"Cinco Metros Cuadrados" y "La Guerra de los Botones" no defraudan

Esta semana los dos estrenos más interesantes de la cartelera han cumplido sobradamente las expectativas que se podría tener sobre ellas. En Cinco Metros Cuadrados nos encontramos con la primera visión del cine español de la crisis del ladrillo y en La Guerra de los Botones, una película emotiva que remite irremediablemente a la brillante Los Chicos del Coro.

Tras la maravillosa Eva, el cine español vuelve a sorprender con otra interesante cinta: Cinco Metros Cuadrados. Tras arrasar en Málaga, la nueva cinta de Max Lemcke hace una radiografía de la sociedad a la que nos ha tocado enfrentarnos con la dichosa crisis. Una pareja ve como todos sus sueños se esfuman cuando su proyecto de vida, una casa, no termina de fraguarse. Malena Alterio y Fernando Tejero han nacido para trabajar juntos. Su complicidad traspasa la pantalla y convierte al espectador en parte de su “desgracia”. Demuestran, una vez más, que son algo más que la pareja de moda del cine español, dotando a sus personajes de “carne”, de drama. Nos muestra también la película la cara de los “corruptos”, brillantes e intensos Manuel Morón y Emilio Gutierrez Caba, esos que ” se lavan las manos” ante la desgracia ajena. Por verosímil, por la verdad que hay detrás, Cinco Metros Cuadrados es una propuesta inteligente, decidida a mostrar unas vidas anónimas que podrían ser la de cualquiera de nosotros.

Del estreno francés de la semana, La Guerra de los Botones, indicar que se trata de la nueva del director de Los Chicos del Coro. Con un tono amable y familiar, Cristophe Barratier nos presenta un remake de la cinta del mismo título con elementos que recuerdan (y mucho) a su cinta más célebre. Eso sí, hay una pequeña gran diferencia: no es en absoluto musical. Desde la estructura a algunos de los personajes pasando por parte del reparto nos llevan al universo de Los Chicos del Coro, pero no se ha quedado en el mero calco, ha conseguido ir mucho más allá y crear una historia con entidad propia que también consigue conmover al espectador. Esta cinta sobre la guerra infantil de dos pueblos que pelean quitándose los botones como botín de guerra, demuestra que la guerra es un, sucio, juego de niños que no tiene sentido, donde no hay vencedores ni vencidos, sino que la atrocidad no entiende de nacionalidades.

Dos propuestas dispares, desiguales y distintas, pero que demuestran la riqueza de la cartelera en las últimas semanas, que va tomando forma para la inevitable llegada de las navidades que traerán consigo títulos “melosos” para toda la familia.

4 comentarios sobre “"Cinco Metros Cuadrados" y "La Guerra de los Botones" no defraudan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s