Los premios MÁX polémicos

Siempre he creído en el respeto hacia las manifestaciones artísticas, no entiendo las críticas simplemente plagadas de adjetivos despectivos. Vaya por delante que yo tampoco comparto para nada la concepción artística de la gala de los Max de este año, pero las reacciones creo que han sido excesivas en su tono. La verdad es que es complicado concentrar en una gala la excelencia artística de un sector y más ahora en que la diversidad de propuestas ha diversificado aún más el mundo de las artes escénicas. Por eso lo de que la gala no representa al sector, pues sinceramente, ocurre muy a menudo. Entrando en harina, reitero que desde luego no me fascinó precisamente la gala a nivel global. Creo que fue un fallo de concepción, sin duda. Lo que no voy a dudar es de la buena fe del equipo liderado por Mariano de Paco. Desde mi butaca en el Circo Price sentí en un principio cierto desconcierto. Demasiado clavo por aquí, demasiado ruido, que no chillidos como han dicho algunos que han pecado precisamente de lo que acusaban al MC, de excesivos… en sus críticas. Quizás sea por haber visto ya unos cuantos conciertos de Jimmy Barnatán, pero me pareció que tuvo hasta momentos disfrutones la gala. Ha sido sin duda el año en el que más se está hablando del Maestro de Ceremonias y eso, para bien y para mal, pone el foco de atención en el mundo de las artes escénicas, que falta nos hace… Barnatán mutó en una suerte de enérgico Javier Gurruchaga y se dejó la piel sobre el escenario y eso es indiscutible. Ahora bien, en lo que sí estoy de acuerdo con las críticas- en las que repito estoy parcialmente de acuerdo en lo que dicen y no en cómo lo expresan- es que los finalistas, por mucho que se les presentase como estrellas entrando en el ring del Price al principio de la gala, pasaron a segundo plano y eso es un error de concepción. Primó demasiado el ‘choú’, de eso no tengo ninguna duda. Hubo un momento que sí se ganó la ovación del respetable, el In Memoriam en que el MC, más mesurado en las formas y al piano, introdujo a la VOZ de la gala, Lola Dorado, un momento mágico, el gran acierto de la gala, sin lugar a dudas. Otro aspecto curioso fue la presencia continua de la futura Academia de las Artes Escénicas a través de algunos de sus fundadores, ¿Se fundirán las dos galas el año que viene para ahorrar costes o servirá para aunar esfuerzos para que todo el sector haga piña con esta parece que necesaria Academia? Ahí lo dejo. Polémicas aparte, ha sido el año del tándem Peris Mencheta-Diego Botto. Una pena, eso sí, no ver recompensado el trabajo de la inconmensurable Kiti Mánver en Las heridas del viento y la sospechosa nula presencia de uno de lo montajes de la temporada, Misántropo… Parece que para el año que viene habrá que aprender de los errores y buscar las “Rosas”- no se pierdan los discursos del siempre lúcido Juan Diego Botto en la web de RTVE, donde se puede disfrutar de la gala al completo. Todos merecemos rosas, todos merecemos historias que nos sigan emocionando y eso el TEATRO, en sus múltiples formas seguirá haciéndolo. ARRIBA EL TELÓN.

