Antonio Pagudo: “En La que se avecina somos una gran familia”

Antonio Pagudo ha tenido una escuela vital y artística con nombre propio: Yllana. Y así, sin palabras y solo con el gesto, creció en una profesión que le ha llevado a grandes cotas de popularidad con La que se avecina, que mañana estrena nueva temporada. En El eunuco, gran éxito en el Festival de Mérida con el que están girando por toda España, se ha creado una sensación de familia, de equipo, algo similar que lo  que ocurre con sus compañeros de la teleserie que protagoniza desde hace más de 7 años.  De esa sensación de compañerismo, de piña, da sabida cuenta la colaboración (especial e inesperada) en la entrevista de uno de sus compañeros en la comedia teatral del año. 

DSCF7737

http://www.ivoox.com/antonio-pagudo-en-la-se-avecina-y_md_3598137_wp_1.mp3″

Nathalie Seseña: “Los actores somos niños grandes a los que nos pagan por jugar”

Desde pequeña quedó eclipsada por la ceremonia. En la tienda familiar, Capas Seseña, veía algo muy ceremonioso en el momento mágico de colocar la capa. Y en el teatro veía a los actores sin saber muy bien si eso se podía estudiar, si se podía vivir de esa ceremonia tan particular que es el teatro. Nunca imaginó que trabajaría en el medio audiovisual, aunque precisamente sean el cine y la televisión los que le han granjeado sus mayores éxitos. Unos éxitos que se ha tomado con mesura, sin dejarse llevar por los devenires del mundo del espectáculo. Lleva una vida discreta, lo más alejada posible de los focos y de los grandes titulares. Habla de una forma dulce y pausada. Nada que ver con su personaje televisivo en La que se avecina. Pudimos disfrutar de su brillante trabajo en El innombrable, una obra que estrenó en 1998 y que recuperó por una noche en el marco de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

DSCF7546

Aunque no se pueda avanzar mucho, ¿Por qué has querido rescatar El innombrable en este momento?

Tiene mucho que ver con la mujer, con una situación de represión y creo que ambas cosas hacen que esta historia tenga mucho que decir. Desgraciadamente, dice mucho del momento actual.

Conociste a todo un maestro de actores como Philippe Gaulier con esta experiencia teatral…

Tras estudiar en la RESAD, pedí una beca al Ministerio de Cultura. Vi una serie de actores que me fascinaron y quise estudiar con su maestro en Londres. Estuve una buena temporada estudiando con Philippe. Cambió mi forma de entender el teatro y la vida. Una cosa que descubrí al trabajar con actores de todo el mundo es que arrastras mucho de tu cultura en tu forma de interpretar. Para mi fue muy interesante de descubrir. Además, tiene una escuela que es muy similar a Lecoq. Poder trabajar con él fue un lujo. Hace tiempo que queríamos retomar este texto. Ha sido muy emocionante volver a jugar con este personaje que me gusta tanto. Le hubiese gustado estar aquí, pero estaba en Italia.

Aquí y ahora, ¿Por qué el teatro es un buen lugar para contar historias?

El teatro es mágico. Es un acto único e irrepetible. Cada función nunca se va a repetir, eso me encanta. Tiene esa cosa tan directa y maravillosa de la comunicación con el público. No está enlatado ni manipulado. Ocurre o no ocurre la magia. Depende de nosotros y también del público, con el que puede que se produzca la comunicación o no. El encuentro entre el actor y el público se produce cada noche. A veces sale bien y otras mal. Cada día intentamos contar bien una historia.

En 2011 volviste al teatro con El tartufo de Moliére tras una temporada sin pisar las tablas, ¿Cómo fue la experiencia?

Si soy actriz es por mi pasión por el teatro. Nunca imaginé que haría cine y televisión. Es un placer enfrentarte a un proyecto teatral. Tenía ganas de trabajar con Hernán Gené y más aún con un Moliére. Un personaje como Dorina es muy bonito.Quizás no tuvo el recorrido que merecía ese montaje. A veces levantar el telón es demasiado caro y no se puede acceder a tantas plazas.

Tras más de siete años en La que se avecina, ¿Te sigues sorprendiendo en la serie?

