Santi Millán: “Cada día entiendo menos el mundo de la televisión”

Tras el éxito de Chiringuito de Pepe, que cerró esta semana su primera temporada, Santi Millán sigue girando con su espectáculo Santi Millán Live. La próxima parada de este tour será la Sala BBK de Bilbao del 20 al 24 de agosto. Hablamos con él hace unos días en exclusiva.

DSCF7364

Te vamos a ver en el Aste Nagusia de Bilbao este año, ¿Es cierto que en el norte somos más fríos?

Es un tópico absurdo. En el norte, la respuesta del público siempre es muy cálida. Las actuaciones más memorables de este espectáculo las hemos hecho precisamente en el País Vasco. La gente nos ha recibido con mucho cariño.

¿Cómo es Santi Millán Live?

Es un espectáculo en el que están mis señas de identidad. Si haces un monólogo que podría hacer otra persona, algo falla. Sobre el escenario tienes que contar las cosas que a ti te hacen gracia y te motivan y, por supuesto, de la forma en que a ti te hacen gracia y te motivan.

¿Qué queda en este show de esos comienzos tan ‘juguetones’ junto a La Cubana?

Hay mucho de mi experiencia con esa compañía en este espectáculo. Estuve de los 18 a los 28 años, diez años de formación inolvidables. Mi forma de entender el teatro tiene mucho de La Cubana. Me gusta que el público participe en mis espectáculos, que no sean espectadores pasivos, sino que estén implicados en el show. Creo que queda la parte de jugar al equívoco que ellos me enseñaron. Estoy seguro que los que conocen sus espectáculos, sentirán en mayor o menor medida que hay algo de ellos en mi espectáculo.

Tienes una larga carrera en el humor que ha continuado en El Terrat y ahora en solitario, ¿Sobre qué no se puede hacer un chiste?

Creo que se puede hacer humor con cualquier tipo de temas. Quizás haya que tener cierta prevención con las minorías. Si no perteneces a ese colectivo, es complicado hacer chistes sobre ello. Si eres judío, puedes hacer chistes de judíos. Reírse de uno mismo es muy sano.

Frágiles ha sido un paso más en tu carrera televisiva, ¿Con qué te quedas de esa experiencia?

Frágiles ha sido un regalo. El personaje de Pablo es muy rico, todo un reto para un actor. Se entrega a los demás de una forma muy emocional. La gente me sigue recordando por esa serie y cuando me preguntan si habrá tercera temporada, siempre les tengo que decir que no lamentablemente.

¿Cómo recibió Santi Millán la noticia del éxito de Chiringuito de Pepe?

Es una alegría enorme ver cómo ha reaccionado el público. Llevo muchos años haciendo televisión y cada día la entiendo menos. Cuando nos despertamos y vimos las audiencias fue maravilloso. El proceso había sido complicado y teníamos una gran confianza en el producto, pero al final la audiencia es la que tiene la última palabra. El hecho de que haya triunfado es una alegría. Al fin y al cabo, este trabajo lo hacemos para la gente.

¿Qué lugar ocupa ahora el teatro en tus planes a corto plazo?

El teatro siempre está ahí. Yo me dedico a esto por mi pasión por las tablas. Mis comienzos fueron eminentemente teatrales. Con La Cubana nuestro modus vivendi era el teatral. Cuando acabé esos años de tanta intensidad, lo aparqué durante una temporada y ahora lo alterno con otros trabajos en otros medios. Lo que sí es cierto es que el teatro te exige una disciplina que es difícil de compaginar con la vida familiar.

DSCF7363

¿Cómo terminó siendo actor Santi Millán?

Mis comienzos en esto fueron muy casuales la verdad. Estaba en el colegio haciendo EGB y me cogieron para la función de fin de curso. Cuando me empezaron a decir que se me daba bien y encima me encantaba hacerlo. A partir de ahí comencé a enlazar obras con grupos aficionados y hasta hoy ha llegado, pero para nada fue algo premeditado.

Una fritanga digerible (Sólo en verano)

¡Cuánto daño han hecho Los Serrano, Verano Azul y Pesadilla en la Cocina! Eso es lo primero que pensé cuando vi Chiringuito de Pepe. Sí, la serie mete en la coctelera a Bonilla, instalado en una especie de bucle en el que hace siempre el mismo papel, una suerte de Chanquete en voz y carne de la gran Blanca Portillo y, ojo al dato, un trasunto de Chicote en las manos de un Santi Millán cada vez más hecho como actor. En verano, dicen que el consumo televisivo desciende, mundiales aparte. Por eso, las cadenas pasan de programar algo digerible en el estío veraniego. De vez en cuando, sacan del cajón alguna serie que empezaba a estar cubierta por telerañas. A veces funcionan, sólo hay que ver los fenómenos de Los misterios de Laura y La que se avecina, que en efecto se emitieron en tales fechas. Otras  funcionan de una forma normalita y algunas se pasan al late-night y son sustituidos por un programa de gran nivel artístico, véase El pueblo más divertido o algo similar…

Chiringuito de Pepe pegó el pelotazo en su estreno. Consiguió un dato que yo creo que ni los directivos de Mediaset podían creerse… En verano les resultará harto difícil mantener la atención de 4.600.000 espectadores, imposible vamos… Creo que con los tres retazos que he dado ya se hacen una idea del percal de la serie. Ahora bien, he de decir que dentro de un orden la serie puede ser hasta entretenida. Sobre todo por la falta de ficción en verano y vamos que la cosa pega en estos meses. Y sí, que está Blanca Portillo y eso ya le da cierto fuste al invento fritanguero. No creo que vaya a ser una serie de larga duración, pero como fritanga veraniega se deja ver con gusto. Seguiremos dándole una oportunidad en las próximas semanas. 

cchiringuito-de-pepe-telecinco-mediaset-santi-millan-jesus-bonilla-blanca-portillo_MDSVID20140528_0056_17