max

Anuncios

El cabaret más transgresor se cuela en los Max

El próximo lunes 26 de mayo, el Teatro Circo Price se vestirá de gala para acoger la XVII edición de los Premios Max, que este año pretende ser una celebración del propio ritual escénico, cuando el público entra a la sala y se encuentra con esas historias que le hacen reírse, emocionarse. En definitiva… Sentir que se es parte de una emoción compartida. Si hacemos un repaso por los nominados corroboraremos el buen momento creativo de Sergio Peris Mencheta y Juan Diego Botto que con Un trozo invisible de este mundo tienen todas las papeletas, con permiso del resto de nominados, de llevarse ‘el gato al agua’ este año. Están nominados en categorías como mejor espectáculo de teatro, mejor dirección de escena, mejor autoría revelación… En el campo interpretativo destaca quizás la categoría de mejor intérprete femenina en la que se verán las caras dos grandes de nuestra escena: Julieta Serrano y Kiti Mánver, que comparten ‘pódium’ de las tres mejores actrices del año con Emma Vilarasau. Parece que, y me uno al clamor popular, Mánver se podría llevar el reconocimiento por su trabajo emocionalmente milimétrico en la deliciosa Las heridas del viento, que aprovecho para decir que debería tener más presencia en estas nominaciones, ahí lo dejo… Otros nombres que no faltarán en la cita escénica del Price serán Ron Lalá, que tras su periplo londinense podrían llevarse el premio al mejor espectáculo de teatro musical con su ronlalera versión del Quijote, Carles Alfaro, Paco Azorín y Rodolf Sirera entre otros… El Premio Max Aficionado 2014 ha sido otorgado por unanimidad a la Confederación de Teatro Amateur  ESCENAMATEUR. El comité ha destacado “su labor de apoyo, impulso y fomento del teatro aficionado en todo el territorio español y por su difusión de la creación española contemporánea y de autor”. Tendrá también premio asegurado el Teatro Central de Sevilla, Premio Max a la Contribución de las Artes Escénicas 2014, que ha sido otorgado por unanimidad  “por su magnífica programación de artes escénicas contemporáneas bajo la dirección artística de Manuel Llanes”. El Max de Honor será para la maestra y bailarina María de Ávila por ser una figura clave en la historia de la danza. El comité decidió a comienzos de este año, antes del fallecimiento de la artista, la concesión del galardón. Su hija, Lola de Ávila, recibirá el galardón el próximo 26 de mayo dentro de la ceremonia de entrega de la XVII edición de los Premios Max de las Artes Escénicas. 

MAX

Si hablamos de la gala las señas de identidad serán las de un cabaret trasgresor y contemporáneo donde “habrá pinchos de metal como metáfora de la lucha por la supervivencia, la mejora y la excelencia del arte” como comenta su director, Mariano de Paco. Un espectáculo en el que los artistas tomarán las riendas capitaneados por un maestro de ceremonias de lujo, Jimmy Barnatán, que ha mostrado su entusiasmo por la gala en las redes sociales. Un año más, DESDE MI BUTACA os contará todos los detalles de una gala que se podrá ver a través de LA 2 y del Canal Internacional de TVE a partir de las 21h el lunes 26 de mayo. 

Actor, cantante, escritor y este año MC de los Max.
Actor, cantante, escritor y este año MC de los Max.

Una temporada DESDE MI BUTACA en 20 flashes: Los Max entre cajas (Inédito)

Carlos Hipólito y Asunción Balaguer muy cariñosos en su reencuentro tras "Follies".
Carlos Hipólito y Asunción Balaguer muy cariñosos en su reencuentro tras “Follies”.
Carlos Hipólito, a punto de estrenar "El Crédito", es ya por méritos propios uno de nuestros actores más premiados y queridos.
Carlos Hipólito, a punto de estrenar “El Crédito”, es ya por méritos propios uno de nuestros actores más premiados y queridos.
La naturalidad de una GRANDE de la escena, Asunción Balaguer.
Su "En la luna" puso a Alfredo Sanzol en la primera línea de la escena española.
Su “En la luna” puso a Alfredo Sanzol en la primera línea de la escena española.

 

Los cántabros Escena Miriñaque, Max revelación.
Los cántabros Escena Miriñaque, Max revelación.
Un 'victorioso' Mario Gas antes de hacer suyo a Julio César.
Un ‘victorioso’ Mario Gas antes de hacer suyo a Julio César.
Juan Mayorga concedió unos minutos en exclusiva a DESDE MI BUTACA.
Juan Mayorga concedió unos minutos en exclusiva a DESDE MI BUTACA.

