablar de tantas cosas y hay tantas otras de las que no me apetece hablar… Ahora la vida me mira con una sonrisa y pienso que ya me han hecho todas las preguntas posibles. No tengo nada bonito que contarles. 

¿Qué os espera DESDE MI BUTACA?

Los próximos días DESDE MI BUTACA estará cargado de contenidos que esperemos os gusten mucho. Como siempre, una de las señas de identidad del blog, las entrevistas exclusivas, tendrán un peso importante.

Terele Pávez y Enric Benavent hablarán de "El cojo de Inishmaan" en sendas entrevistas.
Terele Pávez y Enric Benavent hablarán de “El cojo de Inishmaan” en sendas entrevistas.
Tras descubrir los secretos de "Carlota" con Mariano de Paco, una de sus protagonistas, Pilar Castro, atiende a DESDE MI BUTACA.
Tras descubrir los secretos de “Carlota” con Mariano de Paco, una de sus protagonistas, Pilar Castro, atiende a DESDE MI BUTACA.
Aunque "El crédito" sigue fluyendo en el Maravillas, Carlos Hipólito nos contará ante que noticias 'no da crédito'.
Aunque “El crédito” sigue fluyendo en el Maravillas, Carlos Hipólito nos contará ante qué noticias ‘no da crédito’.
Luis Varela nos atendió antes de las últimas representaciones de "La del manojo de Rosas" mientras sigue el éxito de "Bienvenidos al Lolita".
Luis Varela nos atendió antes de las últimas representaciones de “La del manojo de Rosas” mientras sigue el éxito de “Bienvenidos al Lolita”.

Esperanza Elipe: “El teatro es insustituible e inabarcable”

El Teatro Cofidis Alcazar estrena el próximo 16 de enero el vodevil Locos por el té, que promete risas con un reparto en el que destacan María Luisa Merlo y Esperanza Elipe, que atiende a DESDE MI BUTACA unos días antes del esperado estreno.

locos_te_esperanza_01

¿Cuáles son los ingredientes de Locos por el té para enganchar al público?

Un texto divertido, una ágil puesta en escena que a modo de orquesta mantiene a los actores afinados durante la hora y media aproximada de función y una protagonista de lujo como Maria Luisa Merlo que con Juan Antonio Lumbreras de partenaire hacen una pareja cómica cercana a los gloriosos Margaret Dumont y Groucho Marx.

¿Qué papel juega Claire en este vodevil inglés?

Claire es la directora de este vodevil, es inglesa aunque habla perfectamente español (con algo de acento,eso sí) y a dos días del estreno saca fuerzas de flaqueza para que el resultado no sea el desastre irremediable que parece que se anuncia.

¿Cómo está siendo el proceso de ensayos con Quino Falero?

Trabajar con Quino es disfrutar el proceso. Desde el primer día ha tenido muy claro lo que buscaba de cada uno de nosotros y a pesar de eso nos ha dejado probar, proponer y se ha ajustado a nuestro ritmo. Para ser un equipo que no habíamos trabajado antes juntos y en la primera semana ya nos teníamos cogido el pulso. Y eso es gracias a él, a sus propuestas de trabajo previas y a su capacidad de aunarnos manteniendo el grupo por encima de la individualidad. Nos seguimos divirtiendo y riendo muchísimo, la verdad.

Cada estreno siempre es un reto, pero ¿Por qué crees que Locos por el té no será un estreno más en tu carrera? ¿Tienes muchos nervios ante tan esperada fecha?

Cada estreno es especial, nunca lo veo como uno más, son “criaturas” como yo las llamo y están hechos de vida, tiempo y mucho amor; repletos de anécdotas que quedarán como recuerdos para toda la vida, pero si que es verdad que algunos estrenos los tengo marcados como “dolorosos” y en este caso la marca es una sonrisa enorme que la veo extenderse por todo el calendario apenas abierto del 2014. Y sí, tengo nervios, claro que sí, el encuentro con el público es la esencia y el objetivo final de nuestro trabajo, hay que cotejar si lo que estamos encontrando y dando por bueno obtiene el beneplácito del público.

locos_te_promo_17

Y ahora más que nunca, ¿Por qué el teatro es un buen lugar para contar historias para ti?