Me sigo sorprendiendo con los guiones de La que se avecina. Lo que más me gusta de esta serie es que me sigo divirtiendo como el primer día rodando. Nos lo pasamos muy bien y cuando me llegan los guiones me siguen haciendo gracia. Después de 7 años, poder seguir divirtiéndome es maravilloso. Después de tantos años, hay una complicidad muy grande. Con una mirada somos capaces de comprender a nuestro compañero. Es muy divertido estar en el plató. Jordi Sánchez es una persona maravillosa. Somos matrimonio en la ficción y grandes amigos en la vida real.

Te conocimos gracias a El día de la bestia de Álex de la Iglesia, ¿Qué recuerdas de aquella experiencia?

Lo recuerdo como una de las experiencias más fascinantes de mi carrera. Pude encontrarme con ese ser tan fantástico que es Álex de la Iglesia en un rodaje muy duro. Recuerdo a parte del equipo dormido por las noches del agotamiento. Estábamos muy felices de ser parte de esa historia, pero obviamente no podíamos imaginarnos en el fenómeno que se iba a convertir esa película. La primera vez que leí el guión no pude dejarlo hasta que lo acabé.

Pasaste una infancia entre capas y creo que en esa ceremonia de ponerse la  capa viste algo muy teatral…

Estaba mucho en la tienda de mi familia, Capas Seseña. Yo lo veía como algo muy teatral, muy ceremonioso… Forma parte de mi pasión por la ceremonia, ¿Qué hay más ceremonioso que el propio teatro? La capa es algo tan relacionado con el teatro también, que algo debí ver en ello seguro.

¿Estaba ya en ti esa parte de juego que lleva el oficio teatral?

Siempre he querido contar historias. Los actores somos niños grandes a los que nos pagan por jugar. Cuando lo conseguimos, nos hace muy felices. Yo iba al teatro y me decía a mi misma que quería hacer eso, pero diría que de una forma inconsciente. No pensaba que se convertiría en mi profesión. Es muy raro esto de que te quieras dedicar a la interpretación.

A pesar de la popularidad, eres una persona bastante discreta, ¿Es la parte expuesta de la profesión lo que menos te gusta de este oficio?

Es una profesión que conlleva una cierta exposición. Vivimos de cara al público. Hay dos tipos de actores. Por un lado, los actores que procuramos exponernos ante los focos menos. Por otro, los considerados ‘estrellas’, que además de su faceta interpretativa exponen su vida privada y su imagen. A mi me resultaría agotador. Molaría quitarse la máscara de actor y poder pasar desapercibido, pero forma parte de la profesión.

Nacho Guerreros y Jordi Sánchez, Una relación que trasciende la pequeña pantalla

Acaba de regresar a las pantallas La que se avecina, una serie que está reuniendo cada semana a más de 4.500.000 espectadores. Dos de sus protagonistas, Nacho Guerreros y Jordi Sánchez, comparten también labor de maestros de ceremonias en el espectáculo 2×4 Monocrisis que este viernes  13 llega al Palacio de Congresos de Salamanca. Hablamos con ellos en exclusiva y con los cómicos protagonistas del show: Jaime Caravaca, David Domínguez, Javi Chou y Miguel Ángel Ortiz. 

lqsa

¿Qué le espera al espectador de Salamanca en 2×4 Monocrisis?

Nacho:

-Les espera una hora y treinta minutos de risas, se van a olvidar de los problemas. Lo pasarán bien.

Jordi:

-Un espectáculo actual y cercano con cuatro monologuistas que saben sacarle punta a todo lo que pasa a su alrededor. Al espectador le espera, sobre todo mucha risa.

¿Qué papel juegan Nacho Guerreros y Jordi Sánchez en 2×4 monocrisis?

Nacho:

-Hacemos una presentación e introducimos de manera graciosa a los compañeros monologuistas, que son verdaderamente buenos. 

Jordi:

-Somos los presentadores, atípicos, del espectáculo. Ya que aunque hacemos de nosotros mismos, en el fondo somos dos personajes.

¿Qué destacarías del humor de cada uno de los monologuistas que participan en el espectáculo?

Nacho: 

David es la serenidad aparente en persona, dice el monólogo recreándose en cada palabra. Parece no tener prisa. Javi hace cantar al unísono a todo el patio de butacas y eso no es nada fácil. Jaime es muy peculiar, como su monólogo, tiene una voz muy potente y una presencia nada convencional y Miguel es el hombre de las mil voces. Os va a sorprender

Jordi:

-Como ya he dicho, todos ellos tienen esa capacidad de acercarse al púbico, de metérselo en el bolsillo con su campechanía, con su empatía. Y darle la vuelta a las cosas hasta provocar la carcajada. 

