La última secuencia de un actor de la vieja escuela

Lo que quería es que el espectador se emocionara, riera y llorara al lado de un actor que interpreta a un actor pero, en el fondo, no es más que un ser humano… Porque los actores, desnudos de ropajes y maquillajes, son tremendamente vulnerables. Es el lado menos conocido de la profesión. Lo que queda cuando se apagan las luces y los teatros se vacían.

Tirso Calero, director de Blocbuster

Nuestro protagonista es homenajeado en Villasequillo, un recóndito lugar en el que le entregan su gran premio, el Albaricoque dorado. En ese momento, confluye en mi memoria una coincidencia entre el que en principio iba a protagonizar la película, Sancho Gracia, y el que finalmente lo hizo ante la sugerencia del propio intérprete de Curro Jiménez, Manolo Zarzo. Los dos fueron premiados en el mismo festival de cine y creo que en el mismo año. El susodicho festival, una escusa para atraer a la región a actores de renombre, de supuesta temática deportiva que se celebraba en Cantabria hace unos años, fue en cierto modo y por ende sus dos homenajeados, uno de los motivos que me animaron a comenzar esta aventura llamada DESDE MI BUTACA. Vi en ellos, dos de mis primeros entrevistados, dos actores de la vieja escuela, algo así como dos actores de manual. Eso sí, no vivían instalados en glorias pasadas, como el protagonista de Blockbuster, sino que parecían con fuerzas para seguir afrontando nuevos proyectos. Ahí tenemos a Sancho como paradigma de todo ello, que no dejó de trabajar casi hasta el final, y a un Manolo Zarzo al que por fin se hace justicia después de muchos años en el dique seco sin grandes papeles protagonistas con esta película en la que da sabida cuenta de su poso dramático.

blo

“Ha salido muchas veces en Cine de barrio… Sí, ese de la voz ronca” le dice un director en ciernes a su madre cuando le pregunta quién es el actor que le ha llevado a iniciar un particular viaje iniciático en el cine y en el amor. Y este actor “un poco mayor, pasado de moda, pero que tiene cuerda para rato” decide rodar la última secuencia de su vida junto a este freak dependiente de videoclub que ha escrito un estrambótico guión de ciencia ficción. Y en este viaje hacia la última secuencia de su carrera le acompañan antiguos amores como el que interpreta María José Alfonso y viejos compañeros de fatigas como Jesús Guzmán, Luis Varela, aquí convertido en un representante al que acude un Fernando Esteso desesperado por encontrar un papel. Un emotivo homenaje a los cómicos, que tantos buenos momentos nos han dado encima de los escenarios y en la pequeña y gran pantalla. Una vista a la trastienda de un mundo en el que todo no son lentejuelas y glamour, sino más bien  un oficio vocacional en el que nuestros protagonistas necesitan un escenario para seguir viviendo.

*Blockbuster de Tirso Calero llega hoy a las salas

La Firma Invitada: Tirso Calero

El próximo 6 de junio llegará a las salas la película Blockbuster, el sentido homenaje que ha querido hacer Tirso Calero a actores como Sancho Gracia, Paco Rabal y tantos otros inolvidables intérpretes. Hoy es La Firma Invitada un director que ha conseguido reunir en esta cinta a mitos de nuestro cine como Manolo Zarzo, Luis Varela, Jesús Gusmán y Fernando Esteso entre otros.

 

Un homenaje al séptimo arte, en general y al mundo de los actores, en particular. Ese era mi principal objetivo cuando me puse a escribir el guión de Blockbuster  y, posteriormente, cuando dirigí la película.

¿Y cuál fue el origen? Mi amistad con Sancho Gracia. Su vitalidad, sus ganas de luchar contra la enfermedad, su admiración por los actores veteranos, su respeto por el mundo del teatro… A pesar de nuestra gran diferencia de edad, nos hicimos muy buenos amigos. Compartimos confidencias, risas, viajes… Escribí el guión expresamente para él pero, lamentablemente, Sancho no pudo seguir luchando contra una enfermedad que le perseguía desde hacía varios años. Fue el propio Sancho, gravemente enfermo, quien me recomendó a Manolo Zarzo como alternativa.

Y Manolo ha sido un gran protagonista para Blockbuster. Interpreta a un veteranísimo profesional de la interpretación que es un compendio de grandes nombres como Sancho Gracia, Paco Rabal, Juanjo Menéndez, Fernando Rey, Juan Luis Galiardo o Carlos Larrañaga… Todos ellos ya fallecidos y para los cuales va dedicada esta película.

Lo que quería es que el espectador se emocionara, riera y llorara al lado de un actor que interpreta a un actor pero, en el fondo, no es más que un ser humano… Porque los actores, desnudos de ropajes y maquillajes, son tremendamente vulnerables. Es el lado menos conocido de la profesión. Lo que queda cuando se apagan las luces y los teatros se vacían.

Como referentes para abordar Blockbuster, debería citar a John Wayne que, en el ocaso de su carrera tuvo su homenaje-despedida en El último pistolero”o a Henry Fonda, que hizo lo propio en El estanque dorado.

Para mí, ha sido un honor poder dirigir a nombres míticos de la interpretación española como Jesús Guzmán, Luis Varela, María José Alfonso, Fernando Esteso…

Un momento del rodaje.
Un momento del rodaje.

El argumento de la película es sencillo. La aventura de un veterano actor que está de vuelta de todo y de un apasionado chaval que, queriendo aprender qué es el cine… descubrirá qué es la vida.

La película habla de la gente del cine, de lo que fue y de lo que es, de los sueños olvidados, de las promesas incumplidas… Es una historia de aprendizaje y de superación. Y de amistad. Todos los personajes del film, de alguna u otra manera, se mueven por sentimientos, por impulsos… Bien sea para vivir o para morir.

En definitiva, una película hecha desde el corazón para llegar al corazón de los espectadores. Un film humilde, sencillo, con un presupuesto muy ajustado y, sobre todo, con mucha verdad.

Una escena de la película.
Una escena de la película.

Sólo por ver el recital interpretativo de estos grandes veteranos, ya ha valido la pena el esfuerzo de invertir tres años de mi vida para levantar un proyecto tan arriesgado como Blockbuster.