Vuelve la MAGIA a Almagro, el lugar de la palabra (I): Escondido entre bambalinas

“Trabajar en el Festival de Almagro exige un esfuerzo físico impresionante, pasamos el día entero trabajando”. Me vienen a la mente las palabras de Natalia Menéndez hace un año cuando la entrevisté DESDE MI BUTACA en mi primera visita al Festival. Durante los últimos días, varios periodistas han participado en el I Encuentro de Blogueros y Medios Teatrales. Ha sido el broche de oro a una de las ediciones más exitosas de la historia del Festival de Almagro, llegando al 99% de ocupación algunos días. Y antes de comenzar a contaros lo que han dado de sí estos días le damos la razón a Natalia. Efectivamente, aquí las jornadas empiezan por la mañana y se extienden hasta la madrugada. En los próximos posts os contaremos cronológicamente lo que ha dado de sí esta interesante iniciativa del Festival.

Somos actores, somos máscaras y una de esas máscaras es la que hoy recoge este premio

Vicente Fuentes, Maestro de voz, lenguaje y verso

Vicente Fuentes fue el primer protagonista en estos días intensos. Él ha puesto al teatro clásico en el lugar que merece. Él ha hecho que los versos siguen conservando su magia, pero adaptada a lo que el público actual espera. Para la directora del Festival, Fuentes siempre ha visto el teatro desde el lugar donde el público no llega… Escondido entre bambalinas. Vicente Fuentes es un hombre imprescindible para el teatro clásico. “Ilumina el verso” en palabras de una Helena Pimenta que recordó su estrecha relación desde que trabajaron juntos en La Dama Boba.

“¿Te pasa algo?”. Vicente Fuentes estaba ensayando con Julia Gutiérrez Caba su participación en los Cómicos de la Lengua. Fue entonces cuando recibió la llamada del Festival para decirle que había sido premiado. La actriz al ver el cambio del gesto del maestro del verso se extrañó mucho.

Un día, cuando era un niño, su padre le regaló La Metamorfosis y, entonces, brotó su pasión por la literatura: “Fue mi Harry Potter particular” comentó divertido en un acto emotivo, en el que se le saltaron las lágrimas al ver el vídeo que le había preparado su hermano recordando su infancia. Tampoco faltó a la cita en el Corral de Comedias el actor y director Ernesto Arias que destacó el empeño del Maestro del Verso por sacar adelante Fuentes de la Voz. Charo Reina puso la nota musical al homenaje.

encuentroLa primera jornada del Encuentro concluyó con el Ensayo General de La Cena del Rey Baltasar en el propio Corral de Comedias.

Anuncios

Almagro, el lugar de la palabra

“Trabajar en el Festival de Almagro exige un esfuerzo físico impresionante, pasamos el día entero trabajando”. Natalia Menéndez, directora del Festival, ha sido nuestra anfitriona de lujo en este primer año que he cubierto la cita estival almagreña DESDE MI BUTACA. Son las 19:30h cuando me recibe en su despacho, tras una larga jornada de trabajo que se extenderá hasta la madrugada cuando los espectáculos echen el telón: “Hoy estaré en el Corral de Comedias viendo Bobas y Gallegas” me comenta en una entrevista que pronto podréis disfrutar en el blog. Antes de dirigirnos al Corral, hacemos una parada para disfrutar del buen hacer de Rafael Álvarez, “El Brujo”. Está dando los últimos retoques a su nuevo espectáculo, La luz oscura de la fe de San Juan de la Cruz, visto el 8 y 9 de julio en el Espacio Miguel Narros de Almagro. Este poeta de la palabra seguirá su camino durante todo el verano con paradas en ciudades como Santander, donde se podrá disfrutar de La odisea los días 18 y 19 de julio en el CASYC.

DSCF7285

Lo bueno que tiene que un festival así se celebre en un espacio tan recogidito es que puedes ir de un espacio a otro sin necesidad de grandes desplazamientos. En cuanto termina el pase de gráfico de “El Brujo”, nos vamos directos al Corral de Comedias donde disfrutamos de una buena ración de TEATRO: “Lo que ve el ciego cuando canta los romances”. Un dúo cómico procedente de los límites de la delincuencia, Mofa & Befa, fueron detenidos el año pasado en Almagro tras haber infligido dolorosas heridas al inmortal Shakespeare. Puestos en libertad por un error judicial, salen de la cárcel donde los había recluido la crítica y regresan a Almagro para saciar su sed de venganza. ¿Quién es la víctima? El inocente teatro clásico español. Aprovechando su acento, se hacen pasar por criados gallegos y se desgastan cínicamente en genuflexiones y zalemas para ganarse la simpatía del público. En la cárcel han adquirido una enfermedad de transmisión textual que les obliga a hablar en verso. Tanto les da la redondilla como el romance, aunque no les hacen ascos al agridulce sabor de la silva. Y sobre el escenario del Corral, Victor Moqueira y Evaristo Calvo se ganan a un público entregado al arte del verso, que ríe con fervor las ocurrencias versificadas de este trasunto de cómicos de la legua.

bobas y gallegas
Fotografía de Yohann Felipe Velázquez Gutiérrez.

