De la Gran Vía a Guadalajara: ¿Hacemos un cabaret?

Dos noches de cabaret en Madrid. Dos noches de música. Dos visiones muy distintas de un género que en plena crisis parece resurgir de sus cenizas para hacer disfrutar al público. El lunes nos planteamos ¿Hacemos un trío? y el martes pasamos por La procesión de la Santa Mentira. Dos espectáculos con sello personal, muy distintos, pero que comparten un elemento esencial: El talento de sus intérpretes y mentes creativas.

El lunes, con un montón de celebrities entre el cómplice público, se estreno ¿Hacemos un trío?, el íntimo espectáculo de tres monstruos del teatro musical: Natalia Millán, Marta Valverde y Alberto Vázquez. Ellos debutaron juntos en My fair lady. En realidad, Marta hizo con 14 años el recordado El diluvio que viene con el laureado trabajo de su padre Lorenzo Valverde, como ella repite en varias ocasiones con ese ímpetu que la caracteriza. Son tres actores de personalidades magnéticas, distintos, que se complementan a la perfección. La fuerza de Marta Valverde, la voz sensual de Natalia Millán y el toque de galán que pone Alberto Vázquez, una voz especial, con duende, de esas que reconoces siempre que pones el cd del último musical en el que ha participado. Se nota que son amigos, eso tan difícil en una profesión tan supuestamente competitiva como es la de actor. Durante casi hora y media se hilvanan las anécdotas con un puñado de buenas canciones que profesionalmente y personalmente han marcado sus carreras. Incluso hay momentos emotivos como el que protagoniza Marta, que en la noche del estreno fue pura emoción. Y también para la risa, esa escena de la radionovela es uno de los momentos cumbre del espectáculo. Cantan y cuentan una vida entre bambalinas desde las primeras pruebas, ¿Me cogerán a mi?, a laureados éxitos como Mamma Mia y Cabaret. Una cita imprescindible para los amantes del musical que, de momento, solo se repetirá el próximo lunes 27 a las 21h en la Sala 2 del Nuevo Alcalá.

HacemosunTrio560

Y de Guadalajara (México) llega un espectáculo de un tinte muy distinto que Copatzin Borbón presentó anoche en Nave 73. La procesión de la Santa Mentira viene abalado por el éxito en el país natal del artista mexicano. Allí, se ha convertido en todo un referente en el cabaret con un espectáculo que bebe del mejor cabaret político. Borbón sale a escena y nos invita a ser nosotros mismos. Me reconocía ayer que desde que vio El intérprete tiene a Asier Etxeandia como referente de lo que le gustaría llegar a conseguir como artista. Desde luego, es un referente acertado. La procesión de la Santa Mentira es un espectáculo desenfadado, divertido y lleno de, maravillosos, localismos mexicanos. Por supuesto, sale en un momento dado con el famoso gorro mexicano y se arranca con una ranchera, ¡Cómo no! Para la puesta en escena presentada ayer a modo de “previa”, ha incluido unos cuantos guiños a España, desde los sobres a el cura de Murcia, que le hacen conectar con el público español. Algunas de las cosas que cuenta y canta están “documentadas”, han ocurrido realmente en su tierra. Esa tierra donde hay beatas que rezan a “La Santa Papita” y políticos que se llenan los bolsillos a  espuertas, ¿Les suena de algo? La procesión de la Santa Mentira es un grito a la tolerancia en el que una diosa mexicana conversa  amistosamente con Cibeles. Y Borbón lo consigue, nos hacemos creyentes. Creyentes de su talento superlativo, de su fuerza, de su magnetismo y de las cosas que cuenta y ¡Cómo las cuenta! Un espectáculo para pasarlo bien, tequila incluido, pero también con momentos de reflexión. Verán que cuando se pone “serio” descubrirán a un actor camaleónico capaz de abarcar todos los registros. Señores programadores, no pierdan la oportunidad de dejarse hipnotizar por el influjo de esta procesión, por su colorista vestuario y escenografía, por este grito a la tolerancia. En definitiva, no dejen de apoyar el talento de este artista mexicano que merece hacer temporada en Madrid.

copatzin_borbon_foto1-550x412

"El protocolo" se pone en marcha en Garaje Lumiére…

El director chileno Rodrigo Claro dirige y adapta El protocolo, obra de la también chilena Lucía de la Maza. Un estreno absoluto en España que tendrá su puesta de largo mañana miércoles 22 a las 21h en Garaje Lumiére. Las representaciones, los domingos a las 20h, se prolongarán hasta el 30 de junio.

CARTEL PROTOCOLO.baja

Tras el suicidio de un joven alumno en extrañas circunstancias, surgirá una creciente ola de inseguridad entre los miembros de la económicamente poderosa comunidad escolar. Esto amenazará la estabilidad de la congregación de sacerdotes dueños del colegio.

 Los curas, guiados aparentemente por un ‘Protocolo’ llegado de la alta jerarquía eclesiástica para dar una tranquilizadora solución al problema, comenzarán a desarrollar un plan para acallar toda posible sospecha que pueda inculparlos en el hecho, pero en el intento irán contra las mismas doctrinas que promulgan.

 El mejor amigo del chico suicida les pondrá en jaque, en una descarnada mirada a la intimidad de las mecánicas del poder y sus, a veces, nada consecuentes soluciones en pos de su supervivencia, en una vistosa y atractiva puesta en escena con un talentoso elenco.

182512_149724291873493_1206809427_n

Para la puesta en escena española, Claro ha adaptado el texto a la realidad española y ha añadido un nuevo personaje, que pondrá el contrapunto femenino a esta obra eminente masculina. Ella es el ojo que todo lo ve. El testigo silencioso de los tejemanajes de los miembros de la comunidad religiosa. Un roll creado especialmente para la actriz colombiana Marleyda Soto, todo una estrella en auge en su país natal. Con reconocimientos como el Premio a la mejor actriz en el Festival Viña del Mar por Dr No, Soto promete ser una de las revelaciones de este interesante montaje. La acompañan en escena los talentosos Ivan Gisbert, Oliver Morellón, Jesús González y Miguel Navarrete, cuatro actores que se meten en la piel de estos personajes de distintas generaciones que ‘interpretan’  la situación de formas encontradas. Por último, otro de los puntos fuertes del montaje es el vestuario, confeccionado por la eminente Sastrería Cornejo.

pageEl protocolo es un proyecto escénico que nace en el contexto del Festival Iberescena 2013. Muestra que incluye hoy la actuación del artista mexicano Copatzin Borbón, toda una referencia del cabaret mexicano. La cita con La procesión de la Santa Mentira será a partir de las 20:00h en Nave 73 con entrada libre.