Es el mejor lugar para contar historias, tiene la cercanía y la respiración del que las recibe. Es algo inmediato que se renueva cada día como verdadero. Desde ese lugar se puede divertir, se puede denunciar, se puede infundir valor y/o ayudar a reflexionar. El teatro es insustituible e inabarcable. Es una rama de la cultura, tan necesario como alimentar el cuerpo.

Combinas la obra con Vive cantando, de la que hablaba hace poco con un entusiasmado Javier Cifrián que alegaba la mezcla de la comedia y el drama, como la vida misma, como la clave del éxito de la serie, ¿Qué significa para ti estar en una serie como ésta?

Significa que soy una privilegiada en estos momentos y me hace consciente de lo mucho que he de agradecer a la vida y a la profesión el que me devuelva la esperanza del trabajo, tras un par de años duros le siguen otros que te reafirman en el camino elegido hace tanto tiempo ya y al que no voy a renunciar.

Y pasado el tiempo, ¿Qué recuerdo guardas de Cámera Café?

Guardo maravillosos recuerdos de aquellos días, hice buenos amigos para toda la vida y la alegría de haber hecho más llevadera la existencia de muchas personas.

Compartiste escenario con Julia Trujillo muy recientemente en De par en par,¿Con qué recuerdo te quedas de ella?

Mi Querida Julia… Me quedo con el entusiasmo e inmenso amor que tenia por el teatro y su valentía a la hora de aceptar proyectos inseguros que ella llenaba de esperanza.

Si miramos hacia el futuro, ¿Con qué proyectos sueña Esperanza Elipe?

Pues mira puestos a soñar y después de 25 años saltando del teatro alternativo al comercial y al revés (siempre encantada por cierto) creo que solo me falta probar las mieles del teatro institucional y protegido aunque sólo sea para tener una panorámica personal desde todos los frentes posibles.

Cuando te pones las lentejuelas, todo empieza a brillar

Retomamos el mundo televisivo DESDE MI BUTACA con uno de los estrenos más prometedores de los últimos años. Bienvenidos al Lolita es un (nuevo) intento de hacer un musical para televisión. Tras Paco y Veva, desde la que ha llovido ya bastante, ninguna cadena se había atrevido a apostar por un género que ha reaparicido en la televisión norteamericana con Glee y Smash. Cuando escribo estas palabras, se acaba de emitir el primer capítulo, pero presiento que (puede) que se convierta en un pequeño gran éxito esta revisión del género. Ingredientes no le faltan para triunfar. El más importante: Un reparto en el que encontramos algunos nombres propios de nuestra escena. Luis Varela es el empresario de pueblo que decide quedarse con el Lolita y, a pesar de sus reticencias iniciales, decide apostar por esta, a sus ojos, barraca de freaks cabareteros. El veterano actor, al que aún se puede ver en el Teatro de la Zarzuela con La del manojo de rosas, tiene un cualidad especial que comparte con la creadora del espacio de vida nocturna, esa bestia escénica llamada Beatriz Carvajal. Ellos dotan de humanidad a sus personajes y, ¿por qué no decirlo?, de VERDAD. Sí, ese término que a veces escucho usar con demasiada ligereza, pero que es imposible expresar mejor lo que hacen estos monstruos de la escena con cada personaje. Y nos encariñamos con el cascarrabias que canta jotas que interpreta Varela y, ¿Cómo no hacerlo de la Carvajal cuando les dice a sus nietos que quiere que sean una familia normal?  Pura emoción. Más nombres que siempre es un placer ver en un reparto: Roberto Álamo como un impecable maestro de ceremonias, Natalia Verbeke, que ya ha demostrado de sobra su facilidad para cantar tanto en  el primer capítulo  como en películas como El otro lado de la cama, y, por supuesto, Carlos Santos como el sobrinísimo que pondrá el contrapunto cómico a esta agridulce comedia con mucho ritmo. Sí, los números que han aparecido en el primer episodio, incluido el Lolita Cabaret, empieza la función y un precioso número coral de Resistiré lleno de emoción, han cumplido.