¿En qué momento se dieron cuenta Nacho Guerreros y Jordi Sánchez que su ‘comunión artística’ iría más allá del trabajo televisivo?

Nacho:

Con Jordi he trabajado muy bien desde el primer día que nos conocimos, ya llevamos siete años y tenemos además muy buena relación personal

Jordi:

-Hay dos cosas, en esta profesión que te llevan a trabajar con un compañero. La primera es que pienses que es bueno, que su trabajo está muy bien. Y la otra es que te entiendas con él, que hables el mismo lenguaje, que te rías. Nacho tiene las dos cosas. 

mayorista

Volvéis a la carga con nuevos capítulos de La que se avecina, ¿Qué tiene de especial esta temporada para enganchar al público?

Nacho:

-Tiene un ritmo frenético y unos guiones estupendos, creo que es un humor muy bizarro y muy agradecido aunque hay gente a la que no le gusta, pero claro, nunca llueve a gusto de todos.

Jordi:

-La temporada tiene de especial que el equipo le ha puesto la misma ilusión y esfuerzo que a la temporada uno, pero que además guionistas y actores conocemos a los personajes mucho mejor que cuando empezamos. Eso hace que los capítulos sean mejores. 

En los comienzos de la serie, muchos vaticinaron que no duraría por la inevitable comparación con ANHQV, ¿Fue difícil luchar contra ese hándicap de los inicios?

Nacho:

Bueno, tenía que suceder, pero el tiempo lo pone todo en su sitio.

Jordi:

-¿Difícil luchar? Bueno, lo difícil es encontrar tu propio espacio en la programación. Es normal que la gente opinara. La misma gente que nos criticó, más tarde nos ensalzó. No nos podemos quejar. 

Buena parte de vuestra carrera ha transcurrido encima del escenario- y además Jordi nos sorprende como dramaturgo en obras como Mitad y mitad, ¿Por qué el teatro es un buen lugar para contar historias para vosotros?

Nacho:

Como diría José Luis Gil ” el teatro es la madre del cordero”, sin el paso por el teatro un actor se pierde muchas cosas. Yo lo recomiendo además como terapia.

Jordi:

Cualquier soporte es bueno para contar historias. El cine, la tele… Yo empecé en el teatro porqué era el que tenía más accesible. Porque estudié en el “Institut del Teatre” de Barcelona, porqué ya hacía teatro aficionado de jovencillo… 

¿Algún proyecto a la vista?

Nacho:

Muchos, tanto personales como profesionales, pero no los cuento por si acaso (toco madera)

Jordi:

-Estoy escribiendo una adaptación de El Eunuco  de Terencio, para el festival de Mérida. Un encargo para Pepón Nieto, Hugo Silva y Asier Etxeandía. Desde el principio siempre he actuado y escrito. Os invito a visitar mi web. Allí está todo. http://www.Jordisanchezweb.com . ¡Nos vemos pronto!

Los monologuistas nos cuentan ¿Por qué es para vosotros especial estar en este espectáculo?

2x4-monocrisis_1383914424

David Dominguez: Para mi es orgullo formar parte de este espectáculo, no sólo por la gente que lo integra (grandes actores y cómicos experimentados) si no también porque  hayan confiado en mi manera de hacer comedia. Por otro lado también siento responsabilidad porque tenemos la misión de hacer pasar hora y media de risas a público de toda España que en ocasiones no están para muchas risas. Para terminar aprovecho para invitar a todo el mundo a que no se pierda 2×4 si quieren ver a 2 actores presentando de manera magistral a 4 cómicos que con técnicas diferentes llegarán a todo tipo de público.  

Javi Chow: Para mi supone un paso importante en mi carrera profesional. Ya no me refiero solamente a compartir escenario con dos grandes actores del panorama nacional del momento, sino también a ver como, junto a mis otros tres compañeros, hemos consolidado un proyecto profesional que empezó individualmente hace años y grupalmente ha tardado muy poquito en ser una realidad. Una realidad potente, sólida y de gira por todo el país con muchísimas personas deseando ver nuestro trabajo y por supuesto, apreciándolo.