A primera hora de la mañana, la Joven Compañía presenta La cortesía de España. Se preparan para los diferentes posados que los compañeros gráficos han pensado. Entonces, les toca echar la vista para arriba, desde donde los avispados objetivos les observan. El objetivo de Josep María Mestres, director del montaje, a su paso por Almagro era: “Recuperar las noches de poesía que he vivido en este lugar mágico”. El resumen del argumento, entre risas por parte de todo el equipo, era simple y llanamente: “Una tensión sexual no resuelta”. De alguna forma embriagados por la magia que se respira en esta acogedora localidad, los pupilos destacados de la CNTC, sonríen entusiasmados ante un lugar que para muchos les evoca lo más profundo de su vocación por el oficio de ‘cómico’.

almagro

El Museo Nacional del Teatro, parada obligada. No se me ocurre un lugar mejor para dar ‘voz’ al teatro. En Almagro se encuentra el museo que celebra el arte de Talía. La exposición permanente, vertebrada por épocas en tres plantas, depara algunas sorpresas al visitante como los tesoros cedidos por Agustín González, Adolfo Marsillach o José Luis López Vázquez. Además, en Almagro se pueden disfrutar de dos interesantes exposiciones temporales. La primera, en el espacio expositivo del Hospital de San Juan muestra una selección de los vestuarios de algunas producciones españolas de montajes de Shakespeare. La segunda, en el Museo del Encaje, muestra El Quijote bajo el prisma del ingenio de Mingote.

Fotografía de  Yohann Felipe Velázquez Gutiérrez.
Fotografía de Yohann Felipe Velázquez Gutiérrez.

Casi entrada la noche, pero aún con un sol de justicia, nos acercamos al acogedor chill out del Hospital de San Juan para entrevistar a Marta Poveda y Natalia Millán. Y alguien nos sigue… Se llama “Chucha” y es una más de la compañía. Si queréis saber quién es, tendréis que leer la entrevista DESDE MI BUTACA muy pronto. Un rato después y bajo un cielo estrellado y de lo más mágico y evocador, la palabra vuelve a primer término con la Compañía Nacional de Teatro Clásico. En Donde hay agravios no hay celos, la mujer toma la palabra y la hace suya. “Mi albedrío es mío” declara con voz decidida una Doña Inés que no quiere esposarse con alguien a quien no ama y que encarna con verdadera convicción Clara Sanchís. En esta comedia de Francisco Rojas Zorrilla, hasta la criada “soliquea” como dice una Marta Poveda en estado de gracia. Tiene esta actriz una cualidad innata. Mezcla una frescura que puede parecer casi iniciática en el arte escénico con una seguridad sobre las tablas casi pasmosa. Bueno… No tanto, se llama talento y aunque no sea lo más habitual, abunda y mucho en nuestros escenarios. ‘Agraviada’ se siente Doña Ana de Alvarado cuando entra con fuerza para contar su mal. La encarna una Natalia Millán llena de sensualidad y rotunda con el verso, que nos regala también un momento musical simplemente delicioso. Que me perdone el, como de costumbre en la Compañía, deslumbrante reparto masculino, pero en esta función las mujeres llevan la voz cantante. La música tiene un papel destacado en esta electrizante, divertida y sensual puesta en escena en la que sólo puedo ver como un verdadero acierto los números musicales a ritmo de tango, que resuelven los apartes de una forma natural. Un sencillo juego de puertas y luces  dan ‘color’ a los espacios, que se han conseguido recrear de una forma dinámica y deslumbrante. Helena Pimenta ha rescatado un texto eminentemente cómico, que provoca la hilaridad del público de principio a fin. Los clásicos siempre son un regalo, pero hacerlos de una forma tan fresca y cercana es la única forma de que nuevos espectadores se enganchen al Siglo de Oro.

celos agravios
Fotografía de Guillermo Casas.

Nuria Gallardo: “De mis padres aprendí que en esta profesión somos muchos, hay poco trabajo y se pasa mucha hambre”

Jugó a montar sus primeras escenas como toda niña de su edad tomando el té, pero ella era ya entonces toda una profesional que imitaba a las grandes actrices de la época que tuvo la suerte de ver ‘entre cajas’ en los montajes que protagonizaban sus padres. Desde pequeña aprendió que en el oficio de contar historias se pasan muchas penurias, pero aún así no pierde la esperanza de conseguir el objetivo de poder vivir de su profesión dignamente. Tras una larga gira con La verdad sospechosa, esta actriz comprometida con su tiempo se enfrenta al futuro con una amplia sonrisa y una máxima de todo buen actor: No hay personaje pequeño, sino actor pequeño.

DSCF7091

¿Qué balance haces de este tiempo con La verdad sospechosa?