Fuera del cabaret, todo son tragedias para nuestros protagonistas, pero cuando se ponen las lentejuelas, todo empieza a brillar y consiguen resucitar el esplendor de antaño ante un público expectante de un espectáculo que les haga olvidarse de sus problemas. Y entonces, se crea la magia del cabaret. Eso sí, para ser justos, hay trazas de la trama que no me interesan como la “calcada” relación del chico argentino con la adolescente, ¿No os recuerda demasiado a la relación imposible de Los hombres de Paco? Y espero que no jueguen mucho con el “trazo grueso” con respecto al personaje que interpreta Sara Vega, la hermana de Paz Vega, a la que es calcada en desparpajo, frescura y sensualidad. El conjunto de este piloto es  muy atractivo. Si sigue a este nivel debería ser un gran éxito, vamos que Globomedia hubiese vuelto a acertar y ya van unas cuantas. Esperemos que 2014 siga trayendo series patrias tan interesantes.

Un 2014 lleno de estrenos teatrales (III)

Última parte de este repaso a los estrenos que llegarán a comienzos de 2014 a los escenarios madrileños. Nombres como el de Miguel Rellán, Vicente Aranda y Álex Rigola ‘reinarán’ en los escenarios de la capital.

aydepdlra

Llega al Teatro Valle Inclán El viaje a ninguna parte, que podremos disfrutar del 14 de febrero a 6 de abril de 2014. La novela de Fernando Fernán Gómez El viaje a ninguna parte se publicó en 1985. Relata la historia de una compañía de teatro itinerante que viaja por los pueblos de Castilla-La Mancha desde el comienzo del franquismo hasta que los cines casi acaban por completo con estas pequeñas compañías. La figura central de la historia es Carlos, un hombre de mediana edad al que acompañan su padre, su hijo, una prima jovencita, otra prima, la novia del personaje central y un amigo; todos ellos forman la compañía Iniesta-Galván. La novela cuenta la vida de esta gente y cómo tienen que ir amoldándose a las circunstancias de la época; cómo algunos de ellos deciden tomar otro camino y abandonar el teatro. Mediante el personaje del «jodío peliculero», Fernán Gómez narra cómo las pantallas de cine y los cines de barrio fueron restando protagonismo a estas compañías de teatro. En 1986 el propio Fernando Fernán Gómez dirigió la versión cinematográfica de El viaje a ninguna parte (1986). Carol López dirige a un reparto del que forman parte Amparo Fernández, Antonio Gil, Andrés Herrera, Olivia Molina, José Ángel Navarro, Tamar Novas, Miguel Rellán y  Camila Viyuela.

Sorprendente giro a la carrera de Arturo Fernández en los Teatros del Canal del 6 de febrero al 2 marzo de 2014. El galán deja por un tiempo su teatro, el vodevil elegante que ha predicado durante décadas con su propia compañía, para ponerse a las órdenes de Albert Boadella. En Ensayando a Don Juan una joven y moderna directora se propone montar un Don Juan Tenorio concebido desde una óptica contemporánea. Su empeño es demostrar la caducidad del personaje, pues según sus razones el mito es hoy totalmente ficticio, anacrónico y machista. La teoría podría funcionar razonablemente bien, pero en el casting toma una arriesgada decisión: contrata al actor Arturo Fernández para el personaje del comendador Don Gonzalo.

En el Teatro de la Abadía se podrá disfrutar de la aplaudida El policía de las ratas del 29 de enero al 23 de febrero. Gestada en la Schaubühne de Berlín y estrenada en la pasada Bienal de Venecia, El policía de las ratas invita al espectador a reclamar el espacio para el brillo personal y creativo de cada uno, a ser algo más que una pequeña pieza en la contabilidad de los poderes políticos y económicos. Lo individual, lo “raro” y lo “extraño” deben existir junto a lo colectivo. Álex Rigola dirige a Andreu Benito y Joan Carreras en este montaje.

Amantes, obra teatral, llega desde Amantes, película, dentro de la corriente actual que establece una nueva relación entre el cine y el teatro. Desde la invención del cinematógrafo, la literatura dramática ha surtido de personajes, temas y argumentos al joven arte, al que pronto se le adjudicó el número 7. Comedias y tragedias han inundado las pantallas, en un trasvase siempre algo problemático, pues que un film resultara “teatral” solía ir en detrimento de su pureza cinematográfica. En los últimos años, se ha pro- ducido un movimiento inverso, es el teatro quien acude al cine, y el espectador no reprocha, sino que más bien agradece, que la historia que transcurre en el escenario tenga el dinamismo y la claridad expositiva que cabe exigir a las buenas películas. La película “Amantes” se prestaba especialmente a ser sometida a la “metamorfosis” teatral, por su peculiar estilo trágico, concentrado en un clásico trío, el microcosmos donde anidan, se enconan y resuelven los mil matices de la pasión amorosa. Esta adaptación de la película de Vicente Aranda con Marta Belaustegui, Marc Clotet y  Natalia Sánchez se podrá ver en el Teatro Valle Inclán del 24 de enero al 23 de febrero