Jaime Caravaca: Formar parte de un espectáculo como 2×4 es personalmente, un claro síntoma de realización profesional. Hemos puesto toda la carne en el asador en esta gira, y sólo puedo expresar satisfacción al ver que el tiempo y el esfuerzo invertidos durante casi un año (que es lo que ha durado la ”gestación”) están dando sus frutos. Todo ello, ligado al hecho de poder compartir escenario con actores de la talla y clase de Jordi y Nacho, por supuesto con mis tres compañeros de profesión, con los que llevo trabajando codo con codo, desde hace mucho tiempo. Tranquiliza saber que estando tan bien acompañado, las risas estarán servidas durante un tiempo inmenso.

Miguel Ángel Ortiz: Participar en 2×4 es la experiencia mas bonita y gratificante de mi carrera artística. En este corto periodo de tiempo estoy conociendo mejor a mis compañeros, compartiendo escenario con estos dos monstruos escénicos y despertando la magia que albergaba este mundo y llevaba tanto tiempo dormida. Espero que solo sea el principio de un nuevo comienzo.

Lo imposible de llenar cines y éxitos varios del prime time

Hoy Desde Mi Butaca hablaremos de fenómenos televisivos y cinematográficos de muy reciente gestación. Empezaremos por el milagro cinematográfico. En plena subida del I.V.A en que las entradas se han disparado a precios salvajemente obscenos, una película ha recaudado lo indecible. Y es una película española. Con aspecto de cine made in usa, pero es producción española con director español y un cameo de Marta Etura y la casi española por adopción Geraldine Chaplin. Dentro de la vorágine de esa gran iniciativa llamada La Fiesta del Cine, tres días con entradas a 2 euros, he visto esta película. Primera sesión de martes. Recién comido. Unos 10 espectadores en la sala. Tras una espectacular escena de apertura del film, olas gigantes mediante, toma unos derroteros que me hicieron estar a punto de salirme de la sala por primera vez en mi vida. Hace unas semanas, se emitió un producto de estos de sobremesa sobre un tsunami por el tirón de Lo Imposible. Me pregunté si la peli de Bayona tendría mejor gusto. Mejores medios estaba claro que tendría. De lo único que no peca Lo Imposible es de aburrida, el resto son todo taras. Usar la banda sonora para subrayar los sentimientos hasta la náusea, eso lo hace mucho. También vende ‘carnaza’, ¿Cuántas salvajadas vemos explícitamente en el cuerpo de la pobre Naomi Watts? Los actores están muy bien, lo mejor de la película o lo único bueno la verdad. El brutal éxito de la película está relacionado con una agresivísima campaña de promoción por parte de, qué raro, una cadena de televisión, Telecinco y aledaños (Cuatro, FDF, La Siete…) Se deben estar frotando las manos llenas de billetes. No dudo de la, a priori, buena intención de Bayona, pero le ha quedado una película desagradable, de esas que te cortan la digestión después de comer y no te dejan dormir por las noches. Lo peor de este éxito es que ha dejado sin hueco a la ya nombrada aquí Bypass y a ¡Atraco! De nuevo el cine español y argentino hacen buenas migas en una recreación pseudo inventada sobre el robo de unas joyas en España que, presuntamente, fueron de Evita Perón. El director Eduard Cortés firma una cinta amable, entretenida, divertida, con una buena historia y unos actores de reclinatorio. A raíz del éxito de El Secreto de sus ojos, una de mis películas favoritas, nos fijamos en un actor argentino inmenso. Se llama Guillermo Francella. Aquí es un viejo y romántico ladrón de otro tiempo, que lleva Argentina sellada en el corazón. Maravilloso. Daniel Fanego, que nos hiela la sangre con la emotiva escena final, es el otro ACTOR de la película. Les acompañan actores de los dos lados del charco: desde Óscar Jaenada a un soberbio Francesc Albiol. Con una ambientación cuidada consigue que nos creamos esta historia, que parte de un hecho real y entremezcla con lo que se decía en la época. Cerramos el capítulo cinematográfico con la última protagonizada por Bruce Willis. Se llama Loopers y solo puedo decir que es prodigiosa. Un ejercicio de ciencia ficción brillante el de estos asesinos a sueldo del futuro. Entre los actores destacar al mencionado Willis y Jeffs Daniels que tras el éxito de la deliciosa The Newsroom ha conseguido una madurez interpretativa a la que solo los grandes llegan. Fantásticos también Joseph Gordon-Levitt  y Pierce Gagnon, un inquietante niño actor que brilla con luz propia.