Extra: Entrevista a Juan Mayorga en la Noche de los Max.

Bezerra y Sanzol, dos intensas voces de nuestra escena

Nota previa: Entrevista inédita realizada en el verano de 2012 en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander 

Por favor, apaguen sus teléfonos móviles, el espectáculo va a comenzar. Se levanta el telón de este encuentro entre dos buenos exponentes de la dramaturgia española actual: Paco Bezerra y Alfredo Sanzol. El ring de sus teléfonos suena constantemente y ellos se disculpan una y otra vez. Están de alumnos en el curso de Wajdi Mouawad en la U.I.M.P, un dramaturgo que sin pretenderlo se ha convertido en una especie de gurú de la escena. “Lo que más me gusta del trabajo de Wajdi Mouawad es que se implica en todos los estados del proceso”. Paco Bezerra, que ha tenido esta temporada sus dos primeros estrenos en Madrid, está entusiasmado con el trabajo con el creador de Incendios. Para Sanzol, la clave de su teatro es que “Quiere dar voz a aquellos que no pueden hablar”.

En La Luna ha llevado a Alfredo Sanzol a su consagración como dramaturgo. Un montaje que ha supuesto un trabajo de más de un año en el que “me he introducido en la zona de los primeros recuerdos y los sueños”. Ha sido reciente Premio Ceres al mejor autor en Mérida: “Es un honor que te premie un festival así con un jurado tan importante”. Bezerra reconoce la hazaña de su compañero: “Tiene mérito que te premien con comedia y encima con sketches, que es algo muy denostado dramaturgicamente hablando. Tiene un gran valor lo que ha conseguido Alfredo”.

Para Bezerra esta ha sido su temporada: “No había estrenado nunca y por fin he conseguido estrenar en Madrid dos de mis obras”. La Escuela de la Desobediencia y Grooming han puesto en el mapa teatral a este autor. “El mejor regalo ha sido poder trabajar con alguien como José Luis Gómez”. El fundador del Teatro de la Abadía se implicó activamente en Grooming– algo así como ‘ciberacoso’.

                  La Magdalena me inspira muerte y destrucción”

Dicen que el teatro es una lucha de contrarios y Paco Bezerra quiere romper con el ‘idílico’ paraje de la Magdalena con una historia sombría llena de fantasmas y muertes truculentas. Para Sanzol, todo este paraje “es muy teatral”. Admite que le inspira mucho encontrarse con personajes como Fernando Sabater en este mágico enclave.

Alfredo Sanzol, Miguel del Arco, Juan Carlos Rubio, Paco Bezerra… Solo nos vienen unos pocos nombres a la cabeza cuando pensamos en dramaturgos españoles contemporáneos. Es necesario que la voz de los autores españoles esté presente. El problema es que no se apuesta por ellos en los grandes teatros públicos. Los programadores se justifican diciendo que “vende más un Shakespeare”, pero deberían tener más peso nuestros autores. “En los países de nuestro entorno han entendido la importancia de tener una voz propia” comenta Sanzol con cierta indignación.

Lo más grande de una función como Grooming es que te atrapa de tal forma que se queda en tus recuerdos”. Alfredo Sanzol ha encontrado en el teatro de Bezerra algo que le atrae mucho: “Es capaz de identificarse con cualquier tipo de personaje y eso es muy grande”. Paco admite que “tengo mucho en común con su obra, pero precisamente en montajes que no se han estrenado”.Así,  Bezerra destaca de Sanzol que hace “una comedia que sobrecoge, no es nada banal”.

IMG_0493
Sanzol junto a sus actores y José Luis Gómez en la presentación de “Grooming”

El humor es una de las señas de identidad del teatro de Sanzol: “Necesito valerme de la comedia, pero nunca busco la risa, mi intención es contar una historia”. Bezerra tiene mucho humor ácido en su vida real, pero en su teatro aún no lo ha explotado en exceso: “La escuela de la desobediencia es mi primera comedia como tal”. Un género que difícilmente tocará Paco Bezerra es el musical: “Preferiría hacer una revista que es más nuestro”. Sanzol se muestra más abierto a la idea: “Llevo tiempo intentando fraguar una idea que me sirva para hacer un musical”.

