Viva Buñuel, Viva Alaska y Segura

Antes que teatrero fui… ‘Televisivo’. Antes que Talía me adujera casi por completo con su embrujo, la televisión era mi gran pasión. Me he criado con Farmacia de Guardia, El Príncipe de Bel Air y ‘La Campos’… Desde pequeño, la televisión me ha proporcionado momentos gloriosos… Series a las que engañarme, horas y horas enganchado a un batiburrillo de contenidos televisivos de muy diverso pelaje. Pues bien, en los últimos años, había quedado relegada para mi únicamente a un espacio para las series y poco más. Programas pocos. Hasta que llegó a La 2- ¿Dónde si no?- una locura llamada Torres y Reyes. Aunque la química de la pareja de presentadores no es que fuese precisamente la idónea, el formato, la idea de dar voz a la cultura con un envoltorio tan ‘guay’ me enganchó. Ya cuando entró Alaska en la segunda temporada, la experiencia mejoró aún más. La idea de pasarlo al late night de La 1 en esta tercera temporada, con Segura como copresentador, de entrada me pareció una idea nefasta. El tiempo me ha dado la razón. Y a la mínima que el programa bajó el listón, el Ente Público lo ha relegado a horarios inhumanos. Las ojeras de hoy se las debo a la Corporación Pública, gracias, de corazón.  No se si por lo golfo, por lo libre que le hace a uno trasnochar un día tan poco propicio como un lunes, ha sido sin lugar a dudas la mejor de las temporadas. Redonda.  Así da gusto ser un ‘golfo’. Hay innumerables momentos gloriosos. Sí, como aquellos que viví en mis primeros años. El último ayer con Martes y Trece y ese recuerdo emocionado a los Estudios Buñuel, que cierran sus puertas. Esas paredes lloran hoy las miles de horas de grabación de películas como El Cid o de los programas de los propios Josema y Millán. Por trabajo tuve la suerte de pisar el plató de Alaska y Segura en una ocasión. Fue la primera noche que TVE decidió retrasar el programa. Me acuerdo perfectamente. Vivirlo en directo, les aseguro, no hace más que acrecentar la admiración por un equipo que ha dignificado la televisión de este país. Un espacio libre, sin prejuicios, en el que dar voz a todo tipo de propuestas. Ayer mismo se ‘coló’ en el programa una obra de La Pensión de las Pulgas, ¿Se imaginan este contenido en otros late-nights? La verdad es que no. Como digo, ha habido muchos momentos ‘gloriosos’, pero permítanme que me quede con la experiencia personal. Con esa noche en que Secun de la Rosa, Ana Hurtado y Xavi Melero nos llevaron a la Gloria con El disco de cristal. Permítanme que me quede con esa master class de Secun. Por azares de la vida, esta semana que acaba el programa, El disco de cristal también echa el telón en el Teatro Lara. Han sido dos momentos televisivos (y teatrales) para mi. Por eso, sólo puedo cerrar este post con un “Viva Buñuel, Viva Alaska y Segura”.

IMG_20150331_124006

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s