Otros títulos destacados son Masked, Photocall y André y Dorine

Masked plantea la situación de conflicto que viven tres hermanos palestinos durante la Primera Intifada (1987-1993): el levantamiento de los habitantes de la franja Gaza y Cisjordania contra los israelíes. Se puede ver en El Sol de York hasta el 26 de enero.

Photocall se podrá ver en Nave 73 en Enero (V10, V17, V24, V31)  y Febrero (V7, V14, V21). Esta noche estamos convocados. Photocall ha llamado. No importa a qué precede, no importa qué ocurrirá después. Pero hay que ir, hay que estar, hay que dejarse ver. Carlos Olalla es El Viejo en esta obra que dirige Rubén Vejabalbán.

Cierra este avance de los estrenos de 2014 André y DorineEn un pequeño salón, de cuyas paredes cuelga el pasado, suenan las teclas de una máquina de escribir y las notas de un violonchelo. Son André y Dorine: una singular pareja de ancianos que , como tantas otras, ha caído en la desidia provocada por la rutina. Pero un suceso viene a romper esta monotonía: la enfermedad. El Alzheimer, nuestro gran antagonista. Devorador de los recuerdos, de la memoria, de la identidad. Se podrá ver en el Teatro Fernán Gómez del 8 de enero al 2 de febrero

Escenario Cantabria: “Misántropo” llega a Santander antes de su paso por el Español

En las próximas semanas Cantabria se volverá a llenar de TEATRO. Os hacemos un repaso de algunas de las propuestas más interesantes de las próximas semanas en las que podremos disfrutar de interesantes montajes en Santander y Torrelavega. Albert Camus, Miguel del Arco y Albert Boadella serán algunos de los protagonistas de los mismos.

El Festival de Invierno llena de teatro Torrelavega. Tras el paso de Hécuba por el Concha Espina, la cita anual con el teatro de la capital del Besaya reunirá un amplio abanico de interesantes propuestas escénicas de las que destacaremos una pequeña selección.

page

El veneno del teatro (18 de enero)

Un duelo de actores de altura. Miguel Ángel Solá y Daniel Freire dirigidos por Mario Gas, palabras mayores. Y si a esto le añadimos un texto tan rico como es el de Rodolf Sirera tenemos los ingredientes suficientes para interesar al público.

Siglo de oro, siglo de ahora  (31 de enero)

Los Ron Lalá se toman muy en serio lo de sacarle punta al Siglo de Oro. Lo hacen con mucha guasa, pero sin perder el respeto a los clásicos en esta suerte de comedia musical con aires de chirigota gaditana.

Yo soy Don Quijote de la Mancha (8 de febrero)

José Sacristán vuelve a ser Quijote tras su sonado éxito en el musical El hombre de La Mancha en este montaje que pasó con gran éxito por el Teatro Español.

El malentendido (15 de febrero)

Este homenaje póstumo a Fernando Guillén, que estrenó la obra en España con su esposa Gemma Cuervo, tiene varios alicientes. El primero, el propio texto de Camus y el segundo, un reparto con nombres como el de Cayetana Guillén Cuervo y un valor seguro de nuestra escena, Julieta Serrano.

Conversaciones con mamá (22 de febrero)

Juan Echanove y María Galiana comparten tablas en esta comedia amable que ya fue éxito cinematográfico. Ver juntos a dos de los mejores actores de este país debería ser suficiente aliciente para atraer a un público que actualmente aplaude el espectáculo en el Teatro Bellas Artes de Madrid.

Sin duda alguna, una de las propuestas más interesantes que veremos en Cantabria en las próximas semanas es el Misántropo que ha adaptado Miguel del Arco. La cita tendrá lugar el viernes 17 y sábado 18 de enero en la Sala Pereda del Palacio de Festivales de Cantabria a las 20:30h. En el montaje intervienen algunos de los actores fetiche del director: Israel Elejalde, José Luis Martínez, Bárbara Lennie, Miriam Montilla, Manuela Paso, Raúl Prieto y Cristóbal Suárez.