             Con China en el horizonte

El rostro de los dramaturgos torna en sorpresa cuando descubren sus proyectos. Los dos tienen a la cultura china como nexo de unión entre sus nuevas creaciones. Bezerra prepara El Rescate del Dragón, “La historia de una china a la que tocan a la puerta sus vecinos españoles después de 15 años en que no la han pedido ni sal”. Sanzol estrena Aventura con las T de Teatre para el Teatre Lliure: “Seis socios que reciben la oferta de compra de su empresa por una empresa china. Al final lo que venden es a una de las socias”. Tras una intensa gira, llegará a los Teatros del Canal en primavera de 2014. Mientras el último trabajo de Paco en La Casa de la Portera, Ahora empiezan las vacaciones, ha regresado el microespacio escénico madrileño, Sanzol ha tenido en cartel dos versiones. La importancia de Llamarse Ernesto y Esperando a Godot, dos montajes en han sido todo “un viaje con dos amigos a los que escucho y con los que disfruto. Dos comedias a las que les une un humor “lleno de trascendencia y fuerza”. Sin darse ninguna importancia, admite estar contento con sus manzanitas del lunes, pero “me hubiese encantado el reconocimiento también para todos mis actores”.

DSCF3625
Sanzol con uno de sus Premios Max el pasado lunes

El teatro MAX vivo y crítico que nunca…

 Érase una vez una crisis económica que fortalecía las ganas de la gente de ver pura verdad al desnudo. En tiempos de incertidumbre económica, el público está deseando que le engañen sabiendo que la engañan. Curiosamente, es en escena donde más verdad percibe el público. Un público que abarrota los teatros, pero que, curiosamente, no se traduce en solvencia económica para los compañías.

La razón es sencilla: los ayuntamientos no pagan, como recordó el triunfador de la noche de los Premios Max, Miguel Del Arco. Sería penoso que espectáculos tan maravillosos como LA FUNCIÓN POR HACER no pudiesen seguir su rumbo por no poder cubrir los gastos.

Esta noche es una noche de júbilo para el teatro por el éxito de espectadores, pero esperemos que los ayuntamientos no se olviden que las compañías tienen que ganarse las habichuelas.

La gala, dirigida por el fantástico autor y director Juan Carlos Rubio, se enmarca en una especie de ensayo general “comandado” por el fantástico Ángel Ruiz, que lleva demostrando años su solvencia en galas como los de los Max o los Premios Buero, que tuve la suerte de presenciar en el Teatro Alcázar de Madrid hace unos años.  Carmen Conesa a ritmo de Mamá Quiero Ser Artista acompañó a Pou en los primeros premios a entregar. A ellos les seguirían personajes del mundillo como el delicioso Carlos Hipólito ,con una genial imitación del desaparecido Luis Escobar, Natalia Millán,Fernando Tejero o Antonio Gala  que recibió uno de los mayores aplausos de la noche para elogiar a Córdoba. Toni Cantó llego casi al final.Tejero se atrevió con El Mercader de Venecia en el que le acompañó Natalia Millán, que hace poquito hacia la obra en el teatro. Entra en escena el galán Toni Cantó, pero se queda con Tejero a ritmo de La Vida es Puro Teatro.

La crítica a la SGAE y a la ministra no brillaron precisamente por su ausencia. Los triunfadores Kamikaze Producciones levantaron la voz para quejarse de Arteria, el poderoso “imperio cultural” que están construyendo los de la SGAE. Se referían al nulo apoyo a productoras y autores españoles. La cara de poquer se le puso a la ministra cuando la mejor figurinista, Elisa Sanz , levantó su voz para decir que más que hacer nuevas leyes de propiedad intelectual, había que reformar las actuales e incluir profesiones “de autor” como la de los figurinistas.