En el apartado televisivo destacan los éxitos de La Que se Avecina y La Voz. Al primer formato le han llovido las críticas. Cuando está en su mejor momento en el campo de las audiencias, que no en el creativo, que quede claro, la crítica ha sacado unas cuantas críticas excesivas a la serie de vecinos. Parece que antes era una hormiguita con sus audiencias de tres millones y eso no ‘molestaba’, pero ahora les ha dado por darle palos. Cierto es que es difícil que un producto masivo guste a la crítica televisiva. La Que Se Avecina es una comedia excesiva, con lo bueno y lo malo que eso pueda tener. A alguno le chirriarán los personajes, otros morirán por sus huesos. Lo que es indudable es que sus personajes han calado en el público. “Merengue, merengue” o “Mayorista, no limpio pescado”, son coletillas que se escuchan en la calle. Aunque algunas tramas pequen de sal gruesa, ¿No es infinitamente más gruesa Aída que el domingo pasado nos regaló a Luisma imitando a Franco entre otras lindezas? La que se avecina tiene una gran baza: unos actores que hacen creíbles situaciones inverosímiles. Se habla mucho de los guiones de la serie, pero ojo al reparto. ¿Nos creeríamos a Antonio Recio si no estuviese detrás un actor del carisma de Jordi Sánchez? Lo dudo. Todos y repito- todos- están en su lugar. Vale que las tramas ya no son gran cosa, pero es que las historias de vecinos llevan casi una década en pantalla entre la predecesora ANHQV y esta LQSA. El espectador se ríe y yo también, pasemos una divertida noche de lunes, que para desgracias ya está el telediario. Otro fenómeno inaudito, LA VOZ. Con un formato similar al de El Número 1, ha arrasado. Algunos concursantes son brillantes. Pongamos por ejemplo a mis adorados Lola Dorado y Paco Arrojo. Hay todo tipo de concursantes, cumplen con todos los targets y eso vende. Los coachs son famosos y eso también vende. Entiendo el éxito, aunque admito que las proporciones del fenómeno me han sorprendido. Hacer esos datazos en esta época de fragmentación televisiva parecía lo imposible.

"La Que Se Avecina" o cuando Telecinco hace las cosas bien…

Muchas dudas había sobre la continuidad de La Que Se Avecina tras las informaciones aparecidas sobre su productor José Luis Moreno. Telecinco ha decidido tomar las riendas de la que, sin lugar a dudas, una de las mejores comedias de producción nacional.

Pronto se libró del ¿estigma? de ser hermana pequeña de Aquí No Hay Quien Viva, para convertirse en un producto sólido y autónoma. Muchos se han ido, pero la mayoría continua como pudimos ver ayer mismo en el capítulo 1 de la quinta temporada (¿Cuántos críticos dieron dos días a esta serie?….).

Digamos que LQSA ha sabido renovarse con cada temporada por la aparición de nuevos personajes y sobre todo por una , cada vez más pronunciada, locura que se genera alrededor de los personajes de la serie. Es una comedia poco realista, sin medias tintas (por mucho que haya vecindarios con casos extremos). De hecho, los personajes más extremos enloquecen al público. La salida de Estela Reynolds (ojo, que Esteso la chupó un pezón) parecía que podía suponer el principio del fin de la serie. Nada más lejos de la realidad, el comienzo de la quinta temporada ha sido simplemente genial. La incorporación de nuevos personajes ( maravillosa veterana Amparo Valle) y la vuelta de Araceli convertida en lesbiana, promete mucha diversión para esta temporada. Cierto que Gemma Cuervo, Beatriz Carvajal (ahora en Los Misterios de Laura) y Antonia San Juan son grandes pérdidas, pero en series corales y más con unos guiones y un reparto tan fantásticos, el mal es menor.

Frente a frente tiene a Doctor Mateo, que no pasa su mejor momento en términos de audiencia. La serie me ha vuelto a enganchar sinceramente, tras una temporada “flojita”. Aquí también hay bajas, pero el nuevo policía y el cura seductor prometen dar mucha guerra. Las tramas parece que pintan bien y el trabajo de otro elenco notabilísimo hará las delicias de los espectadores. Ha perdido algo de la “magia” inicial, pero después de tantos capítulos es normal. Solo espero que haya hueco para las dos series esta temporada y que el espectador no se quede huérfano de buenas comedias en nuestra televisión. Por cierto, pinta muy bien el estreno de LOS QUIEN en Antena 3 frente a frente con la entretenida y divertida Los Misterios de Laura (Qué grande María Pujalte).