15 años DESDE MI BUTACA

En el año 2005 nacía un proyecto online con la ilusión de un entonces adolescente que decidió volcar en la red aquellas primeras entrevistas que con tanta pasión realizaba a los artistas a los que tenía la suerte de tener acceso.

En este año extraño se han cumplido 15 años de aquel primer cuestionario al actor Fernando Chinarro que, sin saberlo entonces, tanto influiría en esta particular butaca. No era cuestión de mucha celebración por el fatídico 2020 que hemos pasado, pero no quería dejar pasar esta efeméride antes de acabar estos 365 días tan dramáticos para el mundo en general y para la cultura en particular.

Durante esta década y media han sido miles los entrevistados, cientos de reseñas, críticas teatrales y hasta dimos el salto a las ondas durante casi 4 años con programa propio en la emisora Quick Radio. Por el camino también llegó durante unos años incluso una revista online, EL NUEVO DILUVIO MAGAZINE, en la que por ejemplo tuve el placer de charlar con Javier Bardem. Además, hace más de 6 años llegaría el proyecto más especial: DESDE MI BUTACA COMUNICA, agencia de comunicación cultural con la que he realizado campañas de comunicación para cientos de espectáculos y proyectos culturales. Os aseguro que no ha sido un camino fácil desde aquella primera campaña, El Disco de Cristal, donde Secun de la Rosa confió ciegamente en esta agencia para dar voz a sus espectáculos.

Precisamente Secun de la Rosa es uno de los grandes amigos DESDE MI BUTACA. Casi quince años de entrevistas desde aquella obra, El rincón de la borracha, con la que charlé por primera vez con él. Lo pienso y me siento un afortunado, la verdad. He podido charlar con gente a la que admiro y que, en la mayoría de los casos, han demostrado ser aún más grandes en las distancias cortas. De Concha Velasco a José Sacristán pasando por gente que ya no está como Juan Luis Galiardo, Sancho Gracia o, Terele Pávez, no los podía admirar más y siempre se mostraron muy cariñosos conmigo. Más allá de la sorpresa inicial al ver que un adolescente les iba a entrevistar, recuerdo con cariño frases del tipo “¡Cómo sabes eso!” o “Eso no me lo suelen preguntar”. Cuando me decían eso, el entonces aprendiz de reportero dicharachero se iba a casa con una sonrisa, con la satisfacción del trabajo bien hecho.

En 2005 el periódico El Diario Montañés se interesó por este “reportero dicharachero”.

Han pasado los años, ¡15!, pero no ha disminuido la pasión por la escena, el teatro, el cine, la música y la cultura en general. Tanto es así que ya estoy preparando una serie de especiales para despedir este año 2020 en el que aunque las cosas se pusieron difíciles, el telón se volvió a levantar y yo lo disfruté una vez más DESDE MI BUTACA.