Gracias a la voluntad de todos los que formamos parte de La verdad sospechosa hemos conseguido acabar la gira prevista en condiciones óptimas. Estoy muy agradecida a todo el equipo que ha hecho posible que hayamos podido acabar la gira, ha sido una experiencia realmente increíble. Estoy muy orgullosa de haber defendido a Lucrecia durante este tiempo. Tengo que dar las gracias a Helena Pimenta que me ha regalado un personaje que me ha enseñado tantas cosas de mi y me ha hecho ser más valiente, me ha enseñado a dar saltos al vacío sin saber en dónde vas a caer. Con ella sabes que hay una lona que te va a permitir dar el gran salto.

Esta temporada, el cartel de “No hay localidades” se ha repetido en el Pavón, ¿A qué aduces ese éxito?

Creo que el éxito se debe a dos factores: El hecho de que se trata de clásicos, lo que es una garantía, y la dirección de Helena Pimenta al frente de la CNTC que creo que ha sido impecable. Trabaja muy profundamente los textos con un gran conocimiento de los mismos. Además, el equipo artístico salimos a darlo todo encima de un escenario. Subimos a las tablas a ciegas, el público hace el viaje con nosotros cada noche. Pienso que los montajes de la Compañía tienen los suficientes ingredientes de calidad para atraer al público. Además, siempre será menos aterrador ver reflejada una realidad encima de un escenario que cuando abres un periódico y ves las barbaridades que nos asolan a diario.

El elenco de "La verdad sospechoso" en Santander, la última plaza de la gira española.
El elenco de “La verdad sospechosa” en Santander, la última plaza de la gira española.

¿Es la conexión con la realidad lo que más atrapa a Nuria Gallardo del teatro?

Pienso que la peor mentira es la que nos hacemos a nosotros mismos. Necesitamos reaccionar, parece que estamos dormidos ante la cruda realidad. Recortes hablaba de la realidad social actual. Me parece incoherente esa ley del aborto tan anacrónica. En el fondo, casi todos estamos hablando de lo que nos está ocurriendo. Entre todos estamos sacando el teatro adelante.

Parece que se ha instalado cierta crítica de algunos compañeros a otros por la precariedad de la situación de algunos…

Me cuesta mucho subirme encima de un escenario. Nadie se sube encima de un escenario si sabe que va a hacer el ridículo. No puedo machacar a un actor por mis gustos personales. Creo que subirse a un escenario cuesta muchísimo trabajo. Nos pasamos meses pensando en la criatura que vamos a parir. Bueno, pues hay niños que nos salen menos sanos, pero eso no significa que no haya una implicación real en todo el proceso. Si tuviésemos ese valor en otros aspectos de nuestra vida, otro gallo nos cantaría. Tenemos una capacidad innata para destruir el trabajo nuestro y ensalzar el trabajo de los de fuera. Todos queremos gustar al público, pero si gustásemos a todo el mundo, sería una cosa malísima. Nuestro trabajo consiste en aprender de los errores.

DSCF7089

¿Cómo fue la experiencia de Gente en sitios con Juan Cavestany?

Juan Cavestany es un cráneo privilegiado, como diría Valle Inclán. Nos citó a Enric Benavent, al que conozco desde que era una chiquilla, y a mí para rodar una escena y cuando la leí me quedé perpleja. Bueno, yo entonces me la preparé como una escena de un cursillo. Tiempo después de rodar, me invitan al estreno de la película y aluciné con el resultado final.

¿Cómo fue tu infancia ‘entre cajas’ ?

Yo ya hablaba con el apuntador cuando tenía tres años. Veía las funciones de mis padres desde que era una niña. Cuando jugaba a tomar el té, ya lo hacía como una profesional. Yo imitaba a las grandes actrices de la época. Creo que ya entonces tenía una necesidad de contar historias, tenía ganas de sacar lo que llevaba dentro.

¿Qué enseñanzas sobre este oficio le han inculcado sus padres a Nuria Gallardo?

Mis padres me enseñaron que en esta profesión se pasaba mucha hambre y se tenían muchas ganas de trabajar. Ya entonces éramos muchos para poco trabajo y eso, desgraciadamente, no ha cambiado. Somos muchos, hay poco trabajo y se pasa mucha hambre. Pocos actores pueden vivir dignamente de esta profesión. Te contaré que mi propia madre después del éxito de Cañas y Barro, por la que aún la recuerdan, tuvo que trabajar en un VIPS. A mi no se me caerían los anillos por tener que trabajar puntualmente en otra cosa, esta profesión es así de dura, aunque es cierto que nuestro objetivo es conseguir vivir de nuestra profesión hasta que nos muramos.

dscf3781

¿Con qué tipo de proyectos te gustaría seguir jugando a esta profesión?

Sería feliz simplemente con nuevos trabajos por delante. No hay personaje pequeño, sino actor pequeño. Me gustaría encontrar personajes que me siguiesen ilusionando de alguna forma.