“En un mundo como el nuestro sometido cada vez más a las leyes del mercado y por consiguiente al “tanto tienes tanto vales”, la visión de la realidad está necesariamente afectada. Se complica aún más discernir cuál es la verdad cuando entran en juego variables de beneficio, que son las que hoy por hoy dirigen el mundo.

¿Es rentable la verdad? ¿Merece la pena buscarla cuando su esencia áspera y dura puede desbaratar nuestra imperiosa necesidad de confort y placer? ¿No está el ser humano dotado de inteligencia para moldear la verdad a imagen y semejanza de sus aspiraciones vitales?

Tantos interrogantes, tantas dudas, tantas inseguridades, tanta emoción… así comenzamos el abordaje de un texto mítico como El Misántropo de Moliére. Escarbar, profundizar, investigar. Hacer el texto nuestro. Para que Alceste, Celimena y todos los demás personajes de Moliére se expresen como hombres
y mujeres de nuestro convulso y recién estrenado siglo XXI. Y lo hacemos con la alegría de sentir a Moliére, autor, director, actor y empresario, a nuestro lado: cuando pintáis héroes, hacéis lo que se os antoja. Son retratos a placer, en los que no se busca parecido, y no tenéis más que seguir los rasgos de una imaginación que levanta el vuelo y que abandona, con frecuencia, lo cierto para apresar lo maravilloso. Más, cuando pintáis a los hombres, hay que hacerlo del natural. Se desea que esos retratos tengan parecido, y no habréis hecho nada si no lográis que se reconozca en ellos a la gente de vuestro siglo. (La crítica de la escuela de las mujeres).

Lo intentaremos. Intentaremos de la mano del maestro hablar de los misántropos del S.XXI. Aquí y ahora. “

Miguel del Arco

misantropo1-foto-eduardo-moreno

Otra interesante propuesta es la que trae el director y dramaturgo Albert Boadella el viernes 24 de enero a la Sala Argenta del Palacio de Festivales a las 20:30h.  Llega a Santander precedido por su exitoso paso por los Teatros del Canal El pimiento Verdi. La acción transcurre  en una taberna restaurante en la que su propietario, gran aficionado a la zarzuela y las óperas de Verdi, organiza una cena homenaje para celebrar el 200º aniversario del nacimiento del gran compositor italiano. Con el fin de amenizar la velada mediante fragmentos de sus óperas han sido invitados a la cena una soprano y un tenor que son también asiduos clientes del local. Esta intención se frustra una vez iniciado el homenaje lírico, pues otros cantantes presentes en el restaurante muestran explícitamente su desagrado ante la música de Verdi. Los disidentes wagnerianos reclaman homenajear también al compositor alemán cuyo aniversario coincide precisamente con el de Verdi.

Cierra este repaso una propuesta del Café de las Artes Teatro, Secundario, que protagoniza Antonio Velasco y  que se podrá ver el día 25 de enero a las 20:30h tras su aplaudido paso por La Casa de la Portera. Ginés es un actor que por unas determinadas circunstancias tiene que compartir camerino con el público que ha venido a disfrutar de la representación. Como amante de la charla que es, invita a los presentes a acompañarle en esos momentos de preparación, antes de la función, que el actor normalmente pasa en soledad. Les habla de su vida como cómico, de su familia de titiriteros, que generación tras generación han recorrido el país de una punta a otra. Les cuenta leyendas sobre los actores, representa fragmentos de sus obras preferidas, se sincera con ellos, sus miedos, sus temores, en definitiva comparte su alma con el público. Teatro dentro del propio teatro. Metateatro en estado puro. La vida y el alma de un actor bajo el maquillaje y fuera de los focos. Un encuentro que el público dificilmente olvidará.

s

Un 2014 lleno de estrenos teatrales (II)

Seguimos repasando los estrenos que llegarán en los primeros meses de 2014, en los que Sergio Peris Mencheta, Juan Mayorga y Concha Velasco reinarán en la cartelera.

2014 (II)

Cita imprescindible en el Teatro Bellas Artes del 22 de enero al 2 de marzo con Shakespeare. El Julio César que ha dirigido Paco Azorín es uno de los platos fuertes que llegarán a la cartelera madrileña en este 2014.