El éxito de LA FUNCIÓN POR HACER, siendo en esto totalmente justo, es del todo merecido. Es uno de esos montajes “distintos” que acercan el teatro al espectador con una energía que es pura verdad. Un reparto en el que nadie es más que nadie por estar todos perfectos. Todos y cada uno merecerían su Max. Carlos Hipólito y Vicky Peña, actores por lo que siento un gran aprecio tanto en el ámbito profesional como personal, se llevaron muy merecidamente el premio al mejor actor y actriz respectivamente.  Cuando Hipólito clamó “Se lo dedico a todos los que se hayan alegrado por este premio”. Yo, desde luego me encuentro entre los amantes del teatro que piensan que cada vez que Hipólito o Peña pisan un escenario es todo un acontecimiento.

La gala “televisada” por La 2 fue entretenida y dinámica, algo poco habitual en este tipo de galas. Números musicales y mucho teatro fueron los protagonistas.El mejor y más emotivo momento fue para Ángel Ruiz que conmovió al recordar a los fallecidos con Si Tú No Estás Aquí.

La pega va para  la pública, a los que se les ocurrió la gracieta de cortar para emitir LA BONOLOTO y publi electoral, sin comentarios…

Nos vemos en el mejor sitio del mundo para encontrarse: EL TEATRO

                                           LOS GANADORES

Premio Max de Honor: José Monleón

Mejor director de escena: Miguel del Arco por ‘La función por hacer’

Mejor director musical: Joan Miquel Pérez por Pegados

Mejor empresario o productor privado de Artes Escénas: Kamikaze Producciones por ‘La función por hacer’

Mejor espectáculo revelación: ‘Doville’, de Rayuela Produccions Teatrales de Castilla y León

Premio Max de Nuevas Tendencias: Certamen Coreográfico de Madrid

Mejor escenografía: Andrea D’Odorico por ‘Glengarry Glen Ross’

Mejor diseño de iluminación: Juanjo Llorens por ‘La función por hacer’

Mejor figurinista: Elisa Sanz por ‘Nubes’

Premio Max de la crítica: Festival Don Quijote de París

Mejor actriz de reparto: Manuela Paso por ‘La función por hacer’

Mejor actor de reparto: Raúl Prieto por ‘La función por hacer’

Mejor actriz protagonista: Vicky Peña por ‘Marburg’

Mejor actor protagonista: Carlos Hipólito por ‘Glengarry Glen Ross’

Mejor intérprete femenina de danza: Sol Picó

Mejor intérprete masculino de danza: Israel Galván

Mejor espectáculo infantil: ‘Nubes’, de Aracaladanza

Mejor espectáculo de teatro musical: ‘Pegados’, de The Kaktus Music Corporation

Mejor espectáculo de danza: ‘Wonderland’, de Víctor Ullate

Mejor espectáculo de teatro: ‘La función por hacer’, de Kamikaze Producciones

Mejor coreografía: Sol Picó por ‘El Ball’

Premio Max Iberoamericano: Festival del Sur / Encuentro Teatral Tres Continentes

Mejor adaptación de obra teatral: Miguel del Arco y Aitor Tejada por ‘La función por hacer’, basada en ‘Seis personajes en busca de autor’, de Pirandello

Mejor autor teatral en catalán o valenciano: Alfredo Sanzol por ‘Delicadas’

Mejor autor teatral en gallego: Quico Cadaval por ‘Shakespeare para ignorantes’

Mejor autor teatral en euskera: Agurtzane Intxaurraga y Arantxa Iturbe por ‘Aitarekin Bidain’

Mejor autor teatral en castellano: Francisco Nieva por ‘Tórtolas, crepúsculo y telón’

Mejor composición musical para espectáculos escénicos: Carles Santos y Ara Malikian por ‘La lucha libre vuelve al Price’