Azorín destacaba en DESDE MI BUTACA que: “Resumiendo muy someramente la obra, va de unos que quieren matar a Julio con sus razones y que, después de matarlo, nos dan los argumentos de por qué lo han hecho”. En el reparto destacan actores como Sergio Peris Mencheta, Agus Ruíz, Tristán Ulloa que interpreta a Bruto: “Un personaje que se plantea el dilema de si es un magnicidio o un tiranicidio matar a César” y Mario Gas que cree que la grande del autor bardo reside en que “Crea personajes de carne y hueso, muy poliédricos”.

La siguiente propuesta también corre a cargo de Pentación. La extraordinaria Hécuba que dirige José Carlos Plaza estará del 6 al 23 de febrero en el Teatro Español. Lideran el reparto Concha Velasco, José Pedro Carrión, Juan Gea y María Isasi. Para ‘La Velasco’: “José Carlos Plaza sabe tanto, conoce tanto a los actores, que saca lo mejor de nosotros”. Para Carrión: “En Hécuba el pueblo encuentra en el teatro un parlamento, en el que expresa sus emociones ante lo que está escuchando”. 

Juan Mayorga llevará su nueva obra, El arte de la entrevista, al Teatro María Guerrero del 21 de febrero al 13 de abril. En escena hay cinco personajes: tres mujeres, un hombre y una cámara de vídeo. La jovencita de la familia, que interpreta la actriz Elena Rivera, tiene que hacer una práctica para clase, tiene que grabar una entrevista. Tras darle muchas vueltas, decide darle al rec y que la entrevistada sea su abuela, papel que caerá en las manos de Alicia Hermida. Y entonces, en esa mente a medio camino entre el presente y el pasado, descubriremos un secreto que desestabilizará el orden de la familia. Completan el reparto Luisa Martín y Ramón Esquinas. Mayorga será protagonista también por el reestreno de la espléndida puesta en escena de El chico de la última fila que se podrá volver al disfrutar en el Teatro Galileo del 15 de enero al 9 de marzo de 2014.

Sergio Peris Mencheta también será protagonista de la cartelera como director con  Continuidad de los parques, una coproducción del Teatro Español y Barco Pirata, la compañía teatral que dirige. Un parque, de por sí, ya es un escenario. Citas concertadas, encuentros casuales, conversaciones fútiles que en ocasiones devienen en reflexiones profundas de dos o más individuos, hogar de indigentes, lugar de contemplación, de paseo, de juego, de seducción… En el reparto Roberto Álvarez, Fele Martínez, Gorka Otxoa y Luis Zahera. Estarán del 20 de marzo al 27 de abril en las Naves del Matadero.

Este 2014 nos quedaremos Atrapados en el Teatro Alfil del 31 de enero al 21 de marzo. Rosa (Eva Isanta), Eduardo (Mauricio Bautista) y Adolfo (Víctor Palmero) trabajan en un banco. Sus vidas rutinarias van a cambiar para siempre cuando una mañana entra en la sucursal un hombre armado. La trampa mortal de un banco es sin duda su cámara acorazada, y es el escenario perfecto para narrar la progresiva angustia de tres personas que se quedan atrapadas en ella durante un atraco. Lo que en principio parece un contratiempo sin trascendencia, se convierte poco a poco en una situación tan inquietante e inusual que provoca en ellos una revelación personal a la que nunca antes se habían. Dirige esta propuesta el autor del texto, Alejandro Melero. 

Cerramos a este avance de los primeros meses del año con Breve ejercicio para sobrevivir que comenzará su andadura en La Pensión de las Pulgas el próximo 12 de enero tras el éxito en 2013 en la hermana mayor de este espacio, La casa de la portera. Dos actores solos a los que trabajar ya les es imposible. Animarse a cruzar esa delicada línea que divide la realidad de las fantasías, de los miedos… Quizás para conocerlos, mirarlos a la cara y perderles el respeto. De eso trata esta obra. Un breve ejercicio que permita ahuyentar fantasmas e iluminar esos pequeños recovecos donde hay oscuridad. Barbara Lennie y Santi Marín dan voz y carne a esta obra escrita y dirigida por Lautaro Perotti (basada en No puedo imaginar el mañana y Función para dos personajes de Tennessee Williams).